El norte del Perú ‘hierve’ con la ola de calor: sensación térmica llegaría a los 42 grados, según Senamhi

El servicio adjudicado al Ministerio del Ambiente informó que se espera que en la próxima semana las temperaturas incrementen debido al ingreso de vientos cálidos

Compartir
Compartir articulo
Senamhi señaló que se espera que la sensación de calor en el norte peruano alcance temperaturas de hasta 42 grados | Foto composición: Infobae Perú
Senamhi señaló que se espera que la sensación de calor en el norte peruano alcance temperaturas de hasta 42 grados | Foto composición: Infobae Perú

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) informó que en la próxima semana la ola de calor en el norte del país alcanzará temperaturas superiores a los 40 grados. Las regiones que se verán más afectadas son Tumbes y Piura.

En diálogo con la Agencia Andina, el ingeniero David Garay, especialista en meteorología del Senamhi señaló que desde el próximo 05 de febrero habría un mayor ingreso de vientos cálidos que provienen del norte, lo cual causaría un aumento en la temperatura de estas regiones.

“Podríamos esperar valores entre uno o dos grados por encima de lo que ya estamos teniendo en cuenta que los valores alcanzados están por los 37 o 38 grados”, mencionó al no descartar que se llegue a bordear los 40 grados y que la sensación de calor puede ser dos o tres grados más alta, variando según la humedad y los vientos.

El experto señaló que la situación actual de la temperatura, que afecta al norte, centro y sur de la costa del país, se debe a una combinación de múltiples factores. Entre ellos, la influencia de la estación de la estación de verano, que naturalmente aumenta las temperaturas, junto con el Niño Costero, que aunque está debilitándose hacia una fase neutra, ha incrementado la temperatura del mar en al menos un grado.

- Andina
- Andina

También hizo referencia al impacto del Fenómeno El Niño en el Pacífico central, que eleva la temperatura del mar, afectando así a las localidades costeras. Añadió que la falta del anticiclón del sur, que anteriormente aportaba vientos fríos, y la presencia de vientos cálidos del norte son otros factores contribuyentes.

Subrayó que estos elementos son clave en el aumento de las temperaturas y en la intensificación de los rayos ultravioletas, debido a la mayor claridad del cielo provocada por la escasez de nubes, lo que resulta en una mayor radiación directa sobre las personas.

Mapa de calor de Senamhi que muestra clima de Perú

El viernes 24 de enero, el Senamhi emitió una alerta meteorológica significativa que muestra la gravedad de la situación climatológica que se vive en varias regiones del país, principalmente en la selva y parte de la costa peruana donde se han reportado una ola de calor.

A través de un mapa de calor difundido en redes sociales, el servicio adjudicado al Ministerio del Ambiente mostró la amplia extensión de las altas temperaturas que afectan al territorio peruano.

La semana pasada, en la región de la Selva, un sol intenso provocó condiciones extremadamente calurosas. De acuerdo al Senamhi, se han observado temperaturas máximas que superan los 38°C, particularmente en la parte norte y central de la selva, según muestra la siguiente imagen.

Nuestro país presentó esta semana temperaturas extremas de calor. (Foto: Senamhi)
Nuestro país presentó esta semana temperaturas extremas de calor. (Foto: Senamhi)

Además, el aumento en los niveles de radiación ultravioleta (UV) ha llegado a ser preocupante, haciendo que el periodo del mediodía represente un grave riesgo para la salud.

La Costa también se ha visto afectada, con ciudades como Lima, Áncash e Ica registrando temperaturas diurnas entre 28°C y 36°C, valores por encima de lo habitual para la temporada. En Piura, las temperaturas han bordeado los 40°C en los últimos días de enero, lo cual ha dificultado las actividades diarias.

Además, la Sierra ha experimentado un aumento en la temperatura, alcanzando máximas de hasta 28°C en la sierra sur. Este incremento térmico, junto con baja nubosidad y vientos de hasta 33 km/h, ha generado condiciones desfavorables para la población.

El Senamhi también ha alertado sobre la posibilidad de chubascos y vientos de hasta 40 km/h, lo que aumenta el riesgo de incendios y desastres naturales.