Gobierno de Dina Boluarte retira a su embajador en Honduras por declaraciones de Xiomara Castro en la CELAC

La mandataria hondureña había desconocido a su homóloga peruana durante la cumbre realizada en Argentina. La relación entre ambos países se mantendrá mediante el encargado de negocios.

Compartir
Compartir articulo
Las presidentas Dina Boluarte (Perú) y Xiomara Castro (Honduras).
Las presidentas Dina Boluarte (Perú) y Xiomara Castro (Honduras).

El Gobierno de Dina Boluarte decidió retirar de manera definitiva a Jorge Alejandro Raffo Carbajal como embajador extraordinario y plenipotenciario del Perú en Honduras. La resolución suprema Nº 019-2023 salió publicada en el diario oficial El Peruano y lleva las firmas de la presidenta de la República y la canciller Ana Cecilia Gervasi.

En el documento se indica que a partir de hoy las cartas credenciales y los plenos poderes correspondientes quedan sin efecto para el embajador Raffo. De igual modo, se le da las gracias por los importantes servicios prestados a la Nación fuera del territorio nacional desde el 4 de noviembre del 2021 cuando fue nombrado por la administración del expresidente Pedro Castillo.

Luego, la Cancillería explicó la decisión del Ejecutivo en sus redes sociales oficiales.

“El Gobierno ha retirado definitivamente al Embajador del Perú en Honduras en respuesta a la inaceptable injerencia en asuntos internos de la Presidenta Xiomara Castro en su intervención en la CELAC desconociendo al Gobierno constitucional de la Presidenta Dina Boluarte”, escribió.

Pese al retiro del embajador peruano, Torre Tagle informó que la relación entre ambos países será a partir de ahora, y e indefinidamente, mediante el encargado de negocios.

“Como consecuencia de la posición adoptada por Honduras, las relaciones bilaterales con dicho país se mantendrán, de manera indefinida, a nivel de encargados de negocios”, cierra el breve comunicado.

¿Qué dijo Xiomara Castro?

Durante su presentación en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), realizada en Argentina, la presidenta hondureña Xiomara Castro enfatizó que la región atraviesa una crisis y señaló que “la derecha no descansa” porque mantiene una “agresión permanente” contra los pueblos de la región.

“Solo unidos podemos blindarnos de los ataques feroces del neofascismo, que pretende imponer los intereses egoístas de las grandes potencias económicas a nuestros pueblos”, expresó.

Luego, Castro continúo con que “la derecha no descansa. Cínicamente hablan de desarrollo y planifican golpes de Estado. A través de su maquinaria mediática, el boicot económico y la persecución política, el ‘lawfare’, mantienen una agresión permanente contra nuestros pueblos”.

En otra parte de su discurso, felicitó a Luiz Inácio Lula da Silva y Gustavo Petro por sus triunfos en Brasil y Colombia, así como mostró su solidaridad con la vicepresidenta Cristina Fernández por el intento de magnicidio.

Casi al finalizar, la mandataria de Honduras condenó el “golpe de Estado” en Perú y mostró su “solidaridad” con Pedro Castillo, a quien consideró el presidente “legítimo, electo” de ese país. Además, solicitó su inmediata libertad debido a que cumple 18 meses de prisión preventiva.

Llama a consulta

De otro lado, el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció este miércoles que ha decidido llamar a consulta a los embajadores de Perú en Argentina, Bolivia, Colombia y México, debido a la “intromisión en los asuntos internos por parte de las más altas autoridades de los aludidos países”.

Según el pronunciamiento publicado esta tarde, las “declaraciones cuestionan la sucesión presidencial realizada en estricto apego a la Constitución del Perú y no se condicen con los tradicionales lazos de amistad, cooperación y respeto mutuo que unen a nuestros países”.

La cartera, presidida por Ana Cecilia Gervasi, agrega que “seguirá dando muestra de su amplia voluntad para profundizar el diálogo, siempre en el marco del respeto mutuo y de la plena vigencia del derecho internacional”.

“En el Perú existe pleno respeto a los derechos humanos, al debido proceso y a la separación de poderes, y se garantiza el acceso de todos nuestros ciudadanos a una justicia independiente”, concluye la misiva.