Ascenso de la juventud de La Matanza, de la mano de García

“El éxodo de la esclavitud a la libertad no es un camino abstracto. Para que nuestra Cuaresma sea también concreta, el primer paso es querer ver la realidad”, dice el Papa Francisco

Compartir
Compartir articulo
Monseñor Eduardo Horacio García
Monseñor Eduardo Horacio García

“Jehová levantó a Moisés para que llevara a cabo una misión divina que incluía no sólo liberar físicamente a Israel sino también enseñarles cómo ser liberados espiritualmente. Su ministerio se extendió más allá de los límites de su propia vida terrenal” (Éxodo, A.T. 3,4)

“Cuando en la zarza ardiente el Señor atrajo a Moisés y le habló, se reveló inmediatamente como un Dios que ve y sobre todo escucha: Yo he visto la opresión de mi pueblo, que está en Egipto, y he oído los gritos de dolor, provocados por sus capataces. Sí, conozco muy bien sus sufrimientos. Por eso he bajado a librarlo del poder de los egipcios y a hacerlo subir, desde aquel país, a una tierra fértil y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel” (Ex 3,7-8).

El obispo de San Justo y Pastor, La Matanza

Dice el pastor de San Justo que trabaja de cura y porta el birrete rojo con que la Iglesia premia a los mas diestros para conducir el rebaño. El mismo del que fue portador -con grandes lagunas mediante - aquel otro gran prelado que vivía entre la histórica casa del obispado de San Justo, los centros de jubilados, el club de Huracán y el barro de las calles bajas, de los asentamientos, de los barrios obreros y también las casas de las familias más antiguas del pueblo, Rodolfo Bufano. De un talento enorme, carismático, alegre, de sonrisa franca, promovió vocaciones de curas que dieron su vida prestando el servicio como el caso de nuestro amigo el Padre Bachi de Villa Palito; Bufano tuvo su “vía crucis”, sacrificio incluido, nunca aclarado. Lo mataron, dijeron en los barrios pobres. Poco después de ser ungido Papa, Bergoglio le encargó a Monseñor Eduardo Horacio García suceder al ya legendario Padre Rodolfo Bufano.

“Semana santa, no a la buena de Dios sino a la mala de los hombres”

“Las noticias duran un día, dice García, pero las realidades permanecen. La inseguridad y la muerte bailan una danza macabra en nuestros barrios. Para esta fecha el año pasado era noticia el asesinato del colectivero. Inauguramos el año con las noticias de la masacre en tosquera, el fusilamiento en San Petersburgo de varios jóvenes, el reparto de armas como regalo de reyes. Inseguridad, corrupción, narcotráfico y robo express conforman la realidad cotidiana, conviviendo con escenas que estrujan la mirada y el alma como pibitos de ocho años consumiendo pasta base al borde de la avenida Crovara”, dice García.

Balaceras de Semana Santa en la Tablada y en Villa Palito

Y prosigue: “La Semana Santa no podía estar al margen de esta situación. La procesión de Ramos en los monoblocks de la Tablada debió ser abortada por un tiroteo a plena luz del día durante la mañana. Anoche, el Vía Crucis en Villa Palito organizado por adolescentes se vio interrumpido por una persecución de policías a delincuentes a pocos metros del lugar donde estaba reunida la comunidad”.

Padre Bachi
Padre Bachi

El pueblo, que en el Viernes Santo de Jesús gritaba “crucifícalo”, hoy clama “¡hasta cuándo!”

“¡Hasta cuándo!”

“En Villa Palito y en el Barrio San José de Villegas, desde hace más de 20 y 7 años respectivamente, la comunidad acompañada con el Estado ha abierto escuelas, clubes, hogares , orquestas, pero sigue siendo el lugar en donde se desangra “la Matanza”, dice el obispo y agrega: “Parece que por mucho que se haga nunca es suficiente, porque los “Herodes” de hoy multiplican la apuesta con más droga, armas y reclutamiento de más soldaditos a bajo costo cuando la situación económica apremia. Porque, a esta realidad que viene de lejos, la falta de recursos de este momento la ha hecho recrudecer”.

La disyuntiva es: alianza del Estado y la Comunidad contra el narcotráfico o un Estado que es funcional al poder del narcotráfico contra la Comunidad

“En barrios donde el Estado está entregando escrituras y construyendo viviendas no se puede terminar con este flagelo que va desintegrando el tejido social de nuestros barrios. Puerta de Hierro es un ejemplo del fracaso y complicidad de los distintos niveles políticos y judiciales. La pelea que se da en nuestros barrios es Estado y comunidad que se organiza o Narcotráfico. Cuando hay ausencia del Estado que ayuda a crear posibilidades unido a la Comunidad que las lleva a delante, crecen el narcotráfico y las armas.”

Y con el permiso de Monseñor decimos nosotros que así será hasta que el Pueblo no se equivoque. “¡Jóvenes -dice el Papa -será hasta “que se decidan por los grandes ideales!”

Este cronista público y lucho durante décadas la verdad de la realidad de la esclavitud actual, no importa si perdió o ganó, se jugó por “los grandes ideales”, luchó mal porque luchó solo. Denunció que el narcotráfico penetra a los políticos financiando organizaciones y campañas, políticos que son luego los que ejercen los poderes del Estado, siendo que, el Poder Ejecutivo organiza y manda a la Policía y propone a los Magistrados, que son las autoridades del Poder Judicial el Estado en lugar de perseguir y sancionar a los narcos se transforma en un instrumento de ellos, que destrozan el tejido social y el espíritu del Pueblo, del mismo Pueblo que eligió a “esos políticos”. Pregunten al Intendente o al Secretario de Salud Pública cuántos menores han muerto en La Matanza o de otros distritos del conurbano, durante el último año como consecuencia del consumo de paco o cocaína y no sabrán que responder. No lo saben, ni lo quieren saber. Tienen la decisión “política” de que no existan registros de eso.

La alianza del Estado y la comunidad debe tener una estrategia de acciones integrales y sostenidas en el tiempo

“Las acciones esporádicas no alcanzan. Cuando se revienta un bunker; aparecen cinco nuevos con más fuerza y protección. Cuando se desarma una banda, el aprendizaje del robo se diseminó por muchos otros lugares.

“No se trata de una decisión de seguridad que se limite solamente a agregar más efectivos policiales, se necesita una decisión política abarcativa fuerte y sostenida en el tiempo donde las acciones no se dilaten por una burocracia social, policial y judicial empastada.”(el resaltado en latinas nos pertenecen)

“La comunidad sufre un nuevo calvario con nuevos Herodes que buscan su propio interés, unidos a nuevos Pilatos que miran para un costado y se lavan las manos.” .(el resaltado en latinas nos pertenecen).

La violencia no se supera con más violencia

Dice el obispo: “Sigue estando la gran pregunta: ¿Hasta cuándo? Si no hay respuestas que abran horizontes corremos el riesgo que la comunidad, que las familias de todos aquellos que buscan una vida buena y digna decidan hacer justicia por sus propias manos, y que el cansancio de los buenos lleve a una guerra entre hermanos, una guerra entre pobres.”

“Las comunidades buscan levantarse, tiran para adelante, se hacen cargo de sus enfermos, mujeres solas, ancianos en situación de calle, chicos y adolescentes con problemas de salud mental, se organizan para curar y cuidar a miles de jóvenes que se desangran por la droga necesitan que, aquellos a los que les corresponde se hagan cargo como el Cireneo o al menos no pongan palos en la rueda a los que quieren seguir trabajando por un futuro distinto.”

“La esperanza de la Pascua nos anima a seguir andando, poniendo luz y buscando caminos.” (Comunicado Obispado de San Justo, 24/03/2024 Mons. E.H.Garcia)

Invitación del Papa a la conversión y a la reconversión

“A los que han perdido la fe en Dios, que abandonaron el camino de la Iglesia, a los que siempre fueron ateos, a los dirigentes políticos que son cómplices de las mafias, a los apestados por el consumo de cocaína, en este tiempo, a los contaminados por la corrupción, el Papa los invita a la conversión o a la reconversión, a un profundo examen y a intensificar la ayuda a los pobres. La acción que privilegia el “bien común”. Como lo lleva dicho el Santo Padre y lo hemos dicho en nuestras notas, se puede ser coherente con los preceptos cristianos y dedicarse a la actividad política sin hipocresía, ni corrupción, ni connivencias con el demonio. Dice el Papa Francisco.

La vocación por la acción política

Dijo el Santo Padre a los jóvenes: “Se necesitan dirigentes políticos que vivan con pasión su servicio a los pueblos, que vibren con las fibras íntimas de su ethos y cultura, solidarios con sus sufrimientos y esperanzas; políticos que antepongan el bien común a sus intereses privados, que no se dejen amedrentar por los grandes poderes financieros y mediáticos, que sean competentes y pacientes ante problemas complejos, que estén abiertos a escuchar y aprender en el diálogo democrático, que combinen la búsqueda de la justicia con la misericordia y la reconciliación”

Hay que saber decir “No”, dice Francisco

Cuando Bergoglio nos dice que “hay que ponerse la Patria al hombro” y nos indica el camino de la unidad y la reconciliación, también afirma que

hay que saber dónde están los no. En el programa del papado expresado en la exhortación “Evangelii Gaudium” (Alegría del Evangelio) plantea la negatividad y los límites como un punto de partida y condición para detener el flujo infinito y arrasador del discurso del capital.

No a una economía de la exclusión;

No a la nueva idolatría del dinero;

No a un dinero que gobierna en lugar de servir;

No a la inequidad que genera violencia.

“No es posible morirse de hambre en la Patria bendita del pan” -Papa Francisco