Messi el Conquistador

Los Messi no optaron por Miami para estar tranquilos y que Leo no tuviera tantas fatigas y esfuerzos desde la ruptura con el Barça y la estulticia de los franceses. Leo está para plantar la lanza del fútbol en los Estados Unidos con fuerza y un click emocional que pueda alcanzar a muchos

Compartir
Compartir articulo
El festejo de Messi tras el gol de la victoria (Mandatory Credit: Major League Soccer via USA TODAY Sports)
El festejo de Messi tras el gol de la victoria (Mandatory Credit: Major League Soccer via USA TODAY Sports)

Ya en Miami con el Inter de la franquicia manejada por Beckham, en alguna proporción asociado con el poderoso empresario Jorge Más, - quizás el 10%- empezó a jugar allí con un tiro libre majestuoso y agónico para el triunfo sobre la hora, con tal serenidad y arte que produjo una bomba emocional y estética no solo para entendidos. Venus y Serena Williams, por ejemplo, gritaron y gozaron con el genial Lionel Messi.

Con un salario que se anota entre los cinco deportistas más ricos en la historia de los Estados Unidos, multiplica los contratos con empresas auspiciantes que ligan a Messi, sin contar con las preferencias norteamericanas como el básquet, el béisbol, el hockey sobre hielo y el boxeo. Lo que supone que la llegada de Leo no solo significa un estupendo arreglo para él con la visión estratégica de su padre Jorge, sino también la fuerza que puede abrir la puerta al juego de masas en Estados Unidos y la llave para conseguir la transformación del soccer en fútbol, una fuerza invencible que integra con claridad y elemento imprescindible la política general del mundo.

El caso de Arabia Saudita, con estrellas como Cristiano Ronaldo y entrenadores de fama y eficiencia como Ramón Díaz y algunos otros, ha puesto ese rumbo al tiempo que firmó o pactó con Messi como embajador de la monarquía para ejercer influencia favorable en un planeta en estado de conmoción. Las transformaciones debidas a los beneficios y temores de la inteligencia artificial, las guerras en muchos puntos y todo el tiempo, la pulseada entre LGTB y alguna letra por ahí y la posición creciente contra las oscilaciones de género incluidas la estremecedora de los cambios sexuales en la infancia con anuencia de mayores- padres-, con cirugías y hormonas, ancla entre ellos la decisión y el enorme paquete de dinero para implantar el fútbol y su poder. Los norteamericanos tienen un seleccionado y compiten en mundiales, con equipos emanados de la universidades, donde el fútbol prendió, y , por razones que se desmenuzarán con pensadores veloces, el femenino, las jugadoras: son las mejores, y algunas de gran calidad firman por un buen montón de dólares. Veremos cómo le irá al seleccionado femenino criollo en el mundial respectivo, donde se anotan talentos importantes con mucha clase.

Lionel Messi marcó de tiro libre en la victoria de Inter Miami (Mandatory Credit: Nathan Ray Seebeck-USA TODAY Sports TPX IMAGES OF THE DAY)
Lionel Messi marcó de tiro libre en la victoria de Inter Miami (Mandatory Credit: Nathan Ray Seebeck-USA TODAY Sports TPX IMAGES OF THE DAY)

Te puede interesar: Lionel Messi se convirtió en el atleta mejor pago en todo el deporte de los Estados Unidos: los detalles y a quiénes dejó atrás

Alguna vez hemos recordado por los tratos de la memoria “Para entender a los Estados Unidos”, del periodista, filósofo, economista Guy Sorman. En torno a los deportes, Sorman escribe que el pueblo norteamericano – aún, pienso, con las modificaciones que han obrado las distintas migraciones legales o no- rechaza la posibilidad del empate. Alguien tiene que ganar y, desde luego, perder. Con mucha probabilidad un elemento decisivo a la hora de emprender la implantación futbolera allá, con iniciativa en su momento del Cosmos armado por Henry Kissinger, me tienta poner al mellado “nadie menos”, y tal vez la dificultad de mover el proyecto hacia delante, con Pelé aún radiante y todo.

La oportunidad se renueva con Jorge Mas, nacido en Miami y empresario diverso en emprendimientos diversificados que lo convierten en uno de los hispanos con mayor fortuna. Presidente de la Fundación Cubano American- es decir con injerencia y actividad constante como enemigo de la dictadura cubana -, llegó a Miami su padre en los albores del castrismo cuando los que escapaban del régimen fueran llamados “gusanos”. Era la Cuba poética y cantada como una nueva era que Sartre, García Márquez- nunca se alejó de la amistad de Fidel-, Vargas Llosa para luego denunciar qué ocurría y ocurre. La gran ilusión de las barbas, los discursos de tres horas, el apoyo y abandono de la URSS, la amargura de quienes confiaban en una realidad de corazones encendidos. Mi caso, ya que me encuentro cerca.

Canosa padre hizo de todo: vendedor de zapatos, repartidor de leche. Estibador mientras reunía fondos contra el gobierno cubano. Pasado un tiempo consiguió un puesto de importancia menor pero en un caleidoscopio financiero gordo. Con un préstamo de 50.000 dólares, se asoció. Un gran patrimonio empezaba.

Un grupo de aficionados muestra una bandera con las imágenes de los argentinos Diego Maradona y Lionel Messi antes del partido del Inter de Miami ante Cruz Azul (AP Foto/Rebecca Blackwell)
Un grupo de aficionados muestra una bandera con las imágenes de los argentinos Diego Maradona y Lionel Messi antes del partido del Inter de Miami ante Cruz Azul (AP Foto/Rebecca Blackwell)

Te puede interesar: La semana de Lionel Messi en fotos

Ahora, con Messi en el equipo –más tiene intereses también en el Botafogo de Brasil- , las cosas serán diferentes. Los Messi no optaron por Miami para estar tranquilos y que Leo no tuviera tantas fatigas y esfuerzos desde la ruptura con el Barça y la estulticia de los franceses. Leo está para plantar la lanza del fútbol en los Estados Unidos con fuerza y un click emocional que pueda alcanzar a muchos. A un tiempo negocio, juego político, y metamorfosis social, la figura de Messi funciona como lo que es: uno de los hombres más poderosos del mundo capaz de alcanzar a jefes de estado, jeques de la arena y el petróleo, la delicia de los intelectuales, el imbatible encanto de su personalidad. Puede agregarse al pasar como transmisor genético en su propia familia: los chicos juegan con una destreza natural asombrosa. Es un datito alegre y merece observarse. Que no quede a un lado la divina Antonela. El poder es tremendo: no hay nadie en la Tierra que no conozca a Messi el Conquistador.

Seguir leyendo: