Milani: la verdad frente a todo intento de impunidad

Presidente Honorario Museo del Holocausto / Presidente del Consejo Argentino Para el Desarrollo y los Derechos Humanos
Ex jefe del Ejército durante el kirchnerismo y actual recluso por crímenes de lesa humanidad, César Milani (Foto: DYN)
Ex jefe del Ejército durante el kirchnerismo y actual recluso por crímenes de lesa humanidad, César Milani (Foto: DYN)

Llegó la hora de que la Justicia hable en La Rioja. Desde mañana, el ex jefe del Ejército durante el Gobierno de Cristina Kirchner, César Milani, tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados en el comienzo del juicio por el secuestro y las torturas que sufrieron Pedro Olivera y su hijo, Ramón, en 1977. En aquel entonces, el ex general era subteniente del Batallón 141 ubicado en esa provincia.

El secuestro y los tormentos que sufrieron Olivera y su hijo ya habían sido denunciados por la Conadep. Desde aquellos años, las sospechas de sus autores tenían nombres propios. Sin embargo, nada impidió que Milani fuera ungido como jefe del Ejército por la administración anterior y tampoco que recibiera el caluroso abrazo de organismos de derechos humanos que lo postularon como un defensor de los valores de la gesta nacional y popular. Esos sectores son los que se atrevieron a dudar de la continuidad de los juicios. Fueron los mismos que vociferaron una presunta connivencia del Gobierno actual para borrar la historia, detener las causas y garantizar la impunidad. En la Argentina de las paradojas, no hay más insólita que fotografiarse con Milani y adjudicarse la defensa de los derechos humanos.

El presidente Mauricio Macri sostuvo desde el comienzo de su gestión que la política de Memoria, Verdad y Justicia está garantizada y no tiene vuelta atrás, tal cual fue ratificado por el Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos. Pese a los agravios y los prejuicios de una oposición mezquina que quiso apropiarse de los derechos humanos cuando ejercía el poder y sostener su tutela para toda la eternidad, además de poner en la vereda de enfrente a cualquiera que pensara distinto, la Secretaría de Derechos Humanos es querellante en más de doscientos causas por delitos de lesa humanidad y en 2017 se batió el récord de sentencias judiciales en ese orden.

No solamente derribamos muchos mitos, sino que seguimos avanzando para que se haga justicia después de tantos años. Este juicio que comienza será el prólogo de otro que se inicia el 16 de septiembre. A partir de ese día, Milani también deberá responder en Tucumán por la desaparición del soldado Alberto Ledo. Frente al silencio y el desamparo que sufrió su familia, decidimos acompañarla desde un primer momento y trabajar en la querella correspondiente. Nos satisface saber que el trabajo que hizo la Secretaría para que este crimen no quede impune haya llegado hasta esta instancia final.

La historia pondrá en el lugar que deben ocupar a los que miraron para otro lado. Para nosotros no hay crímenes de lesa humanidad que no merezcan ser purgados.

Hemos dejado atrás una etapa en la que la afinidad ideológica era el argumento perfecto para la complicidad. Estos dos nuevos juicios serán otra oportunidad para acercar la verdad a nuestros tiempos y evidenciar a los que jugaron con el pasado combinados con la mentira y el engaño.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos