Rotura del tímpano (perforación del tímpano): cuáles son sus síntomas, causas y tratamiento

Para tratar un padecimiento hay que conocer sus causas, síntomas y hasta el estado de salud del paciente

Compartir
Compartir articulo
Muchas enfermedades no presentan signos o estos aparecen cuando ya es demasiado tarde, lo mejor es acudir al médico constantemente (Infobae/Jovani Pérez)
Muchas enfermedades no presentan signos o estos aparecen cuando ya es demasiado tarde, lo mejor es acudir al médico constantemente (Infobae/Jovani Pérez)

Una ruptura del tímpano (perforación de la membrana timpánica) es un agujero o desgarro en el tejido fino que separa el conducto auditivo del oído medio (tímpano).

Una ruptura del tímpano puede provocar pérdida auditiva. También puede hacer que tu oído medio sea vulnerable a infecciones.

Una ruptura del tímpano por lo general se cura en pocas semanas sin tratamiento. Sin embargo, a veces requiere un parche o una reparación quirúrgica para sanar.

Síntomas

Los signos y los síntomas de la ruptura del tímpano pueden incluir lo siguiente:

Dolor de oído que puede disminuir rápidamente

Secreción mucosa con pus o con sangre que sale del oído

Pérdida auditiva

Zumbido de oídos ("tinnitus")

Sensación de que todo gira (vértigo)

Náuseas o vómitos que pueden resultar del vértigo

Cuándo consultar al médico

Llama a tu proveedor de atención médica si tienes signos o síntomas de una ruptura del tímpano. El oído medio y el oído interno están formados por estructuras delicadas que son sensibles a lesiones o enfermedades. Es importante tratar de conocer la causa de los síntomas del oído y determinar si se ha producido una ruptura del tímpano.

Diagnóstico

Tu proveedor de atención médica o un especialista en otorrinolaringología (oído, nariz y garganta) a menudo pueden determinar si tienes una ruptura del tímpano (perforación) mediante una inspección visual con un instrumento con luz (otoscopio o microscopio).

Tu proveedor de atención médica puede realizar u ordenar exámenes adicionales para determinar la causa de los síntomas del oído o para detectar la presencia de cualquier grado de pérdida auditiva. Estas pruebas incluyen las siguientes:

Análisis de laboratorio. Si hay secreción del oído, el proveedor de atención médica puede solicitar un examen de laboratorio o un cultivo para detectar una infección bacteriana del oído medio.

Prueba de audición con diapasón. Los diapasones son instrumentos metálicos de dos puntas que producen sonidos cuando se tocan. Las pruebas sencillas con diapasones pueden ayudar a tu proveedor de atención médica a detectar la pérdida auditiva. Una prueba de audición con diapasón también puede revelar si la causa de la pérdida auditiva es un daño a las partes vibratorias del oído medio (incluido el tímpano), daño a los sensores o nervios del oído interno, o daño a ambos.

Timpanometría. Un timpanómetro utiliza un dispositivo que se inserta en el conducto auditivo y que mide la respuesta del tímpano a cambios leves en la presión del aire. Ciertos patrones de respuesta pueden indicar una perforación del tímpano.

Examen de audiología. Esta es una serie de pruebas que miden lo bien que escuchas los sonidos en diferentes volúmenes y tonos. Las pruebas se realizan en una cabina insonorizada.

 Cada enfermedad tiene una o varias formas de diagnosticarla para así detectarla y luego combatirla (UNAM)
Cada enfermedad tiene una o varias formas de diagnosticarla para así detectarla y luego combatirla (UNAM)

Tratamiento

La mayoría de las rupturas de tímpanos (perforaciones) sanan sin tratamiento en algunas semanas. Es posible que el proveedor de atención médica recete gotas antibióticas si hay evidencia de infección. Si el desgarro o la perforación en el tímpano no sanan por sí solos, es probable que el tratamiento incluya procedimientos para cerrarlos. Estos pueden incluir los siguientes:

Parche en el tímpano. Si el desgarro o la perforación en el tímpano no se cierran por sí solos, un especialista en nariz, garganta y oídos (otorrinolaringólogo) puede sellarlo con un parche de papel (o con un parche hecho de otro material). En este procedimiento, que se hace en el consultorio, el médico especialista en nariz, garganta y oídos puede aplicar una sustancia química en los bordes del desgarro para estimular la cicatrización y luego aplicar un parche sobre el orificio. Es posible que sea necesario repetir el procedimiento más de una vez antes de que se cierre el orificio.

Cirugía. Si con el parche el orificio no se cierra como corresponde o si el especialista en nariz, garganta y oídos determina que no es probable que el desgarro sane con un parche, este especialista podría recomendar una cirugía. El procedimiento quirúrgico más común se llama timpanoplastia. El cirujano injerta un parche de tu propio tejido para cerrar el orificio en el tímpano. Este procedimiento se realiza de forma ambulatoria. En un procedimiento ambulatorio, puedes irte a casa el mismo día, a menos que las características de la anestesia requieran una hospitalización más prolongada.