El dólar se impone ante el peso mexicano en la apertura de este este 27 de junio

Este es el comportamiento de la divisa estadounidense durante los primeros minutos de la jornada

El dólar estadounidense se cotiza a la apertura a 19,88 pesos mexicanos en promedio, lo cual supuso del 0,06% frente al dato de la jornada anterior, cuando cerró con 19,90 pesos mexicanos en promedio.

Teniendo en cuenta los últimos siete días, el dólar estadounidense marca una disminución del 1,26%, de modo que desde hace un año aún acumula una bajada del 1,01%. Comparando este dato con el de días pasados, invierte el resultado de la jornada previa, donde acabó con un incremento del 0,78%, demostrando que es incapaz de establecer una tendencia en las últimas fechas. En la última semana la volatilidad presenta un balance visiblemente inferior a la volatilidad que muestran los datos del último año, así que su cotización está presentando menos cambios de lo normal en los últimos días.

En la foto anual, el dólar estadounidense ha llegado a pagarse en un máximo de 21,36 pesos mexicanos en promedio, mientras que su nivel más bajo ha sido 19,53 pesos mexicanos en promedio.

El panorama del peso mexicano

El peso mexicano es la moneda de curso legal de México y se trata de la primera moneda en el mundo que usó el signo de $, mismo que más tarde fue retomado por Estados Unidos para el dólar.

El peso mexicano es la decimoquinta moneda más negociada en el mundo, la primera más negociada en América Latina y la tercera a nivel continente sólo detrás del dólar estadounidense y el canadiense.

Actualmente se usa la abreviación MXN para hablar sobre el peso mexicano, pero antes de 1993 se usaban las siglas MXP.

Las monedas que normalmente se usan en México tienen forma semicircular y tienen el escudo nacional al reverso. Un peso mexicano equivale a 100 centavos. Existen monedas de 1, 5, 10 y 20 pesos; mientras que en billetes hay de 20, 50, 100, 200, 500 y 1,000 pesos.

Un peso golpeado

Actualmente el peso mexicano ha visto golpeada su firmeza tras la llegada de la pandemia de SARS-CoV-2 al mundo, así como otros hechos que la han marcado como procesos electorales tanto nacional como de Estados Unidos, uno de los principales socios comerciales de México.

La incontrolable inflación, también a raíz del COVID-19, que mantiene en vilo a la política monetaria, también ha dejado al peso entre la incertidumbre ante un dólar casi siempre fortalecido.

Durante el 2021, el peso mexicano cerró con una depreciación de 2.72% frente al dólar, aunque se mantuvo estable en gran medida a los flujos comerciales y, en especial, a las exportaciones hacia Estados Unidos.

De acuerdo con las previsiones del Banco de México (Banxico), para este 2022 se espera que el peso mexicano tenga un alza y llegue a las 21.34 unidades por dólar.

México declaró una cuarentena el 23 de marzo del 2020 ante la pandemia de COVID-19 y mantuvo solo abiertas las actividades esenciales, lo que significó un duro impacto a la economía que no ha logrado recuperarse del todo.

La economía de México, la segunda más grande de América Latina después de Brasil, creció 5% en 2021, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Te recomendamos:

TE PUEDE INTERESAR