El verano esta en su máximo esplendor, los días son mas largos, la energía se renueva y la naturaleza sabia nos ofrece los productos necesarios para mantener nuestro cuerpo y mente en equilibrio.

Es el caso de la sandía, ese rojo pasión que nos vuelve locos en verano.

Y si la naturaleza nos la ofrece tiene un porque, ya que la sandía es una de las frutas con más contenido de agua: casi un 93%. De esta manera tiene beneficios refrescantes e hidratantes, uno de los puntos principales al querer cuidarnos en esta época del año.

El resto esta compuesta por hidratos de carbono, pero no se asusten, solo tiene 20 calorías cada 100 gramos y además contiene gran cantidad de nutrientes como la vitamina A, importante para nuestra piel y las mucosas que junto con la Luteína (pigmento ocular) protegen nuestra visión de los rayos solares.

Es rica en minerales y con una moderada cantidad de potasio, lo que la hace apta para las personas con insuficiencia renal.

Posee licopeno (aun más que el tomate): esta sustancia es responsable de su color rojo, pero no solo eso, es un carotenoide y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y de algunos tipos de cáncer como el de estómago, páncreas, esófago y próstata.

Por su contenido de L-citrulina es buena para el corazón y los músculos. Lo que la hace perfecta de consumir en estados de cansancio o luego del ejercicio físico y para la hipertensión. Un dato: esta se encuentra sobre todo en la parte blanca de la corteza de la sandia, así que a consumirla toda.

Es perfecta para los niños, los bebes la pueden consumir a partir de los 6 mese, siempre y cuando sea introducida sola y sin exagerar, ya que es alta en azúcares!

Para los que siguen la medicina Ayurveda, calma a Pita Dosha que suele estar aumentado en verano, ayudándolo a reequilibrarlo.

Lo bueno es que es fácil de conservar y dura bastante tiempo: a una temperatura de 15 * C puede durar hasta 2 semanas

Te regalo la receta de mi jugo favorito para que la disfrutes e hidrates

300 gr de Sandia

Un puñado de albahaca

1 cucharadita de jengibre fresco rallado

1 gotas de limón.

Agua a elección

Estabas dudando en comprarla porque pensabas que era solo azúcar y agua. ¡No! Te repito, la naturaleza es sabia Si esta ahí es porque nuestro cuerpo la necesita.

Dra. Viviana Battan, médico matrícula 133505

Medicina Ayurveda. Nutrición Familiar.

Health and beauty coach. @vivibattan @convivi_bene

Fotos: @susanmariani