Este es el fruto seco que tiene más proteína que un huevo y que es una excelente botana saludable

Este alimento es un gran aliado si quieres mejorar tu salud considerablemente

Compartir
Compartir articulo
Este alimento de origen vegetal es tu aliado para ser más fuerte (Imagen Ilustrativa Infobae).
Este alimento de origen vegetal es tu aliado para ser más fuerte (Imagen Ilustrativa Infobae).

Una de las claves para tener una vida saludable es, sin duda, la alimentación balanceada. Aunque el ejercicio es vital para mejorar nuestra salud, el comer bien es el camino para que toda la actividad física que llevemos a cabo tenga un sentido.

Es bien sabido que una de los principales objetivos de las personas que se ejercitan, ya sea a través del deporte o de hacer ejercicios de pesas en un gimnasio, es ganar masa muscular, volverse más fuertes y, por lo tanto, tener una apariencia física mucho más estética.

Y es que cansarse en un gimnasio no es la única forma en la que los seres humanos podemos hacer crecer nuestros músculos, pues la ingesta alta de alimentos ricos en proteínas es necesaria para complementar el trabajo físico. Si no hay una buena alimentación, las horas gastadas en el gimnasio no tendrán tantos resultados.

Por eso es conveniente que, si estás en una etapa de crecimiento muscular, sepas que necesitas comer alimentos cuyo nutriente principal sea la proteína. Platillos así hay muchos y se pueden preparar con muchas cosas: desde huevo, pollo, salmón, carnes rojas.... la comida que tiene más proteína es sin duda de origen animal.

No obstante, si lo que quieres es volverte más musculoso o musculosa y quieres variar un poco en los platillos que te preparas, eres vegano o simplemente lo tuyo no es la carne, debes saber que también hay alimentos de origen vegetal que son excelentes para añadir a tu dieta, como algunos frutos secos que tienen altos niveles de proteína.

Las almendras son tus aliadas si quieres crecer

Estas son las bondades de las almendras

(Pexels)
Estas son las bondades de las almendras (Pexels)

Uno de los frutos secos más deliciosos y preferidos por los entusiastas del gimnasio son sin duda las almendras. Ese alimento tiene demasiadas ventajas por encima de otros y es bastante nutritivo. Tan sólo 100 gramos de almendras tiene un aproximado de 21 gramos de proteína, y eso es mucho más que lo que tiene un huevo hervido: 13 gramos.

Prepararte un omelette hará que uses más de un huevo, por supuesto, pero las almendras van a ser tus aliadas entre comidas. No dudes en meter este gran alimento a tu dieta diaria y come sin miedo unas cuantas almendras en lo que esperas a tu siguiente comida fuerte del día.

Nutricionalmente, las almendras son ricas en grasas saludables, principalmente ácidos grasos monoinsaturados, que contribuyen a mantener la salud cardiovascular. Aportan aproximadamente 579 calorías por cada 100 gramos, haciéndolas un snack energético y nutritivo.

Las almendras también destacan por su contenido de vitamina E, un potente antioxidante que ayuda a proteger las células contra el daño oxidativo. Contienen minerales importantes como magnesio, calcio, hierro y zinc, cruciales para la salud ósea, la función inmune y el metabolismo.

Las almendras te darán las ganancias musculares que necesitas (Imagen ilustrativa Infobae)
Las almendras te darán las ganancias musculares que necesitas (Imagen ilustrativa Infobae)

Arma inteligentemente tu plan nutrimental y podrás disfrutar de esta deliciosa botana sin miedo. Recuerda que siempre debes de ir con un nutriólogo profesional para que arme una dieta personalizada y tus ganancias en el gimnasio sean mucho más efectivas.

Si llevas una alimentación balanceada basada en ciencia y además haces ejercicio todos los días, no solamente serás mucho más atractivo o atractiva para las personas, sino que también mejorarás tu salud considerablemente.

Recuerda que una vida no sedentaria te vuelve menos propenso a padecer graves enfermedades que hoy son preocupantes para la salud pública de nuestro país, como la obesidad, los padecimientos cardiovasculares y, por supuesto, la diabetes tipo 2.