Qué son los edulcorantes y porqué su consumo frecuente puede generar enfermedades crónicas

Es importante destacar que la ingesta excesiva de edulcorantes artificiales podría estar relacionada con un aumento en el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas

Compartir
Compartir articulo
Edulcorantes- Foto: Archivo infobae
Edulcorantes- Foto: Archivo infobae

Los edulcorantes son sustancias que se utilizan para dar sabor dulce a los alimentos y bebidas sin agregar calorías o con un aporte calórico mucho menor en comparación con el azúcar convencional. Se dividen en dos grandes categorías: naturales y artificiales.

Entre los edulcorantes naturales más conocidos se encuentran la stevia y el xilitol. Los artificiales incluyen aspartamo, sacarina, sucralosa y acesulfamo K.

bebidas energéticas foto: freepik
bebidas energéticas foto: freepik

Aunque los edulcorantes permiten disfrutar de sabores dulces sin el aporte calórico del azúcar, su seguridad y efectos sobre la salud han sido objeto de debate. Los estudios han mostrado resultados mixtos, y mientras algunas investigaciones sugieren posibles vínculos con enfermedades crónicas, cáncer, trastornos metabólicos y alteraciones en la microbiota intestinal, otras estudios han demostrado su seguridad cuando se consumen dentro de los límites recomendados por las autoridades sanitarias.

Es importante destacar que la ingesta excesiva de edulcorantes artificiales podría estar relacionada con un aumento en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, obesidad, hipertensión y enfermedades cardíacas. También se ha sugerido que el consumo excesivo de estos productos puede alterar las señales de hambre y saciedad, llevando a un mayor consumo calórico y, por tanto, al aumento de peso.

¿Tomar refresco sin azúcar es una alternativa? 
Credito: (Foto: Cortesía UNAM)
¿Tomar refresco sin azúcar es una alternativa? Credito: (Foto: Cortesía UNAM)

Las autoridades de salud, incluidas la Organización Mundial de la Salud y la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, han establecido límites diarios de ingesta segura para estos edulcorantes. Se recomienda a los consumidores leer las etiquetas de los productos y estar conscientes de su consumo diario de edulcorantes para evitar exceder estos límites.

En conclusión, mientras los edulcorantes pueden ser una herramienta útil para la gestión del peso y el control de enfermedades como la diabetes, es esencial consumirlos con moderación y estar informado sobre sus potenciales efectos secundarios y limitaciones.

Prueba de azúcar. EFE/EPA/JAGADEESH NV
Prueba de azúcar. EFE/EPA/JAGADEESH NV

La relación entre el consumo de edulcorantes y el desarrollo de enfermedades es compleja y ha sido objeto de numerosas investigaciones. Aquí se presenta una síntesis de las principales preocupaciones relacionadas con la salud y el consumo de edulcorantes:

  1. Trastornos Metabólicos: Algunos estudios sugieren que el consumo excesivo de edulcorantes artificiales podría estar asociado con el desarrollo de trastornos metabólicos, incluyendo la obesidad y la diabetes tipo 2. La hipótesis es que los edulcorantes podrían alterar la forma en que el cuerpo procesa el azúcar, aunque los mecanismos específicos aún son objeto de investigación.
  2. Salud Intestinal: Existe preocupación sobre el impacto de los edulcorantes en la microbiota intestinal. Investigaciones indican que algunos edulcorantes pueden alterar el equilibrio de las bacterias intestinales, lo que podría tener consecuencias negativas para la salud general, incluyendo la inflamación y el aumento en la permeabilidad intestinal.
  3. Riesgo Cardiovascular: Aunque los edulcorantes se promocionan como una alternativa para reducir la ingesta de azúcar y controlar el peso, algunos estudios observacionales han sugerido que su consumo elevado podría estar vinculado a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, como hipertensión y enfermedades del corazón. Sin embargo, se necesita más investigación para establecer relaciones causales claras.
  4. Riesgo de Cáncer: Como se mencionó anteriormente, la investigación sobre los edulcorantes y su relación con el cáncer ha producido resultados mixtos. Aunque la mayoría de los estudios en humanos no han encontrado evidencia clara de un vínculo con el cáncer, continúa el debate científico y se requieren más estudios a largo plazo para monitorear posibles efectos.
  5. Efectos Psicológicos y de Comportamiento Alimentario: Algunas investigaciones sugieren que el consumo de edulcorantes podría alterar las señales de hambre y saciedad, potencialmente conduciendo a un aumento en la ingesta calórica en otros alimentos. Además, puede haber un efecto psicológico por el cual las personas se sienten justificadas para consumir alimentos más calóricos o menos saludables debido al ahorro calórico percibido de los edulcorantes.
hipertensión. (Foto: Andina)
hipertensión. (Foto: Andina)

Es fundamental reconocer que los efectos de los edulcorantes pueden variar entre individuos, y que muchos de los estudios disponibles tienen limitaciones en términos de diseño y aplicabilidad. Las autoridades de salud recomiendan moderación en el consumo de edulcorantes y sugieren centrarse en una dieta equilibrada y nutritiva como la mejor estrategia para promover la salud a largo plazo.