Conoce qué son los “tacos de tepezcuintle”, el delicioso y extraño alimento de los mexicanos

Este platillo es conocido por ser rico pero extravagante

Compartir
Compartir articulo

(Imagen Ilustrativa Infobae)
(Imagen Ilustrativa Infobae)

México es un país conocido mundialmente por su deliciosa gastronomía. La cocina nacional es considerada como una de las más importantes de todo el planeta, al grado de ser patrimonio cultural de la humanidad. Y es que los sabores mexicanos representan la riqueza natural de la nación.

Entre los platillos más deliciosos que tenemos los mexicanos para presumir se encuentran, por supuestos, todos los derivados del maíz, uno de los ingredientes más icónicos y que además está relacionado directamente con nuestro pasado prehispánico.

Quesadillas, huaraches, enchiladas, gorditas, pozole, moles, sopes, tlacoyos, tlayudas y, por supuesto, los tradicionales tacos, que puedes rellenar con casi de todo; la comida mexicana es diversa y deliciosa. También México resalta por sus platillos “exóticos”, que para personas de otras partes del mundo pueden resultar extraños. Aquí te contamos todo sobre el tepezcuintle, un roedor que se come en el país y, por supuesto, también se puede servir dentro de una tortilla.

Así es el tepezcuintle y cómo se prepara

El tepezcuintle, también conocido científicamente como Cuniculus paca, es un roedor grande nativo de América Latina. Se extiende desde México en el norte hasta Paraguay y el noreste de Argentina en el sur, habitando en una variedad de entornos que incluyen selvas tropicales, bosques húmedos y áreas cerca de cuerpos de agua como ríos y lagos.

El tepezcuintle es un roedor de origen mexicano  (Grosby)
El tepezcuintle es un roedor de origen mexicano (Grosby)

Las características físicas del tepezcuintle incluyen un cuerpo robusto, patas cortas y fuertes, y una cabeza grande. Su pelaje es denso y oscuro, con marcas blancas o amarillentas que varían en patrón dependiendo del individuo. Aunque no está en peligro de extinción, su población ha disminuido debido a la destrucción del hábitat y la caza, ya que su carne es considerada un manjar en algunas regiones.

Los esfuerzos de conservación para el tepezcuintle incluyen la protección de su hábitat natural y regulaciones en la caza. Se ha recomendado su cría en cautiverio como una medida para preservar la especie y al mismo tiempo satisfacer la demanda de su carne, evitando así la presión sobre las poblaciones silvestres.

Hay muchas formas de preparar el tepezcuinte, pero una de las más populares es al “mojo de ajo”. El animal se cuece con sal, ajo y cebolla para después marinarse con limón y vinagre. Tras este procedimiento, el roedor se tiene fríe de forma lenta y se come con sal y, claro, tortillas.

El tepezcuintle es la prueba de la variedad de fauna con la que cuenta nuestro país, además de la rica oferta gastronómica.

Este animal, a menudo confundido con un roedor similar, la agutí, juega un papel importante en los ecosistemas locales, ya que es un dispersor de semillas y contribuye así al mantenimiento de la biodiversidad. Se alimenta principalmente de frutas, hojas, flores, y en ocasiones de pequeños invertebrados, lo cual influye en la germinación y dispersión de las semillas de las plantas que consume.

Otros alimentos exóticos de México

Comida mexicana, representación artística al estilo de Estudio Ghibli - (Imagen Ilustrativa Infobae).
Comida mexicana, representación artística al estilo de Estudio Ghibli - (Imagen Ilustrativa Infobae).
  • Escamoles: Conocidos como la “caviar mexicano”, los escamoles son larvas de hormiga recolectadas de las raíces del maguey. Tienen una textura suave y un sabor ligeramente mantecoso. Son típicos de la gastronomía de ciertas regiones de México y se pueden consumir en tacos o solos, sazonados con un poco de picante.
  • Huitlacoche: También llamado “cuitlacoche”, es un hongo que crece en las mazorcas de maíz. Aunque en muchos lugares se considera una plaga, en México es apreciado por su sabor único, a veces descrito como una mezcla entre maíz dulce y hongos. Se utiliza como relleno para quesadillas, sopas y otros platillos.
  • Chinicuiles: Son las larvas del gusano rojo del maguey, típicos de la región de Oaxaca. Se consumen principalmente asados o tostados y son conocidos por su sabor intenso. A menudo se sirven en tacos o como botana, acompañados de guacamole o salsas picantes.
  • Chapulines: Los saltamontes asados son un aperitivo popular en el sur de México, especialmente en Oaxaca. Son ricos en proteínas y se sazonan típicamente con limón, ajo y sal de chile. Los chapulines se pueden encontrar en mercados locales y son comúnmente consumidos como snack o como complemento en platillos.