La ternura se apodera del yoga: un trío de lechones, los invitados especiales de una clase en Massachusetts

La práctica demostró ser un éxito entre los practicantes de yoga, pues las reservaciones en línea se agotan a las pocas horas

Guardar

Nuevo

Los cerdos fueron los protagonistas de una clase de yoga en el centro de Massachusetts. (AP Photo)
Los cerdos fueron los protagonistas de una clase de yoga en el centro de Massachusetts. (AP Photo)

Una localidad del centro de Massachusetts, Estados Unidos, fue testigo de una peculiar clase de yoga protagonizada por Wilbur, Charlotte y Bluey, un grupo de cerdos que se paseaban entre los yoguis, según reportó la agencia de noticias Associated Press (AP).

Durante la sesión, los practicantes pudieron disfrutar de fluir con el yoga al mismo tiempo que eran acompañados por tres lechones que corrían, saltaban y se morían por interactuar con las personas.

La práctica demostró ser un éxito entre los yoguis, pues las reservaciones en línea casi siempre se agotan a las pocas horas, sin embargo, no está exenta de críticas de personas que se muestran preocupadas por el bienestar de los seres sintientes.

Una empleada de una organización para la prevención de la crueldad contra los animales local, dijo en entrevista para AP que los animales que prosperen al estar rodeados de personas y socializando con ellas podrían verse beneficiadas.

Wilbur, Charlotte y Bluey, los cerdos de la felicidad

La creadora dijo que esta iniciativa tiene un gran éxito entre las personas.
La creadora dijo que esta iniciativa tiene un gran éxito entre las personas.

Los asistentes se deleitaron con la presencia de los lechones que saltaban, paseaban y trataban de imitar algunas posturas de los practicantes de yoga.

Stacey Delbridge, dentista jubilada de New Hampshire que hizo un viaje de dos horas para asistir a la sesión de yoga, dijo en entrevista para AP que lo mejor de esta actividad fueron los lechones y “lo lindos que son”.

Admitió que eran animales muy divertidos. “Cuando estabas llegando a un punto en el que necesitabas un descanso, un gran visitante vino a verte y pudiste dejar de ejercitarte sin parecer un desertor. Son adorables”, dijo Delbridge.

Ashley Bousquet, propietaria de Beyond Yoga & Wellness, es la mente maestra detrás de la dinámica y comentó que le enseña yoga a los lechones y admitió que su idea tiene tal éxito que las inscripciones en línea tienden a agotarse en unas cuantas horas.

Según reportó AP, Bousquet comienza todas las clases indicando a los participantes que no deben preocuparse por los animales y no interrumpir sus flujos para interactuar con los lechones provenientes de la granja de un amigo suyo.

“Durante la clase tienes lechones que hacen travesuras y corren hacia ti, sobre de ti o que quieren abrazarte. Es super lindo”, añadió Bousquet.

Amy Finkel es una de las participantes que acudió a las sesiones de yoga con lechones acompañada de sus dos hijas, quienes no pararon de tomar fotografías. Para ella, el mejor momento de la reunión fue verlos tan alegres y felices, mientras que el punto más bajo fue cuando terminó “porque todo parecía ir muy rápido”

¿El yoga afecta a los cerdos?

En Tokio, un café tiene como principal atractivo la convivencia con cerdos, remarcando así su amigable carácter. (AP Foto/Eugene Hoshiko)
En Tokio, un café tiene como principal atractivo la convivencia con cerdos, remarcando así su amigable carácter. (AP Foto/Eugene Hoshiko)

Ante el reclamo sobre el estrés que pudiera provocar la interacción constante con humanos a los lechones, la agencia de noticias se dio a la tarea de conversar con Rebecca Purchase, empleada de la Massachusetts Society for the Prevention of Cruelty to Animals-Angell.

“¿Es el yoga estresante para los animales que se unen? Puede serlo si no es el animal adecuado”, señaló Purchase, quien dijo que aquellos seres sintientes que “prosperan” al estar rodeados de personas y socializando con ellas, la interacción puede representar un “absoluto beneficio”.

Finkel agregó que el yoga con animales le ayudó a concentrarse. “Estoy realmente concentrada en lo que sucede actualmente a mi alrededor. Y creo que hoy en día eso es muy difícil de hacer”, comentó.

Delbridge por otro lado, indicó que únicamente quería sentarse con los lechones. “Pude saltarme el yoga y quedarme con los animales”, contó.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias