Sophia, la gata anciana que le enseñó a su dueña el verdadero significado del amor felino

La mascota cumplirá 10 años el próximo mes y le ayudó a su dueña, quien no había tenido gatos nunca, a entender que estos felinos no son huraños ni poco afectuosos como la mayoría de gente piensa

Guardar

Nuevo

Sophia llegó a su nuevo hogar después de que sus antiguos dueños la entregaran a un refugio animal. (Instagram/toph.theloaf)
Sophia llegó a su nuevo hogar después de que sus antiguos dueños la entregaran a un refugio animal. (Instagram/toph.theloaf)

Sophia, también conocida en redes sociales como “Toph the Loaf”, es una gata calicó anciana que terminó en un refugio luego de que sus antiguos dueños la entregaran por no poder llevársela durante una mudanza, según creencias de Helen, su nueva propietaria.

La mujer jamás tuvo gatos, por lo que cada día aprende cosas nuevas de la especie y descubre que la mayoría de las cosas que sabía estaban basadas en mitos, como que son animales huraños y poco afectuosos, siendo que cada uno de ellos tiene su propia personalidad.

En su nuevo hogar, Sophia se convirtió en un punto de apoyo importante para su dueña, quien admitió que siempre que se siente triste o “decaída”, la gata siempre se acercará para reconfortarla sentándose en su pecho.

Comprender a los gatos

Helen descubrió que Sophia corría a consolarla cuando se sentía mal.
Helen descubrió que Sophia corría a consolarla cuando se sentía mal.

Helen contó en entrevista para el canal de YouTube Geo Beats Animals que Sophia vivía en un hogar diferente desde que tenía 3 meses de edad, sin embargo, fue entregada a un refugio local una semana antes de que ella la adoptara.

La mujer cree que la felina terminó en un albergue porque su familia anterior se mudó y no pudo llevársela. “Lo que realmente cerró el trato para mí fue que es una gata anciana, las mascotas de edad avanzada no son tomadas en cuenta la mayoría de las veces y creo que son quienes merecen una segunda oportunidad”, señaló.

Su esposo fue quien vio a Sophia entre todos los animales del refugio, por lo que generó un vínculo especial casi de inmediato con la mascota. Esta situación le hizo creer a Helen que no podrían ser tan buenas amigas, pero pronto se dio cuenta de que estaba equivocada, pues la gata se llevó muy bien con los dos.

“Creo que su adopción estaba destinada a ocurrir porque justo el día en que la recibimos era el cumpleaños de mi primer cachorra: una beagle que tuve durante 17 años y que ya no se encuentra con nosotros. Su día de nacimiento coincide con la fecha en que llegó Sophia”, admitió Helen.

Al ser el primer gato que la pareja adopta, su dueña dijo estar aprendiendo constantemente, ya que estos animales son completamente diferentes a los perros, con quienes sí había tenido experiencia anteriormente.

“Sophia es un gato muy dulce, bastante gentil. Notamos a través de una cámara que una vez que salimos de nuestro hogar durante un día completo, ella lloraba por nosotros, siento que se volvió muy cercana a nosotros”, dijo Helen.

El verdadero amor felino

Gracias al amor de Sophia, su dueña entendió que los gatos son más amorosos de lo que creía.
Gracias al amor de Sophia, su dueña entendió que los gatos son más amorosos de lo que creía.

Su dueña relató que cuando llegó al nuevo hogar, le encantaba estar todo el tiempo debajo de la cama, pero que ahora, sin importar lo que haga, ella la seguirá o a su esposo y en la noche se subirá a la cama con ellos para dormir.

“Una cosa que noté sobre Sophia es que siempre que me siento triste o estoy a punto de llorar, ella vendrá hacia mí y me reconfortará”, dijo Helen, quien admitió que al no tener conocimiento previo sobre gatos, creía que eran animales poco afectuosos. Con el tiempo, la mujer aprendió que cada gato tiene su propia personalidad.

De igual manera, la mujer descubrió un patrón, pues contó que siempre que se siente “decaída”, su gata se sentará en su pecho y comenzará a ronronear, a olfatear o simplemente permanecerá a su lado.

Sophia está próxima a cumplir 10 años y Helen espera que entienda lo mucho que la aman, que la cuidan, procuran y cómo es que quieren “lo mejor de lo mejor” para ella.