Messi, el labrador retriever que se despidió con honores en el aeropuerto de Washington

El canino fue despedido con honores por sus compañeros de división con una fiesta sorpresa

Compartir
Compartir articulo
Después de varios años de trabajar como canino detector de artefactos explosivos, el labrador retriever se retiró y sus compañeros le hicieron una fiesta sorpresa de despedida (X @TSA_Northeast)

Messi es un labrador retriever de 8 años que realizó su última misión como canino de control en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan de Washington. El canino que se encargaba de velar por la seguridad de los pasajeros en la central área de Estados Unidos fue despedido con honores durante una celebración que conquistó el corazón de los internautas.

El perro estaba adscrito a la Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas inglés) y colgó su chaleco durante una última misión improvisada que realizaron sus compañeros de división para despedirlo. Messi fue llevado por su controlador a una maleta para revisar su interior y durante la inspección dos policías lanzaron un par de cajas llenas de pelotas de tenis.

De acuerdo con información de la dependencia, las pelotas son el juguete favorito del labrador. En el video se puede observar al canino indeciso por elegir uno de los varios esféricos que estaban botando hasta que logró atrapar uno con su hocico.

Nacer para servir

El binomio durante su última jornada laboral en el aeropuerto de Washington (X @TSA_Northeast)
El binomio durante su última jornada laboral en el aeropuerto de Washington (X @TSA_Northeast)

La TSA explicó en un comunicado que Messi saltó a la fama cuando apareció en el calendario anual de la organización y en febrero pasado fue elegido como “perro del mes” por su gran desempeño en el aeropuerto de Washington.

“Claramente nació para trabajar para la TSA porque le gusta mirar aviones y jugar en el césped del cercano Gravelly Point”, explicó el departamento de comunicación en el documento. “Messi es un perro adorable y trabajador que disfruta jugando con una pelota de tenis después de un día ajetreado olfateando cualquier rastro de explosivos”, agregó.

Para la despedida del labrador retriever del equipo antiexplosivos varios de los controladores de la división se reunieron después de la última jornada del can y realizaron una fiesta sorpresa. Messi estaba emocionado por lo que pasaba durante su festejo de retiro y ahora podrá disfrutar la vida de un animal de compañía acostado desde un sofá y recibiendo el amor de sus dueños.

Peter (controlador del perro) ofició la “ceremonia” de retiro de su compañero peludo y de manera simbólica le quito el parche de “no acariciar” que tenía en su chaleco de trabajo para iniciar con la nueva vida de Messi como una mascota.

De acuerdo con información de la TSA, el canino va a vivir con la familia de quien fue su controlador y Peter va a seguir en su puesto pero acompañado de un nuevo perro que tendrá que adiestrar para identificar explosivos.

La labor de los perros entrenados

La administración de la TSA aseguró que Messi nació para trabajar con ellos (X @TSA_Northeast)
La administración de la TSA aseguró que Messi nació para trabajar con ellos (X @TSA_Northeast)

Los caninos que son adiestrados por la dependencia todos los días cuidan la integridad de las miles de personas que acuden a los aeropuertos de Estados Unidos, pues son capaces de identificar una variedad de olores explosivos en espacios grandes.

El entrenamiento de estos animales dura alrededor de 16 semanas y actualmente el organismo tiene más de 1.000 equipos de adiestradores desplegados a lo largo de Estados Unidos. “Son tan eficaces en su trabajo que otros organismos encargados de hacer cumplir la ley del sector público y privado a menudo solicitan su apoyo para misiones de seguridad similares”, explicó la administración de la dependencia en su comunicado.

La administración del Aeropuerto Reagan aseguró en una publicación en su cuenta de X (antes Twitter) que van a extrañar a Messi en la central aérea y esperan que haya disfrutado su fiesta de despedida.