SweetPea, la pitbull que sobrevivió al abandono y que demostró que el pasado no define el futuro

La pitbull tuvo un desafortunado comienzo durante los primeros años de su vida, pero cuando encontró su hogar definitivo, deslumbró a todos con todo lo que era capaz de dar

Compartir
Compartir articulo
Ahora nada queda de aquella perra que fue rechazada en numerosas ocasiones. (Instagram/potato_party_of_3)
Ahora nada queda de aquella perra que fue rechazada en numerosas ocasiones. (Instagram/potato_party_of_3)

SweetPea es una pitbull de pelaje gris que sufrió una serie de desgracias desde que era una cachorra. A sus tres meses de edad fue atacada por un perro callejero que se encontraba al exterior de su primer hogar, sus dueños la llevaron al veterinario y decidieron que lo mejor era entregarla a un refugio debido a sus heridas.

Sus cadena de tragedias no terminó ahí, pues volvió a ser adoptada, pero sus nuevos dueños la entregaron otra vez tan sólo un año después de recibirla bajo el argumento de que SweetPea “odiaba” escuchar llorar al bebé de la familia.

Poco a poco la perra perdió la esperanza, pero pronto llegó una pareja de California, Estados Unidos, quienes le otorgaron un amoroso y cálido hogar donde pudo olvidarse de su pasado gracias a sus nuevos “hermanos” adoptivos.

El tesoro que escondía SweetPea

SweetPea pasó por muchísimos problemas antes de encontrar su hogar permanente.
SweetPea pasó por muchísimos problemas antes de encontrar su hogar permanente.

Britney, dueña de SweetPea, declaró para el medio GeoBeats Animals que la pitbull sobrevivió al ataque de un perro callejero cuando tenía tres meses de edad; sus heridas eran tan graves que fue llevada a la clínica veterinaria, pero sus dueños simplemente decidieron entregarla.

Fresno Bully Rescue (FBR), organización animalista preocupada por el bienestar de los perros pertenecientes a la raza conocida como “bully”, llegó al rescate de SweetPea. Una vez bajo la protección del refugio, la cánida se recuperó por completo de sus heridas y encontró un nuevo hogar, sin embargo, esta buena noticia no duró para siempre.

Su nueva familia la adoptó durante un año solamente, pues la devolvieron al refugio luego de argumentar que a SweetPea no le gustaba escuchar los llantos del bebé, ya que siempre que los oía comenzaba a ladrar “mucho”. “Nosotros nunca vimos evidencia que comprobara eso, honestamente es una muy buena perra”, dijo Britney.

Luego de regresar al refugio, SweetPea esperó durante un año y medio a que otra familia la recibiera en su hogar. “Ahí es donde entramos (Britney y su esposo Danny) a la historia, fuimos al FBR y fue amor a primera vista”, agregó la nueva dueña de la pitbull.

La mujer señaló que SweetPea era la perra más “emocionada” de verlos. “Ella necesitaba un hogar permanente así que dijimos ‘nos la llevamos’”.

La pareja, que ya contaba con otro pitbull de nombre Larry, contó que su mascota no estaba muy “encantado” con la idea de tener a un nuevo perro dentro de la casa, sin embargo, SweetPea era feliz por llegar a su hogar.

“Ella quería acurrucarse, por lo que le dimos un montón de afecto y atención”, dijo Britney, quien admitió que su mascota ama tanto el contacto físico que si siente que no le estás dando el suficiente cariño “pondrá su pata sobre ti para recordártelo”.

Pronto, SweetPea reveló su verdadera personalidad y dejó asombrados a sus nuevos dueños con lo rápido que dejó su pasado atrás. Britney dijo que es una mascota peculiar, ya que le encanta correr por la casa cuando le cortan las uñas. “Siempre escapa, vuelve, te da la pata y después vuelve a huir.

La pitbull que rompió con los estereotipos

Sus dueños descubrieron que era excelente ayudando a las personas a superar su miedo hacia los pitbulls.
Sus dueños descubrieron que era excelente ayudando a las personas a superar su miedo hacia los pitbulls.

Sus dueños notaron que Larry, quien ama jugar con todos los perros que se encuentra, no se mostraba muy entusiasmado con la idea de pasar el tiempo con SweetPea, por lo que llegaron a la conclusión de que el rechazo era fruto de su pasado.

“Descubrimos que además de Larry, otros perros no querían jugar con ella, leí que si tienen cierto tipo de daño cerebral, son excluidos de la manada”, dijo Britney.

Sin importar que los otros perros la rechacen, SweetPea se convirtió en la razón por la que muchas personas dejaron de temerle a los pitbulls, de acuerdo con su dueña.

“Un tipo una vez preguntó si SweetPea mordía porque le tenía miedo a los pitbulls y para cuando terminamos la conversación, él le estaba acariciando las orejas y la cabeza”, recordó Britney.

Su dueña dijo que aunque no es “una modelo de Instagram”, debido a que tiene un par de deformidades faciales y a que sus orejas fueron recortadas cuando era muy pequeña, SweetPea es “absolutamente hermosa” y siempre se lo recuerda.