Fig, la gata con enanismo con un toque de grandeza en cada paso

Katie Stocks hizo todo lo posible para hacer sentir cómoda a Fig, incluso adaptó zonas de su hogar con escaleras y rampas para evitar que los grandes saltos le lastimen sus delicadas articulaciones

Compartir
Compartir articulo
Fig es una gata que padece enanismo y aunque puede saltar, su dueña adaptó su hogar para evitar que esas acciones lastimen sus articulaciones. (TikTok/figgypuddin_)

Katie Stocks, una mujer oriunda de Bristol, Inglaterra, adoptó a Fig, una gata de pelaje negro que padece osteocondodisplasia, mejor conocida como enanismo felino, una extraña condición que, de acuerdo con Purina, se trata de una anomalía durante el desarrollo del hueso y el cartílago que resulta en una falta de crecimiento óseo normal y es causada por una deficiencia de hormonas del crecimiento.

Antes de ser adoptada, Fig vivía dentro de Cats Protection, la organización benéfica de bienestar felino más grande de Reino Unido, y fue rescatada junto a su hermano Dante de las calles, por lo que crearon un vínculo virtualmente indestructible, mismo que les logró que permanecieran unidos una vez encontraron su hogar permanente.

Para mantener lo más cómoda posible a Fig, Stocks adecuó su casa con rampas y con escaleras para ayudarla a explorar toda la casa. Todas las modificaciones valieron la pena, pues la pequeña felina respondió siempre con cariño y afecto.

A día de hoy, a dos años de su adopción, la minina, gracias a sus aventuras, se convirtió en una estrella de redes sociales, especialmente de Instagram y TikTok, en donde su dueña comparte sus aventuras diarias.

La vida de una gata con enanismo

Fig, la gata que padece enanismo, llegó a la vida de Katie Stocks a principios de 2022. (Instagram/figgypudin_)
Fig, la gata que padece enanismo, llegó a la vida de Katie Stocks a principios de 2022. (Instagram/figgypudin_)

Stocks declaró en entrevista para el medio Geo Beats que siempre quiso adoptar a un gato rescatado. Durante su búsqueda, dio con la historia de Fig y su hermano Dante, habitantes de Cats Protection.

“Fig y Dante eran tan unidos que los miembros de la organización benéfica querían que fueran adoptados en paquete”, dijo Stocks.

Durante una entrevista para el medio británico Daily Mail, la mujer dijo que en un inicio conocieron a los hermanos felinos cuando “eran muy pequeños”, por lo que los miembros del refugio les pidieron que esperaran un poco más para poder llevarlos a casa y para que Fig recibiera sus inyecciones.

La diferencia entre Fig y su hermano dante, quien no padece de enanismo felino. (Instagram/figgypudin_)
La diferencia entre Fig y su hermano dante, quien no padece de enanismo felino. (Instagram/figgypudin_)

Con el tiempo, los miembros del albergue se dieron cuenta de que no crecía, entonces comenzaron a tener sospechas de que padecía enanismo.

Nos preguntaron si todavía queríamos adoptarla e hicimos nuestra investigación”, añadió Stocks, quien admitió que no sabía que existía el enanismo en gatos hasta que la recibió en su hogar, pues no hay “información en línea al respecto”.

Stocks dijo que Fig era parte de una camada de tres gatos y que su hermana Melody también padece enanismo, mientras que Dante, el felino restante, se desarrolló a un ritmo y tamaño normal.

Una gata juguetona a la que no le importa su condición

Aunque Fig puede dar pequeños saltos, Stocks adaptó su hogar con pequeñas rampas y escaleras para evitar que su mascota dañe sus articulaciones. (Instagram/figgypudin_)
Aunque Fig puede dar pequeños saltos, Stocks adaptó su hogar con pequeñas rampas y escaleras para evitar que su mascota dañe sus articulaciones. (Instagram/figgypudin_)

La mujer le cuenta al Geo Beats que al momento de su llegada, Fig era “increíblemente activa y juguetona”, además de que no mostraba tener ningún problema, hasta febrero del año pasado, cuando rayos X mostraron que sufría a causa de una serie de deformidades, principalmente porque no tiene rótulas.

A partir de ese momento, Stocks le administró a Fig medicamentos para ayudar a aliviar su dolor y tuvo que adaptar su hogar con rampas y pequeños escalones para que la gata pudiera explorar sus alrededores sin tener que preocuparse por los daños que saltar o escalar pudieran ocasionar a sus articulaciones.

Stocks dijo que la felina está “obsesionada” con el contacto humano, pues adora acercarse para recibir caricias en su estómago y convivir con las personas.

Su dueña comparte fotografías y videos acerca de su vida casi a diario a través de la cuenta de Instagram “figgypuddin_”. En el material más reciente, se puede observar a Fig explorando el jardín de su hogar al mismo tiempo que da un pequeño salto para bajar de un escalón, aunque Stocks agregó dentro del video que tratan de evitar que haga eso para evitar daños en sus “delicadas articulaciones”.