Jameela llegó al mundo, la excepcional historia de un parto por cesárea en el Zoológico de Forth North

El equipo veterinario del zoológico se asesoró con un equipo médico, quienes ayudaron a traer a Jameela al mundo mediante cesárea, un raro procedimiento en gorilas

Compartir
Compartir articulo
El Forth Worth Zoo anunció la llegada de un nuevo integrante mediante un raro procedimiento. 
(Facebook/Forth Worth Zoo)
El Forth Worth Zoo anunció la llegada de un nuevo integrante mediante un raro procedimiento. (Facebook/Forth Worth Zoo)

El Zoológico de Fort North celebró la llegada de un pequeño bebé gorila durante la tarde del 14 de febrero. A pesar de ser un nacimiento poco usual, la manera en la que llegó al mundo fue igual de extraña, pues su madre, Sekani, presentaba signos de preeclampsia, una afección grave en la presión arterial que puede ocurrir durante el embarazo, por lo que tuvieron que realizar una cesárea de emergencia.

Los veterinarios consultaron a especialistas en medicina humana y llegaron a la conclusión de que este método sería el más efectivo para darle a Sekani y a su bebé la mayor probabilidad de supervivencia posible. Gracias a la rápida intervención de los médicos, ambos sobrevivieron y están recuperándose.

Si bien Sekani se recuperó por completo, los especialistas notaron que no mostraba los signos maternos necesarios para cuidar de su bebé, quien llegó al mundo antes de tiempo, por lo que los cuidadores tuvieron que dedicarse completamente a la cría recién nacida y centrar su atención en Gracie, otra gorila hembra, para, en caso de ser necesario, considerarla como una madre sustituta.

Un esfuerzo en conjunto para traer a Jameela al mundo

La madre del pequeño gorila sufría preclampsia, por lo que veterinarios del zoológico tuvieron que intervenir. (Facebook/Forth Worth Zoo)
La madre del pequeño gorila sufría preclampsia, por lo que veterinarios del zoológico tuvieron que intervenir. (Facebook/Forth Worth Zoo)

Los miembros del Zoológico de Forth Worth, en Texas, anunciaron a través de un comunicado de prensa la llegada de su tercer bebé gorila, quien nació de cuatro a seis semanas antes mediante una extraño procedimiento: una cesárea de emergencia realizada por el equipo veterinario, quienes se asesoraron con especialistas en medicina humana.

Las autoridades informan que Sekani, la madre del bebé recién nacido, presentaba signos de preeclampsia que, de acuerdo con los especialistas del zoológico, es una afección grave de la presión arterial que puede ocurrir durante el embarazo tanto en humanos como en primates y sin la atención necesaria puede derivar en la muerte tanto de la cría como de su progenitora.

Según informa el medio local Fort Worth Star-Telegram, la cría se llama Jameela y se convirtió en el primer gorila en nacer en el zoológico por cesárea.

El subdirector de programas y conservación de animales, John Griffioen, declaró en una conferencia de prensa que su equipo veterinario notó el 3 de enero que Sekani se “sostenía la cabeza” y mostraba otros síntomas de preeclampsia, por lo que debían actuar de inmediato.

El equipo veterinario consultó a Jamie Walker Erwin, obstetra y ginecólogo de Fort Worth. El doctor reunió a un equipo médico, incluido un neonatólogo y anestesiólogo que ayudó a los miembros del zoológico a realizar una cesárea de emergencia a Sekani el 5 de enero.

“El procedimiento fue exactamente igual al que hacemos en la población humana, lo cual es fascinante y maravilloso”, declaró Erwin.

Sarah Cannizzo, veterinaria asociada del zoológico, declaró en entrevista que si bien otros zoológicos han recibido a sus bebés gorilas mediante cesáreas, este sigue siendo un procedimiento poco usual.

“Nos resulta más difícil estudiarlo porque simplemente no sucede con tanta frecuencia”, añadió Cannizzo.

Contra todo pronóstico

Autoridades del zoológico declararon que el bebé gorila se encuentra bien y goza de un buen estado de salud. (Facebook/Forth Worth Zoo)
Autoridades del zoológico declararon que el bebé gorila se encuentra bien y goza de un buen estado de salud. (Facebook/Forth Worth Zoo)

Una vez el equipo veterinario terminó el complicado procedimiento, Sekani se recuperó por completo, de acuerdo con las autoridades del zoológico, sin embargo, no mostraba los signos maternos necesarios para cuidar a Jameela, quien nació entre cuatro y seis semanas antes de lo esperado.

“Los cuidadores y el personal del zoológico se han unido en torno a esta cría de gorila, criándola con cuidado las 24 horas del día durante las últimas cinco semanas”, se lee en el comunicado de prensa.

Además, los miembros del parque temático agregaron que todo el personal veterinario centró su atención en Gracie, otra gorila hembra de 24 años de edad habitante del zoológico, por si es necesario que funja como madre sustituta.

“tenemos muchas esperanzas de que Gracie sea una madre sustituta ideal y muestre los comportamientos maternales necesarios para que el bebé crezca”, concluyó Griffioen.