El fox terrier de alambre, el perro que conquistó a la realeza y a las celebridades, podría desaparecer

Los registros de estos caninos han disminuido drásticamente en los últimos años, mientras que el costo de su crianza aumenta

Compartir
Compartir articulo
En lo que va del año se registraron menos 300 ejemplares de a esta especie (Reuters)
En lo que va del año se registraron menos 300 ejemplares de a esta especie (Reuters)

La Kennel Club de Reino Unido, organización especializada en perro con pedigrí, advirtió sobre la fuerte disminución de ejemplares de una raza de caninos que adquirió una fuerte presencia en la cultura popular, después de que fue considerado como el can favorito de la realeza y varias celebridades.

El fox terrier de alambre es el can que en los últimos años ha perdido protagonismo y la organización a favor de los animales advirtió que esta especie podría extinguirse en los próximos años por el poco interés que genera en las familias modernas.

Wendy Wouters, jueza autorizada de exposiciones caninas, explicó en entrevista para el medio australiano 9News que las nuevas familias están buscando otras razas de perros y dejan “olvidadas” a algunas especies que tienen cientos de años de herencia.

La lucha por sobrevivir

Los especialistas consideraron que estos animales han perdido presencia en la cultura popular (REUTERS/Molly Darlington)
Los especialistas consideraron que estos animales han perdido presencia en la cultura popular (REUTERS/Molly Darlington)

De acuerdo con datos de la Kennel Club de Reino Unido, se han registrado menos de 300 fox terrier de alambre en lo que va del 2023 y está muy lejos del pico máximo de “inscripciones” que alcanzó en su momento esta especie, pues después de la Segunda Guerra Mundial se promedió más de 8.000 registros anuales.

“Hoy en día todo el mundo está comprando un montón de perros”, explicó Wendy Wouters sobre la situación que vive los animales de compañía. “Mientras tenga ‘oodle’ la gente quiere comprarlo. Se saltan las razas que tienen cientos de años de herencia”, agregó.

Bill Lambert, portavoz de la organización, explicó en entrevista para el periódico británico The Telegraph que existe un “peligro real” de que este animal se pierda para siempre, pues en los últimos cinco años se han reducido en un 30 por ciento los ejemplares de este animal.

La Kennel Club de Reino Unido detalló en su sitio web que existen un total de 27 razas en la categoría “terrier” y sólo hay siete con mayores registros que el fox terrier de alambre; sin embargo, dicha familia de especie vive una situación desesperada.

“Hace una década sólo había 27 razas de perros vulnerables. Ahora hay otras ocho razas vulnerables o en riesgo, y lamentablemente parece probable que el fox terrier de alambre se una a esta lista creciente”, explicó Lambert.

La administración de Kennel Club de Reino Unido detalló que esta raza de perros es la que ha mostrado la mayor caída en popularidad en comparación a su máximo pico. El objetivo que tienen los colaboradores de la organización es alentar a los futuros dueños a descubrir más sobre las diferentes especies de canes que existen y evitar la extinción de la familia terrier.

La fama del fox terrier

Toda la familia de los fox terriers podría extinguirse (AP)
Toda la familia de los fox terriers podría extinguirse (AP)

Wouters explicó que los nuevos dueños de perros ya no están interesados en los fox terrier y que la presencia de esta especie en la cultura popular también disminuyó drásticamente. “Me entristece mucho que ya no se vean estos perros en los medios. No los ves en tarjetas, ni en baratijas o recuerdos. Ya no hay nada que promueve esta raza”, comentó.

La criadora con 35 años de experiencia detalló que estos animales adquirieron una gran popularidad a nivel mundial por la preferencia que tenía la realeza británica por esta especie y su presencia en diferentes programas animados.

El acervo genético de los fox terriers es muy pequeño, su crianza cuesta mucho trabajo y dinero, puesto que el semen o los perros machos tienen que venir del extranjero lo que implica que el costo de crianza aumente de forma significativa.