Cómo una rescatista de animales salvó la vida de una perra abandonada en Bali

La canina fue encontrada por una mujer que transitaba en una de las principales carreteras de la isla

Compartir
Compartir articulo
Momento en que la canina fue rescatada de una zanja (Instagram niall.harbison)
Momento en que la canina fue rescatada de una zanja (Instagram niall.harbison)

Little Jenny es una perra que estaba abandonada a un costado de una carretera en Bali, Indonesia. Selina Dey, rescatista de animales, acudió en su auxilio después de que escuchó a la canina llorar en varias ocasiones mientras conducía su scooter. El animal estaba en malas condiciones y necesitaba atención urgente.

La mujer explicó en una publicación en su cuenta de Instagram que siguió los gritos hasta una zanja que estaba cerca de la carretera y en cuanto vio hacia abajo vio a “una pequeña masa rosada” que se emocionó en cuanto la vio. Little Jenny tenía mechones de pelaje sueltos en su lomo y la mayor parte de su cuerpo estaba calva.

“Ella no podía salir así que baje donde estaba atrapada. Yo la recogí y la llevé conmigo”, explicó Dey en su post. En el video que compartió se puede ver que la canina estaba dando vueltas en la pequeña zanja y en cuanto vio que había una persona viéndola no dudó ni un segundo en sacar a relucir todos sus encantos para ser rescatada.

La cachorra que luchó por su vida

La cachorra fue atendida por los rescatistas que lograron curar sus heridas (Instagram niall.harbison)
La cachorra fue atendida por los rescatistas que lograron curar sus heridas (Instagram niall.harbison)

El día que fue rescatada el animal era día feriado y las clínicas veterinarias de la zona estaban cerradas. La rescatista se percató que la can necesitaba de atención urgente, agarró una bolsa de compras vacía la llevó a su casa y con el poco conocimiento que tiene de cuidado animal hizo lo que estaba dentro de sus manos para salvarle la vida.

“Fue un día festivo aquí en la isla y todo cerró. No había ningún veterinario, tienda de mascotas o farmacia abierta, así que hice todo lo que estaba en mi conocimiento para salvar a esta niña”, explicó en su publicación Dey. “Afortunadamente tenía muchas medicinas y remedios para aliviar un poco su sufrimiento”, agregó.

La mujer explicó que la cachorra estaba sufriendo demasiado y conforme más pasó el tiempo, aumentaban los aullidos de dolor de Little Jenny. La canina recibió sus primeros baños y le aplicaron un tratamiento para iniciar el tratamiento de piel, las primeras semanas fueron bastante duras para el animal.

Little Jenny mostró ser una guerrera dispuesta a luchar contra lo que sea con tal de disfrutar la vida. Entre el tratamiento que recibió y los esfuerzos que hizo para resistir el dolor, la canina mejoró con el paso de los días y su verdadera personalidad comenzó a salir a la luz.

Una sonrisa de amor

Con el paso de los meses la perra pudo recuperarse de sus heridas y ahora tiene un pelaje dorado brillante (Instagram niall.harbison)
Con el paso de los meses la perra pudo recuperarse de sus heridas y ahora tiene un pelaje dorado brillante (Instagram niall.harbison)

Selina Dey compartió en su publicación que probablemente nunca antes había sentido una conexión tan profunda con los animales que anteriormente rescató, pues fue una rehabilitación lenta pero valió la pena tras ver los resultados. La perra floreció como una pequeña flor y ahora es una de las personajes principales en la vida de la rescatista.

La mujer explicó en entrevista para la revista digital The Dodo que Little Jenny comenzó a mostrar una actitud diferente en cuanto comenzó a salir su pelaje. La canina tiene un pelo dorado brillante, pasó de dar vueltas en una pequeña zanja a explorar una casa y dormir en una cama acolchonada.

Dey explicó que el animal tiene un gran corazón y que se adaptó rápidamente al estilo de vida que tiene ella, puesto que al ser una rescatista independiente hay semanas en las que su hogar está lleno de especies rescatadas de la calles de Bali.