Elon Musk y su desesperada búsqueda de ingresos económicos en X

Prometiendo transformar la red en una “aplicación para todo”, el magnate busca revolucionar el uso de la plataforma, aunque todavía no se materializan cambios significativos

Compartir
Compartir articulo
Elon Musk (Shutterstock)
Elon Musk (Shutterstock)

Cuando se le pregunta a Elon Musk sobre el futuro de X, la marca anteriormente conocida como Twitter que compró por USD 44 mil millones en 2022, ofrece una red de posibilidades seductoras. El sitio, dice, será una “aplicación para todo” utilizada por cientos de millones no solo para publicar videos, sino también para realizar operaciones bancarias en línea, apostar en eventos deportivos, conectar con otros usuarios para citas e incluso buscar empleo al estilo de LinkedIn.

Es un plan audaz, pero, ¿está sucediendo algo de esto? No, aparte de que los usuarios publiquen videos. Lo que está sucediendo —una realidad que Musk podría estar intentando ocultar con sus vuelos de fantasía— es que los ingresos por publicidad se han desplomado, las marcas se mantienen alejadas y, según Fidelity, el valor de mercado de X probablemente ha disminuido aproximadamente un 70% desde que Musk lo compró.

Ahora, repasemos uno por uno los mayores planes del también CEO de Tesla para que su red social mejore y veamos si alguno de ellos podría cambiar la situación.

Una de las primeras grandes apuestas de Musk es una transición hacia el video. Para llamar la atención sobre este esfuerzo, convenció a Jimmy Donaldson, el youtuber conocido como MrBeast, de publicar uno de sus videos en X el mes pasado.

Aunque Donaldson dijo que el video le reportó USD 263.000 basados en más de 150 millones de visualizaciones, también dijo que el truco fue “un poco una fachada”, y que algunos anunciantes probablemente compraron anuncios en su video solo después de que fue promocionado. Varios usuarios de X dijeron que vieron el programa varias veces en su feed, informó CNBC, pero no estaba marcado como un anuncio.

Según una publicación en el blog de la compañía, una nueva función de video similar al desplazamiento infinito de TikTok tiene más de 100 millones de usuarios diarios y más de la mitad de ellos son de la Generación Z, que X dice es la audiencia de más rápido crecimiento en la plataforma.

La compañía también habla de permitir que los usuarios publiquen videos de forma más extensa y se jactó de que en diciembre, los usuarios vieron 130 años de videos de 30 minutos o más de duración (aunque no está claro qué significa “vieron”). X ha anunciado acuerdos de video con celebridades como el ex presentador de CNN Don Lemon, y por supuesto el ex presentador de Fox News Tucker Carlson tiene un programa en la red.

La banca y los pagos es otra de las grandes apuestas de Musk sobre el futuro de X: en una reunión general en octubre, según The Verge, dijo que la compañía estaba solo “esperando todas las aprobaciones” para realizar transacciones financieras en la plataforma, las cuales dijo que esperaba dentro de “los próximos meses”.

El valor de mercado de X disminuye un 70% tras la compra por Musk, un duro golpe para sus aspiraciones. (REUTERS/Jonathan Ernst)
El valor de mercado de X disminuye un 70% tras la compra por Musk, un duro golpe para sus aspiraciones. (REUTERS/Jonathan Ernst)

Hasta ahora, no ha habido noticias sobre si se ha concedido la aprobación. Pero el magnate tecnológico no solo habla de pagos. “Si involucra dinero o valores, estará en nuestra plataforma”, dijo en la reunión general. “No necesitarás una cuenta bancaria”. Musk también dijo que reclutar en X era un ajuste natural porque las publicaciones de un usuario son el “indicador más importante de si son excelentes”.

Contratar o salir en citas es una cosa. Pero la idea de que millones de usuarios puedan confiar su información financiera y bancaria a X requiere un salto de fe que llevaría a alguien a la órbita, dada la percepción pública tanto de la aplicación como de Musk.

Una gran parte de lo que ha llevado a la caída precipitada en los ingresos por publicidad, con cada mes en 2023 más de un 50% por debajo del mismo período en 2022, según Reuters, y una disminución similar en el valor de mercado de X son las publicaciones repetidas de Musk y/o su acuerdo con puntos de vista supremacistas blancos como la teoría del Gran Reemplazo, y otros comentarios que muchos creen que son antisemitas.

Incluso si alguien pudiera pasar por alto esos comentarios, no está claro que X tenga la fiabilidad de infraestructura para hacer que los pagos o los servicios financieros funcionen de manera consistente como para que los usuarios confíen en ello.

En diciembre, un fallo desconocido derribó toda la red, y en agosto, la compañía admitió que un problema había roto de alguna manera tanto las imágenes como los enlaces para un número desconocido de tweets antes de diciembre de 2014. En mayo, una entrevista muy promocionada entre Musk y el fallido candidato presidencial Ron DeSantis estuvo plagada de problemas técnicos que hicieron que el evento fuera inobservable durante vergonzosos periodos de tiempo.

Alguien que se sintiera cómodo apostando algo de su efectivo en NFTs o aventuras de blockchain podría usar X para ese tipo de transacciones financieras, pero es poco probable que grandes cantidades de usuarios normales estén dispuestos a entregar sus números de cuenta bancaria.

Así que incluso si X fuera a tomar un porcentaje de cada transacción o una tarifa por procesamiento, es difícil ver que esos tipos de ingresos se conviertan en una gran proporción de los ingresos de la compañía.

Para bien o para mal, la principal fuente de ingresos de la red social sigue siendo la publicidad. En otras palabras, necesita vender anuncios a las mismas empresas y marcas a las que Musk dijo que “se jodan” durante una entrevista en el escenario como parte de la conferencia Dealbook del New York Times.

Según un informe de Bloomberg en diciembre, X estaba en camino de ingresar alrededor de USD 2.5 mil millones en 2023, generando un poco más de USD 600 millones en ingresos por publicidad en cada uno de los tres primeros trimestres del año, en comparación con más de USD 1 mil millones por trimestre en 2022. Mucho de lo que pasa por anuncios en X ahora parece ser branding de baja calidad y bienes de lujo falsificados.

Musk planea introducir operaciones bancarias y servicios financieros en X, algo que llama mucho la atención, pero también genera dudas. (REUTERS/Dado Ruvic)
Musk planea introducir operaciones bancarias y servicios financieros en X, algo que llama mucho la atención, pero también genera dudas. (REUTERS/Dado Ruvic)

A medida que los ingresos de la compañía continúan rezagados, el reloj avanza sobre la deuda que Musk asumió para financiar su adquisición. Los bancos que le prestaron el dinero enfrentan pérdidas significativas en su deuda si intentan vender, y hasta encontrar un comprador en absoluto podría ser difícil: varias firmas especializadas en comprar deuda en dificultades le dijeron al Financial Times que no había precio al cual estarían dispuestos a comprar las obligaciones financieras de la compañía, dadas sus dudas sobre la capacidad de la CEO Linda Yaccarino para revertir los ingresos de X.

La situación no se ve bien. Elon Musk más vale que espere que uno de sus grandes planes para X funcione antes de que sea demasiado tarde.

(C) 2024, Fortune