España se queda rezagada: el país de la OTAN que menos porcentaje del PIB destinará a Defensa en 2024

La falta de presupuestos generales este año ha condenado al país ha ocupar la última plaza del ranking de la Alianza Atlántica en materia de inversión en defensa. De acuerdo a la OTAN, España destinará casi 16.000 millones de euros este año

Guardar

Nuevo

La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante el encuentro de ministros de Defensa de la OTAN la semana pasada en Bruselas (EFE/EPA/Oliver Hoslet)
La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante el encuentro de ministros de Defensa de la OTAN la semana pasada en Bruselas (EFE/EPA/Oliver Hoslet)

El último lugar. Esa es la posición, como si de Eurovisión se tratase, que ocupa España respecto a los países de la OTAN que más porcentaje de su producto interior bruto invertirán en Defensa en 2024. De acuerdo a los datos dados a conocer por la propia Alianza Atlántica, nuestro país destinará sólo el 1,28% de su PIB al gasto militar, el más bajo de los 31 estados miembros, y muy lejos del 2% que el organismo ha puesto como mínimo aceptable.

De hecho, España integra el grupo de los únicos ocho países que la OTAN prevé no lleguen a la inversión señalada. En este club de rezagados también se encuentran Eslovenia (1,29%), Luxemburgo (1,29%), Bélgica (1,30%), Canadá (1,37%), Italia (1,49%), Portugal (1,55%) y Croacia (1,81%). A pesar de ubicarse a la cola de la organización, la inversión española en defensa acusará un crecimiento este año respecto a 2023, cuando el gasto militar supuso un 1,19% del PIB.

Por contra, y a diferencia de España, 23 países cumplirán la meta impuesta por la OTAN respecto al dinero que asignan a proyectos militares y alcanzarán o, en la mayoría de los casos, superarán la meta del 2%. Así, el ranking estará liderado por Polonia (4,12%), Estonia (3,43%), Estados Unidos (3,38%), Letonia (3,15%) y Grecia (3,08%). Reseñables son los casos de Finlandia (2,41%) y Suecia (2,14%), los dos socios más recientes de la alianza.

La Alianza pronostica que los aliados europeos y Canadá destinarán a la defensa este año el 2,02 % de su PIB, por encima del 1,78 % de 2023 y del 2 % que los aliados se habían comprometido a alcanzar este 2024 en la cumbre de mandatarios de la OTAN celebrada en Gales en 2014. “Los europeos están haciendo más por su seguridad colectiva que hace solo unos años”, destacó este lunes el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido con contundencia la necesidad de una mayor inversión en materia de defensa a nivel europeo ante la beligerancia de Rusia y para potenciar la capacidad de disuasión y situar la industria del sector al nivel que le correspondería a la economía europea. (Fuente: Congreso)

16.000 millones de euros

De acuerdo a las estimaciones publicadas por la OTAN, España invertirá, en términos absolutos, 15.958 millones de euros en 2024, por encima de los 14.597 millones del año pasado. De esta suma, el Ministerio de Defensa destinará el 43,9% al personal, el 23,1% a operaciones y el 2,7% a infraestructura. Asimismo, en relación a la proporción del gasto de defensa invertida en equipos militares, España sí cumple el objetivo marcado de llegar al menos al 20 %, ya que según la organización transatlántica nuestro país alcanzará el 30,3 %, por encima del 27,4 % de 2023.

Margarita Robles siempre ha contrarrestado las críticas por ser de los más rezagados respecto al gasto militar aludiendo que España es uno de los países que más contribuyen a las misiones internacionales de la organización. Actualmente, las Fuerzas Armadas participan en siete operaciones bajo bandera de la OTAN y para este año, cuando se completen los despliegues en Eslovaquia y Rumanía, más de 5.000 militares españoles estarán cumpliendo su deber más allá de las fronteras de España, el mayor número de efectivos jamás alcanzado. Robles insistirá con este argumento en la próxima cumbre de la OTAN, que tendrá lugar en Washington este julio, a la que España llegará con el título de ser el socio que menos contribuye con su PIB a la Alianza Atlántica.

Guardar

Nuevo