Estos son los alimentos que tienen más vitamina B2 o riboflavina, clave contra el cansancio y la debilidad

Sin una cantidad adecuada, los macronutrientes como los carbohidratos, las grasas y las proteínas no pueden ser digeridos para obtener energía y se puede alterar la absorción de hierro y causar anemia, lo que conduce a la fatiga

Guardar

Nuevo

Mujer con gesto de cansancio y con la mano sobre la cabeza - Síntomas del ataque al corazón en mujeres (Freepik)
Mujer con gesto de cansancio y con la mano sobre la cabeza - Síntomas del ataque al corazón en mujeres (Freepik)

Las vitaminas son sustancias orgánicas imprescindibles en los procesos metabólicos que tienen lugar en la nutrición de los seres vivos. No aportan energía, pero sin ellas el organismo no sería capaz de aprovechar los nutrientes de los alimentos que tomamos y hay una que es fundamental para combatir el cansancio y de la debilidad: la riboflavina o vitamina B2.

Esta sustancia es necesaria para el buen funcionamiento del organismo, ya que, conforme indican Navid Mahabadi, Aakriti Bhusal y Stephen W. Banks en el artículo Deficiencia de riboflavina publicado en National Librery of Medicine, el cuerpo la utiliza para metabolizar los carbohidratos, las grasas y las proteínas en glucosa para obtener energía. Además de aumentar la energía, la riboflavina funciona como antioxidante para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, la piel sana y el cabello.

Qué pasa si hay déficit de vitamina B2

Con un sistema digestivo saludable, el cuerpo puede absorber la mayoría de los nutrientes de la dieta. Sin una cantidad adecuada de riboflavina, los macronutrientes como los carbohidratos, las grasas y las proteínas no pueden ser digeridos y mantenidos por el cuerpo. Pero no son los únicos efectos, la riboflavina es necesaria para el desarrollo normal, la lactancia, el rendimiento físico y la reproducción. Además, la riboflavina funciona como antioxidante a través del ciclo redox del glutatión. El glutatión funciona para destruir los radicales libres y desintoxicar el hígado, ya que los radicales libres pueden causar el desarrollo de varias enfermedades.

La deficiencia de riboflavina también puede ser el resultado de diarrea crónica, trastornos hepáticos, alcoholismo y hemodiálisis. De hecho, algunas enfermedades prevenibles que se pueden controlar con una cantidad adecuada de riboflavina son la anemia, las cataratas, las migrañas y la disfunción tiroidea, de manera que la carencia de esta vitamina también puede dejarnos desprotegidos ante este tipo de patologías.

Las investigaciones han demostrado que la deficiencia de riboflavina puede alterar la absorción de hierro y causar anemia, lo que conduce a la fatiga. La riboflavina está involucrada en la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno a las células. Mejorar la cantidad de riboflavina en el cuerpo puede aumentar los niveles de hemoglobina circulante y aumentar la producción de glóbulos rojos.

Episodio: Vitamina B12.

Qué puede provocar un déficit de vitamina B2

La deficiencia de riboflavina puede ser el resultado de una ingesta dietética inadecuada o anomalías endocrinas. La deficiencia de riboflavina es más común en los países en desarrollo de Asia y África, según indican en el artículo, sin embargo, hay ciertas personas que pueden padecerlo por otras circunstancias no relacionadas con la desnutrición. “Los adultos mayores, los alcohólicos y las mujeres que toman píldoras anticonceptivas tienen más probabilidades de sufrir deficiencia de riboflavina, ya que el cuerpo no puede absorber mucha riboflavina cuando toman píldoras anticonceptivas”, detallan.

La deficiencia de riboflavina también puede estar relacionada con muchas anomalías del desarrollo, como labio leporino y paladar hendido, retraso del crecimiento y enfermedades cardíacas. Las mujeres embarazadas y lactantes, las personas con síndrome de Brown-Vialetto-Van Laere (BVVL) y las personas veganas también corren el riesgo de sufrir esta deficiencia.

Alimentos ricos en vitamina B2

La Universidad de Navarra ha realizado un listado de alimentos ricos en la vitamina B2 y son los siguientes: Hígado (2,6 miligramos por cada 100 grramos), foie-gras y patés (0,85 miligramos), quesos roquefort y cabrales (0,7 miligramos), almendras (0,67 miligramos) champiñones y setas (0,41 miligramos), sardinas (0,4 miligramos), gruyere y Emmental (0,35 miligramos), huevo de gallina (0,33 miligramos), Chocolate con leche (0,28 miligramos), yogur entero (0,26 miligramos), lomo embuchado (0,25 miligramos), lentejas (0,25 miligramos), carne de vaca (0,22 miligramos), jamón serrano (0,22 miligramos), espinacas (0,19 miligramos) y leche (0,18 miligramos)

Guardar

Nuevo