El Ayuntamiento de Madrid arremete contra los pisos turísticos: aumenta las multas hasta los 190.000 euros

Otras de las medidas de su plan de acción son congelar las licencias municipales para abrir estas viviendas y reforzar la plantilla de inspectores

Compartir
Compartir articulo
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.
Ricardo Rubio / Europa Press
.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Ricardo Rubio / Europa Press .

El Ayuntamiento de Madrid ha endurecido su lucha contra la proliferación de viviendas de uso turístico (VUT) en la capital, un mercado que se ha disparado después de la pandemia y que según fuentes del consistorio, “en la mayoría de los casos son irregulares”. Con esta nueva ofensiva pretende evitar “la desertización del centro de la ciudad, los problemas de convivencia con los vecinos, la reducción de la vivienda residencial y la afección en el turismo”.

Para lograr estos objetivos, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha anunciado hoy jueves que el Ayuntamiento pone en marcha, desde hoy, un plan de acción para equilibrar el mercado de hospedaje en la ciudad que contempla diversas acciones, entre ellas la suspensión temporal de las licencias municipales de viviendas turísticas con carácter inmediato, el endurecimiento del régimen sancionador para los propietarios cuyos inmuebles operen como VUT sin contar con autorización del Ayuntamiento y reforzar la plantilla de inspectores. Además de la publicación de un listado oficial de VUT con licencia y su ubicación real.

Te puede interesar: Cambio de rumbo en la vivienda: subida moderada de precios, aumento de las ventas e hipotecas más baratas marcarán 2024

Esta batería de medidas se ampliará con la Modificación del Plan General, con las que el gobierno municipal pretende incrementar la oferta de vivienda residencial en la zona centro, atrayendo nuevos vecinos; ordenar la oferta turística ofreciendo un turismo de calidad a los visitantes; mejorar la vida de los madrileños que se puedan ver afectados por las molestias que generan algunas VUT; y dotar de mayor seguridad a los turistas que opten por disfrutar de la ciudad en este tipo de alojamientos.

Subvenciones de 10.800 euros y avales para la hipoteca: las ayudas que los jóvenes pueden pedir para comprar una vivienda.

Suspensión temporal de nuevas licencias

El ayuntamiento explica que la aprobación inicial de la Modificación del Plan General se llevará a Junta de Gobierno el próximo mes de septiembre para someterla a información pública y se prevé elevarla a Pleno en el primer trimestre del año que viene.

Hasta entonces, se congelan las licencias en dos tipos de usos. Para uso residencial se suspenden las licencias para VUT dispersas y las licencias para la transformación de local a vivienda en los ejes comerciales del distrito Centro. También se congelan para VUT en edificaciones distintas al ámbito residencial que se sitúen en planta baja.

Sanciones más altas

Hasta ahora, el Ayuntamiento de Madrid no disponía de una normativa sancionadora específica para las VUT. Hasta ahora, el procedimiento que sigue en caso de detección de funcionamiento irregular de una VUT que no se puede legalizar es el que se rige por la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo. Inicialmente, se ordena el cese de la actividad; si el propietario no acata la orden municipal y, posteriormente, se comprueba que continúa operando ilegalmente, se imponen multas coercitivas de 1.000, 2.000 y 3.000 euros.

Pero a partir de ahora, cuando el Ayuntamiento de Madrid verifique que una vivienda se dedica a uso turístico sin contar con licencia para tal efecto, se actuará al amparo del artículo 204 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid (LSCM). La legislación autonómica tipifica como infracción grave la implantación de uso incompatible con la ordenación urbanística.

Te puede interesar: El crecimiento del 9% de los pisos turísticos en el último año dispara los alquileres a máximos históricos

Bajo esta normativa, el Ayuntamiento ejecutará un procedimiento que comenzará con un primer aviso de orden de cese y restablecimiento de la legalidad. En caso de que se incumpla se impondrá una sanción firme de 30.001 euros. Si continúa la actividad irregular se pondría una segunda sanción firme de 60.001 euros. Si persiste la infracción la multa ascendería a 100.001 euros. Estas sanciones son acumulativas en caso de que se mantenga el quebrantamiento de la ley, con lo cual la multa total podría alcanzar los 190.000 euros.

La ofensiva del Ayuntamiento de Madrid contra las viviendas de uso turístico ilegales pretende evitar la desertización residencial del distrito Centro. (Shutterstock).
La ofensiva del Ayuntamiento de Madrid contra las viviendas de uso turístico ilegales pretende evitar la desertización residencial del distrito Centro. (Shutterstock).

Más inspectores

La tercera línea de actuación del consistorio madrileño será el refuerzo del cuerpo de inspectores. En la actualidad la Subdirección General de Inspección y Disciplina cuenta con 65 trabajadores para toda la actividad inspectora y a partir de este verano, incrementará la plantilla en un 15%, incorporando al servicio diez personas más.

Además, para ofrecer mayor seguridad y garantía a los visitantes que opten por alojarse en la ciudad en VUT, el consistorio va a publicar en su portal, previsiblemente en el mes de mayo, un listado oficial de las viviendas de estas características que cuentan con licencia municipal, que son 941 a día de hoy, y su ubicación.