Alerta alimentaria: Sanidad retira un chocolate a la taza por tener proteínas de la leche no incluidas en el etiquetado

Este producto se distribuyó por Valencia, Castilla-La Mancha y Aragón, aunque no se descarta que haya llegado a otras regiones

Guardar

Nuevo

Chocolate a la taza (ShutterStock).
Chocolate a la taza (ShutterStock).

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha emitido una alerta dirigida específicamente a individuos con alergia a las proteínas de la leche, advirtiendo sobre el hallazgo de dichas proteínas en un lote de chocolate a la taza de la marca Andreu, el cual no especifica este contenido en su etiquetado. El aviso, emitido el 15 de abril de 2024, insta a quienes posean este producto a evitar su consumo como medida de precaución.

Esta advertencia se originó después de que las autoridades sanitarias de la Comunidad Valenciana comunicaran el incidente a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), lo que permitió identificar la distribución inicial del producto afectado en las comunidades autónomas de Valencia, Castilla-La Mancha y Aragón. Sin embargo, no se descarta que el producto haya sido redistribuido a otras regiones. AESAN ha tomado medidas para asegurar la retirada del chocolate implicado de los puntos de venta.

Te puede interesar: Un empleado se lesiona el dedo y su jefa responde que rechace la baja porque tiene que trabajar “hasta el fin de semana”

AESAN también ha proporcionado recursos adicionales para informar al público sobre las alergias e intolerancias alimentarias, incluyendo el etiquetado de sustancias alergénicas, información sobre la enfermedad celíacaintolerancia a la lactosa y datos sobre productos con ausencia o baja presencia de gluten. Esta información es accesible a través de su página web, donde los consumidores pueden encontrar una amplia gama de orientaciones y alertas recientes relacionadas con alérgenos en alimentos.

Cabe destacar que el consumo del chocolate a la taza de Andreu afectado por esta alerta no representa un peligro para aquellos que no padecen de alergia a las proteínas de la leche, limitando el riesgo únicamente a individuos con esta condición específica.

El chocolate a la taza de la marca Andreu (AESAN).
El chocolate a la taza de la marca Andreu (AESAN).

Encuentran un “cuerpo extraño” en una tableta de chocolate de Mercadona

El pasado viernes 12 de abril, la AESAN emitió una alerta sobre una serie de tabletas de chocolate Hacendado, específicamente de la variedad negro 72% con almendras, vendidas en Mercadona, tras detectar la presencia de un objeto extraño en uno de los lotes. La cadena de supermercados procedió a retirar los productos señalados de la venta, correspondientes al lote I23325M1, con fecha de preferencia de consumo hasta mayo de 2025.

Este aviso se generó gracias a la información proporcionada por el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), tras una notificación de las autoridades sanitarias de la Comunidad Valenciana. La AESAN, junto a Mercadona, tomó medidas inmediatas para evitar que estos chocolates llegasen a los consumidores. Asimismo, se recomendó encarecidamente a aquellos que hayan adquirido el producto citado, abstenerse de consumirlo por precaución.

Te puede interesar: El mejor aceite de oliva virgen extra de España se elabora en un parque natural de Córdoba

Luz verde al Plan Antitabaco tras superar Sanidad las diferencias con las CC.AA.

Eso sí, no se especificó qué tipo de objeto extraño fue encontrado en el chocolate. Sin embargo, se recordó a los consumidores los riesgos de consumir productos en mal estado, que pueden incluir desde cambios menores en la textura y el sabor del chocolate, hasta posibles síntomas de intoxicación alimentaria como malestar estomacal, náuseas, vómitos o diarrea, si el producto consumido contiene ingredientes que pueden descomponerse con mayor facilidad. Además, se enfatizaron las recomendaciones generales para el correcto almacenamiento del chocolate, con el fin de preservar su calidad y extender su durabilidad, evitando su exposición a la luz solar directa, altas temperaturas y olores potentes.