El calendario divide a la F1: mientras los pilotos ya protestan por correr 24 carreras, el jefe de Alonso en Alpine quiere 30

Los grandes protagonistas de la competición están comenzando a alzar la voz en contra de la cada vez mayor extensión de las temporadas, pero la tendencia no invita al optimismo: “Entiendo lo que Liberty Media está haciendo, es lo correcto para el deporte”

Compartir
Compartir articulo
Hamilton, Albon, Alonso y Verstappen en una rueda de prensa en Baréin (REUTERS/Hamad I Mohammed)
Hamilton, Albon, Alonso y Verstappen en una rueda de prensa en Baréin (REUTERS/Hamad I Mohammed)

Si hay un tema de debate especialmente candente en las primeras horas del 2024 competitivo en la Fórmula 1, ese no es lo abrumador que puede ser, de nuevo, el dominio de Red Bull. Tampoco quién será la principal alternativa a los austríacos en la parrilla. No, la cuestión que más se está comentando, y no precisamente en términos positivos de forma generalizada, es la del calendario. Porque la tan cacareada temporada más larga de la historia, con 24 carreras, puede volverse en contra del propio Mundial.

La cada vez mayor duración del curso ha puesto en pie de guerra a los principales protagonistas del Gran Circo: los pilotos. Las voces distan mucho de ser aisladas, tal y como se está comprobando en un Gran Premio de Baréin con el que se da inicio a la madre de todas las campañas en el Gran Circo. Uno de los más críticos al respecto ha sido Max Verstappen, la estrella por excelencia del deporte rey del automovilismo en los últimos años: “Estamos muy por encima del límite de carreras. Sé que, por supuesto, todavía soy muy joven, pero también sé que no haré esto (24 carreras) hasta dentro de 10 años”.

Te puede interesar: La primera etapa de Ricky Rubio en el Barça, desde dentro: “Jugábamos al ajedrez, tardaba mucho en tirar y me enfadaba”

“Como también dijo Lewis (Hamilton), creo que lo que también debemos considerar es la calidad sobre la cantidad. Por mi parte, sé, y lo he dicho antes, que esto no es sostenible”, ha llegado a asegurar el vigente campeón en las últimas horas. “Al final del día, por supuesto, depende de la Fórmula 1 y de lo que quieran hacer con su deporte, pero si la gente comienza a acortar sus carreras porque es demasiado, creo que es una pena”, añadía, en un claro aviso a navegantes para Liberty Media, la empresa que gestiona la competición.

Alonso y Verstappen en Baréin (REUTERS/Hamad I Mohammed)
Alonso y Verstappen en Baréin (REUTERS/Hamad I Mohammed)

Verstappen señala sin tapujos que le falta tiempo libre: “Me encanta correr y lo hago mucho, también fuera de la Fórmula 1, pero en un momento dado empiezas a mirar la calidad de vida y lo lejos que estás por practicar el deporte que amas. En un momento dado, probablemente preferiría estar en casa y concentrarme en otros proyectos”. No es el único estandarte de la F1 que está en desacuerdo con la prolongación sin fin del número de pruebas a disputar.

Te puede interesar: Guía del Mundial de F1 2024: pilotos, equipos, calendario y novedades

Como el propio neerlandés apunta, Lewis Hamilton, la persona con más títulos de siempre (7) y en el centro de todas las miradas por su futuro adiós a Mercedes para pilotar en Ferrari, está en el mismo barco. “Tal vez ya había superado el límite. Tenemos que ser conscientes de la calidad frente a la cantidad, y también tenemos que pensar en el impacto que tenemos en el mundo. Cuantas más carreras organizamos, todo este circo viaja a todas partes. La sostenibilidad debería estar en el centro de las decisiones que vayan a tomarse en el futuro”, pide el británico.

Uno de los más conciliadores, aunque sin restarle tono crítico a sus palabras, ha sido el ocupante del segundo Red Bull del campeonato, Checo Pérez. “Lo estamos intentando y creo que es un proceso largo. Básicamente, estamos tratando de transmitir algunos puntos. Sinceramente, no sólo los pilotos, hay muchos mecánicos e ingenieros. Viajan por el mundo fin de semana tras fin de semana, muchas horas en los aviones. Creo que es demasiado. La cantidad de carreras y la cantidad de fines de semana. Nosotros, como pilotos, no sólo hacemos los fines de semana. También hacemos la preparación del simulador, también vamos después de cada carrera al simulador. Tenemos muchos compromisos de patrocinio. Entonces, te quita todo”, lamenta el mexicano.

“Llegan aquí el martes (los mecánicos), y fin de semana tras fin de semana, creo que es demasiado. Así que creo que es importante que el calendario, al menos, intente mantener esto como límite. O, si no, bajar. Veremos cómo resulta este año, pero recuerdo haber visto muchos zombis en Abu Dabi, después de Las Vegas”, comentaba también Pérez. No cabe duda de que el problema ha llegado para quedarse.

Alonso y Sainz se suman a la ola crítica

Los dos representantes españoles de la actual F1 no son una excepción a la regla. Es de sobra conocida la rotundidad con la que Fernando Alonso acostumbra a hablar. Más si cabe, con asuntos controvertidos de por medio. Ha sido el caso, otra vez, ahora. “Está muy por encima del límite. Empecé con dieciséis (17, en realidad), pero ya estamos en 24 y eso no es sostenible. Incluso el campeón piensa que es largo. Imaginaos los demás, que llegamos a la segunda parte de la temporada sin incentivos porque no podemos luchar por nada. O alguien entiende esto o será perjudicial para el deporte”, denuncia el bicampeón del mundo.

Carlos Sainz en los libres de este jueves en Baréin (REUTERS/Hamad I Mohammed)
Carlos Sainz en los libres de este jueves en Baréin (REUTERS/Hamad I Mohammed)

Carlos Sainz va en la misma línea que sus rivales y pone un ejemplo de por qué no le parece positivo lo que está ocurriendo. “Cuando veo el fútbol, me gusta mucho la Champions, porque no se disputa con tanta frecuencia. Lo más destacado de tener un partido de la Liga de Campeones es que conecta a la gente ese día. La Fórmula 1 corre el riesgo de volverse demasiado constante y que todos los que encienden la televisión para verla pierdan un poco las ganas”, advierte el madrileño.

“Creo que la Fórmula 1 debe seguir siendo exclusiva. Debe seguir siendo un deporte en el que todos esperan con ansias que comience la carrera. No algo a lo que puedas acostumbrarte, como si fuera un partido de Liga normal cada fin de semana”, sentencia el único ganador de un GP en 2023 que no corría para Red Bull.

El antiguo director de Alpine propone aún más carreras

A pesar de todo, hay personajes del mundillo que, ni cortos ni perezosos, creen que la actual cifra de 24 no es suficiente. “Para mí, si planeas todo bien, creo que entre 25 y 30 está el número correcto. Si vas hasta 30, realmente necesitas dos equipos dentro de uno y cada equipo hace 15 carreras. Sería una vida más fácil en comparación a lo que tienes ahora. Entiendo lo que Liberty Media está haciendo, es lo correcto para el deporte”, afirma Otmar Szafnauer, director de Alpine hasta el pasado Gran Premio de Bélgica, en palabras de las que se ha hecho eco Reuters.

Te puede interesar: Toni Nadal se pronuncia sobre el estado de forma de Rafa

El que fuera jefe de Alonso tenía prevista su propia idea de conciliación para la escudería francesa. “La wild card significa que puedes elegir cuatro carreras en las que no haces nada de forma remota o desde el circuito. La gente mira el calendario y dice que esto quita mucho tiempo de su vida. Y, por ende, se pierden cumpleaños, bodas y cosas que no son bonitas de perderse. Hay una forma de entenderlo, tenemos 24 carreras y tú haces 20 y tienes cuatro wild cards. Más adelante, elegiremos cuáles y buscaremos soluciones”, explica Szafnauer.

Otmar Szafnauer en una imagen de archivo (REUTERS/Mike Segar/File Photo)
Otmar Szafnauer en una imagen de archivo (REUTERS/Mike Segar/File Photo)

“Para hacer 26 o hasta 28 carreras en todo el mundo, el calendario lo tiene que permitir. Si puedes superar el desafío logístico, el cual creo que con una buena planificación se puede, y si superas el elemento humano, en lo que creo que somos bastante buenos, tienes que mirar el calendario de forma creativa”, concluye el ingeniero rumano. Desde 2001, primer año en el que corrió Alonso, el más veterano de la F1, la cifra de Grandes Premios ha fluctuado, aunque el crecimiento a lo largo de estas más de dos décadas resulta evidente. Con un mínimo de 16 en 2003, costó llegar a los 20. Cuando ocurrió, en 2012, había pocas dudas de que la cosa sólo iba a ir a mayores, salvo a raíz de la pandemia. Si el número récord actual es la gota que ha colmado el vaso, o no, habrá que verlo.