Ábalos empieza a hablar y dice que Pedro Sánchez no tenía en mente actuar contra él y que nadie del PSOE le informó del ultimátum: “Se notificó al universo”

El diputado del Grupo Mixto asegura que votará siempre en la misma línea que los socialistas

Compartir
Compartir articulo
José Luis Ábalos, exministro de Transportes y diputado. (Eduardo Parra/Europa Press)
José Luis Ábalos, exministro de Transportes y diputado. (Eduardo Parra/Europa Press)

José Luis Ábalos asegura que no hay ninguna manta de la que tirar y que votará en la misma línea que el PSOE en adelante pese a estar en proceso de expulsión del partido y fuera de su grupo parlamentario. Dicho esto, empieza a deslizar nuevos mensajes contra la dirección y más en concreto contra Pedro Sánchez, que este miércoles en el Congreso ha vuelto a expresar su rechazo frontal y la “incompatibilidad” del PSOE con la corrupción. Según el exministro, el presidente no barajaba pedirle la dimisión, pero “la presión, el sensacionalismo, los titulares o el escándalo”, entiende el diputado, terminaron por hacerle cambiar de opinión.

La trama corrupta en la compra de mascarillas y material sanitario adjudicó varios contratos millonarios a la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo SL, cuya facturación pasó de 0 a más de 53 millones de euros entre 2019 y 2020, cuando varios departamentos dependientes del Ejecutivo y las comunidades autónomas de Canarias y Baleares le adjudicaron a dedo al menos seis contratos -se investigan hasta ocho-, según la querella del fiscal Anticorrupción. El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha dejado este miércoles en libertad al considerado cabecilla, Juan Carlos Cueto, al que impone la prohibición de abandonar el país como medida cautelar.

“Sé que tienen muchas preguntas”, dijo a los periodistas Ábalos este martes en su comparecencia, sentenciando: “Yo también tengo muchas respuestas”. Ya ha comenzado y ha concedido entrevistas, entre otros, a TVE o a Onda Cero. “Pasa algo que cambia (la opinión de Sánchez). La presión, el sensacionalismo, los titulares, el escándalo y claro, es verdad que no deja de ser un mal síntoma que fuera la primera irregularidad así que se le pudiera achacar a este gobierno que se presumía absolutamente limpio”, ha explicado al periodista Carlos Alsina.

Primera sesión de control en el Congreso con el caso Koldo en las portadas. José Luis Ábalos se ha ausentado.

Te puede interesar: Un favor al “exjefe”, un viaje a México y recomendaciones sospechosas: la huella de Ábalos en el ‘caso Koldo’ acerca su muerte política

Ni con Koldo ni con Sánchez

El diputado, ya independiente a su pesar, recurrirá además la decisión de su expediente. Defiende que nadie puede ser expulsado no ya por una imputación, sino salvo juicio oral, y que él, como ya recalcó en su sonada intervención este martes, no está “acusado de nada”. Ha añadido algo que se desconocía hasta ahora. Según Ábalos, se enteró del ultimátum de 24 horas de la “dirección política” del PSOE por la televisión, pero es que en esas 24 horas posteriores no tuvo noticia alguna desde el partido. “Se notificó al universo. Mi capacidad auditiva llega ahí. Pero procedimentalmente eso exige una notificación, como en todo”, ha opinado.

José Luis Ábalos ha comparecido este martes para defender su "honorabilidad" y anunciar que no renuncia al escaño.

Te puede interesar: El ‘caso Ábalos’ abre una guerra entre PSOE y PP para desgastar al rival en comisiones de investigación en las que “se citará a todo dios”

Ábalos ha admitido “responsabilidades políticas” por elegir a Koldo García como su asesor y aclarado que no ha hablado con él estos porque no tiene “fuerza” ni lo ve “conveniente”, como tampoco con Sánchez, aunque le hayan llegado sus impresiones. Se ha limitado a desear a su exasesor para que “se pueda defender de todo esto”. Y, como también recalcó este martes, advierte al PSOE de que “la cacería” del PP no ha terminado y que la expulsión es una estrategia “errada” que lleva a “una dinámica infernal”.