El ‘caso Ábalos’ abre una guerra entre PSOE y PP para desgastar al rival en comisiones de investigación en las que “se citará a todo dios”

Los populares quieren socavar al PSOE lo máximo posible en la comisión del Senado y los socialistas ya han decidido contraatacar volviendo a poner en el foco el contrato del hermano de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso en el Congreso

Compartir
Compartir articulo
Pedro Sánchez y Alberto Nuñez Feijóo. (Infoabe)
Pedro Sánchez y Alberto Nuñez Feijóo. (Infoabe)

El caso ‘Koldo’, o el ‘caso Ábalos’, como prefiera el lector, va a suponer un punto de inflexión en el panorama político nacional. Al margen de las sorpresas que depare la investigación judicial que se acaba de iniciar, PP y PSOE ya se preparan para enfangar dos de las principales instituciones del país: Congreso de los Diputados y Senado. Socialistas y populares ya han registrado sendas comisiones de investigación en ambas Cámaras para intentar desgastar al rival lo máximo posible. “Lo que vamos a ver en los próximos meses va a ser excepcional. Aquí se va a citar a todo Dios para intentar ganar una batalla por el relato”, explica una fuente de Moncloa.

La batalla por el relato. Esa es la clave. Desde el PP no olvidan que en 2018 perdieron el Gobierno tras una moción de censura que llegó tras la sentencia del caso Gürtel, la gran espada de Damocles de los populares. Uno de los grandes casos de corrupción de la democracia reciente. Por eso, desde la oposición se quieren tomar la revancha y ven la investigación iniciada por la Fiscalía Anticorrupción (no lo olvidemos, tras una denuncia del PP de Madrid) la oportunidad perfecta para cobrarse la venganza. “El caso de corrupción supera con creces a Koldo García y José Luis Ábalos. No es el caso Koldo, no es el caso Ábalos. Es el caso Sánchez”, volvió a asegurar este martes Miguel Tellado, portavoz del PP en el Congreso.

Te puede interesar: Ábalos no dimite, desafía a Sánchez y lleva al límite al PSOE, que pierde un diputado: “No estoy acusado de nada”

El objetivo es claro desde las filas populares: elevar un poco más cada día la gravedad del caso para erosionar la credibilidad de un Ejecutivo parlamentariamente muy débil. La amnistía ha pasado, de momento, a mejor vida. “España está en manos de la banda del Peugeot. Sánchez lo relata en su libro. Koldo al volante, Ábalos de copiloto y atrás Cerdán [hoy número tres del PSOE] y Sánchez”, señaló Tellado para encasillar al equipo que ayudó a Pedro Sánchez a ganar las primarias socialistas en 2017. “Por el momento han caído dos, pero Cerdán y Sánchez les deben a los españoles muchísimas explicaciones”, ha añadido.

Por el momento. El PP se quiere cobrar todas las piezas políticas posibles. Tras la detención de Koldo García y la fuga de Ábalos al Grupo Mixto, la consigna es intentar ‘manchar’ al mayor número posible de altos dirigentes socialistas. “Las responsabilidades no acaban en el señor Ábalos, empiezan en él”, sentenció el lunes Borja Sémper, otro de los portavoces de Feijóo. Los populares, que controlan con mayoría el Senado, van a crear una comisión de investigación a la que llamarán al presidente del Gobierno, a Cerdán, a la presidenta del Congreso y ex presidenta de Baleares, Francina Armengol (cuyo gobierno contrató con la trama), al ex ministro de Sanidad Salvador Illa y a tres ministros: el del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el de Transportes, Óscar Puente; y el de Política Territorial, Ángel Víctor Torres. Estos, como primeros espadas.

José Luis Ábalos ha comparecido este martes para defender su "honorabilidad" y anunciar que no renuncia al escaño.

La idea es alargar el calvario mediático para el PSOE y que desfilen muchas más personas por la comisión del Senado. La solicitud del PP será vista por la Mesa de la Cámara Alta, previsiblemente, en su próxima reunión, el 5 de marzo, y se votará en el Pleno probablemente del miércoles día 13, aunque cabe la posibilidad de que por urgencia se adelante al día 6. Pero el PSOE no se va a quedar de brazos cruzados. La estrategia de los de Sánchez también es clara: transparencia y tolerancia cero contra la corrupción. Desde las filas socialistas reconocen que todo lo que rodea al ‘caso Ábalos’ ha sido un golpe muy duro. Muy duro. “Pero hay que rehacerse. Esa es la instrucción”, explican fuentes del PSOE. “Rehacerse y contraatacar”.

El PSOE registró este martes, antes de conocer la decisión de Ábalos de pasarse al Grupo Mixto, la solicitud para crear una comisión de investigación en el Congreso para intentar devolver los golpes que va a recibir en el Senado. Esta comisión quiere indagar sobre cómo se produjeron durante la pandemia los contratos de productos sanitarios por parte de “todas las administraciones públicas”, también las autonómicas, y no solo el Gobierno central y sus organismos. El PSOE tendrá el apoyo de sus socios habituales para sacar adelante esa comisión en la Cámara baja, aunque no del PP. La intención del PSOE es que desfilen por esa comisión los principales protagonistas del contrato que se llevó el socio de Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta madrileña. “Se esperan muchas sorpresas en la lista de citados de esta comisión”, aclaran las fuentes socialistas.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid (EUROPA PRESS - MARTA FERNÁNDEZ JARA)
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid (EUROPA PRESS - MARTA FERNÁNDEZ JARA)

Sánchez quiere luz y taquígrafos “caiga quien caiga”, como dijo algunos días. Y ya que se ha destapado la caja de Pandora, que los vientos vuelen en todas las direcciones. Ferraz quiere marcar distancias con el modus operandi de Génova en lo relativo a la lucha contra la corrupción, que nunca impulsó ninguna comisión cuando le salpicó alguna trama (léase Gürtel, Púnica o Lezo). “Si es época de comisiones de investigación, estas serán a todos los niveles, para escrutar todos los contratos posibles”. La consigna es encajar los ataques que vengan desde la comisión del Senado devolviendo esos ataques con la comisión en el Congreso”. El mensaje es que los socialistas son los primeros interesados en que “se sepa toda la verdad”. En todas las contrataciones sospechosas.

Otra comisión en la Asamblea de Madrid

Por otro lado, Más Madrid (que forma parte del Gobierno de coalición con el PSOE) ha registrado este martes una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid sobre la compra de material sanitario en la pandemia con el objetivo de “dirimir” si hubo “irregularidades, sobrecoste o enriquecimiento ilícito” por parte del Ejecutivo regional. La portavoz de la formación, Manuela Bergerot, ha explicado que el conocido como ‘caso Koldo’ pone “sobre aviso a todo el país” y requiere un análisis de la contratación pública en este momento.

Te puede interesar: Con Ábalos en el Grupo Mixto... el único que pierde es el Grupo Mixto: al PSOE solo le puede afectar en un caso

Bergerot ha explicado que durante la pandemia se “relajaron ciertos estándares de publicidad y competencia” porque el objetivo era “salvar vidas”. “Entendemos que esa relajación pudo ser aprovechada por un puñado de sinvergüenzas que con sus contactos políticos o familiares la usaron en vez de para salvar vidas, para forrarse básicamente”, ha añadido. Más Madrid espera que el PP apoye esta investigación como ha promovido la del Senado para el ‘caso Koldo’ y que espera que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, no la bloquee. Algo que seguramente hará. Para eso vale su mayoría absoluta. Lo dicho, se esperan meses muy movidos y una guerra sin precedentes. “Se va a citar a declarar a todo Dios”, remarcan desde el PSOE.