El borrador de ‘Star Wars’ que Harrison Ford se olvidó en un piso de Londres y que acaba de ser subastado

El guion de la primera película de la saga ha sido adjudicado en un nuevo récord de venta para este tipo de artículos

Compartir
Compartir articulo
Anticipo de 1976

Harrison Ford ha tenido muchos rostros a lo largo de su vida: el del desconfiado Rick Deckard de Blade Runner, el intrépido Indiana Jones o el astuto y gamberro Han Solo de La guerra de las Galaxias. No obstante, detrás de todos esos personajes estaba la misma persona: un hombra tan carismático como sencillo, tan icónico como tranquilo. Pero hasta los más grandes tienen descuidos, y un descuido de Harrison Ford puede costar mucho más que el de cualquier otra persona, por muy normal y tranquilo

En 1977, Harrison Ford ya era más o menos conocido pues llevaba actuando desde los años 60 y ya había aparecido en grandes películas de la época como La conversación de Francis Ford Coppola o American Graffiti, de George Lucas. Precisamente este último sería quien contase con él para uno de sus personajes más importantes, Han Solo, el rebelde cazarrecompensas de una película que preparaba bajo el nombre de Star Killer, y que se terminaría convirtiéndose en una de las sagas más importantes de la historia del cine.

Te puede interesar: Los Beatles vuelven al cine: Sam Mendes prepara cuatro películas de cada miembro de la banda

Pues bien, cuando Ford entró a formar parte del elenco junto a otros jóvenes como Carrie Fisher y Mark Hamill, el actor se encontraba viviendo en un piso alquilado de Notting Hill, en Londres. Allí repasaría sus líneas como Han Solo, estudiaría otras propuestas que le fueran llegando e intentaría ordenar su apretada agenda. Todo ello apilando su mesa de diarios, hojas de guion y un sinfín de documentos que, por azar o por destino, terminó abandonando a su suerte en aquel mismo edificio. Unos documentos que, casi cincuenta años después del estreno de La guerra de las Galaxias -posteriormente titulada Star Wars IV: Una nueva esperanza- han cambiado de manos.

Porque el cuarto borrador del guion de aquella película, que estaba incompleto, sin encuadernar, con páginas de diferentes colores y con revisiones que incluían escenas y personajes nunca vistos, acaba de ser subastado. El libreto, que tenía un valor estimado de entre 8.000 y 12.000 libras, fue adquirido el sábado pasado por un coleccionista austriaco que llegó a pujar 10.795 libras. Junto al guion se encontraban otros artículos de coleccionista como horarios de rodaje de Harrison Ford, una hoja de llamadas y colecciones de notas, que también se vendieron en un lote a un comprador del Reino Unido por 4.826 libras.

Los actores Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford en 'La guerra de las Galaxias'
Los actores Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford en 'La guerra de las Galaxias'

Un actor eterno

En la venta se registraron pujas competitivas procedentes de todo el mundo por estas piezas nunca vistas de la historia de Star Wars. “Aunque ya habían salido al mercado otras copias de este guión, en esta venta se batió un nuevo récord para un guion así, lo que demuestra que el vínculo personal con los objetos resulta tan atractivo para los fans de La Guerra de las Galaxias”, explicaba el comisario de la subasta Jonathan Torode. “La procedencia personal los hace totalmente únicos. Esperamos que sean tan apreciados por sus nuevos propietarios como lo fueron por los anteriores”.

Te puede interesar: Las mejores películas de Denis Villeneuve, director de ‘Dune’: de ‘Sicario’ a ‘La llegada’

Sea como fuere, esta subasta también demuestra el impacto de Harrison Ford, un actor que no solo ha sobrevivido a la fama de sus películas sino que ha sido capaz de adaptarse a los nuevos tiempos e incluso de retomar aquellos papeles a pesar de su edad. A Ford lo hemos visto volver a dar vida a Deckard en Blade Runner 2049 o recientemente al icónico Indiana Jones -Indiana Jones y el Dial del Destino- y a sus 81 años el actor sigue dándonos grandes alegrías en forma de nuevas series y películas.