La comunidad con las pensiones de incapacidad permanente más altas de España

La brecha entre comunidades asciende hasta los 489 euros, con Extremadura y Murcia en la parte baja de la tabla

Compartir
Compartir articulo
Incapacidad permanente total: ¿qué pasa cuando la Seguridad Social revisa tu pensión?

Las pensiones por incapacidad permanente tratan de cubrir la pérdida de ingresos que sufre un trabajador cuando, por enfermedad o accidente, tiene que reducir o anular su capacidad laboral. La Seguridad Social diferencia entre cuatro grados de incapacidad permanente: parcial, total, absoluta y gran invalidez. El primero de ellos permite seguir trabajando en la misma profesión, mientras que con la absoluta los ciudadanos se ven abocados a buscar un puesto de trabajo distinto al habitual. La gran invalidez, por su parte, entra en juego cuando las personas afectadas necesitan la asistencia continua de un tercero para realizar las actividades básicas del día a día.

Las pensiones contributivas han subido con el cambio de año un 3,8%, entre ellas, las de incapacidad permanente. El Ministerio de Seguridad Social ha confirmado el pasado mes de diciembre el dato definitivo del IPC interanual, publicado anteriormente por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las nuevas cuantías han llegado al bolsillo de los beneficiarios este mes de enero, aunque algunos bancos se han adelantado más que otros. La pensión mínima por incapacidad permanente para una persona con cónyuge a cargo ha crecido hasta los 21.698 euros anuales —1.549 euros al mes en 14 pagas—, mientras que la asignación máxima ha alcanzado los 3.175 euros mensuales. La prestación media, por su parte, ronda actualmente los 1.161,43 euros al mes.

Te puede interesar: Feijóo se cura en salud frente a nuevas informaciones sobre sus contactos: “No descartéis que mañana digan que le ofrecí Interior a ERC y Defensa a Otegi”

Los trabajadores que sufren algún tipo de accidente laboral que les impide continuar en su puesto de trabajo y desarrollar su actividad con normalidad, pueden solicitar una pensión por incapacidad. La Seguridad Social no tiene ninguna lista oficial con las enfermedades por las que podemos solicitar la incapacidad permanente y es el propio Equipo de Valoración de Incapacidades quien se encarga de determinar, analizando cada caso de forma individual, qué trabajadores tienen derecho a recibir este subsidio. El mismo examen médico sirve para revisar de forma periódica en qué grado se reconocen las incapacidades. Los ciudadanos, para hacerse una idea, pueden recurrir a una tabla orientativa en la que figuran más de 50 enfermedades por las que es posible acceder a la incapacidad permanente. La artrosis, la demencia, la lumbalgia y el trastorno de ansiedad son algunas de las más comunes.

Una pareja de pensionistas durante un paseo. (Freepik)
Una pareja de pensionistas durante un paseo. (Freepik)

El País Vasco tiene la pensión media más elevada

La cuantía de las pensiones por incapacidad permanente viene determinada por la base reguladora de cada trabajador y el grado de incapacidad reconocido. La prestación, cuando deriva de enfermedad común o accidente no laboral, suele abonarse en 14 pagas. La cuantía de los subsidios ha subido este año 42,44 euros de media al mes, pero los pensionistas no cobran lo mismo en todos los territorios y la brecha entre comunidades no deja de crecer. En España, 945.530 personas reciben una pensión por incapacidad permanente. La asignación media ronda los 1.161,43 euros mensuales, pero la diferencia entre unas regiones y otras alcanza 489 euros.

Te puede interesar: “Una de las viviendas más extraordinarias del mundo”: así es la casa prefabricada española que se construyó en 7 días

La Seguridad Social otorga un porcentaje de la base reguladora según el grado de incapacidad, sin embargo, la mitad de las solicitudes de estas prestaciones se resuelven de forma negativa, según datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). El norte de España lidera la lista de comunidades con la pensión media de incapacidad permanente más elevada. Los pensionistas del País Vasco tienen las prestaciones más cuantiosas, con una media de 1.479,48 euros al mes. El top tres lo completan Navarra (1.374,52 euros mensuales) y Asturias (1.320,22 euros mensuales). La parte baja de la tabla, en cambio, lleva el sello de Extremadura (990,39 euros) y Murcia (1.050,34 euros mensuales).