Estrella Damm compra la empresa que hace los refrescos de Mercadona, Lidl y El Corte Inglés

El gigante cervecero se hace con un grupo que viene de facturar 457 millones de euros en 2022

Compartir
Compartir articulo
Una clienta compra refrescos en un supermercado de Mercadona. (iStock)
Una clienta compra refrescos en un supermercado de Mercadona. (iStock)

Estrella Damm amplía su mercado. El gigante cervecero ha comprado Font Salem y llegará en los próximos meses al grueso de los supermercados españoles. La firma valenciana, fundada a finales del siglo pasado, presume de ser el principal proveedor de bebidas y refrescos en Mercadona, Lidl o El Corte Inglés. La compañía, que había elevado tanto su facturación como sus beneficios durante los últimos años, dejará de existir como entidad independiente. La operación ya ha sido aprobada y comunicada ante el Registro Mercantil.

Font Salem no destaca por ser excesivamente conocida a nivel nacional, pero está detrás de casi todas las bebidas de marca blanca que venden los principales supermercados del país. La compañía valenciana, especializada en la producción de refrescos y agua desde sus comienzos, surtía sobre todo los lineales de Mercadona, El Corte Inglés, Lidl y Eroski. Las cadenas, no obstante, etiquetan estos productos con diferentes nombres, como pueden ser Hacendado y Freeway. Las más de 500 personas que trabajan en las fábricas de Font Salem —repartidas entre Salem, El Puig, Asturias y Portugal— no corren peligro pese a la fusión, según ha detallado la empresa.

Te puede interesar: La cerveza bate récords en España: la producción se dispara y el consumo social acaricia la remontada

Estrella Damm ha aprobado hace algo más de un mes la operación de absorción, dos décadas después de haber adquirido la empresa valenciana. El acuerdo de fusión sostiene que la firma mantendrá los 526 puestos de trabajo, casi todos ubicados en la Comunidad Valenciana. La sede social, no obstante, pasará a estar en Barcelona. Font Salem ha cerrado 2022 con una facturación de 457 millones de euros. La historia de la empresa valenciana tiene un antes y un después, de hecho, tras las primeras conversaciones con Estrella Damm, empezó a comercializar y fabricar cervezas —además de refrescos y agua embotellada—.

Fábrica de Estrella Damm. (Europa Press)
Fábrica de Estrella Damm. (Europa Press)

Font Salem: donde está y a qué se dedica

Font Salem se define como el “fabricante líder” en la península en lo que se refiere a la “distribución y el co-packing” de cervezas, refrescos y aguas. Los clientes seguramente no le pongan cara, pero la empresa está presente en los lineales de los principales supermercados españoles: Mercadona, El Corte Inglés, Lidl y Eroski, entre otros. Las cadenas, no obstante, etiquetan los productos que fabrica el grupo valenciano con los logotipos de sus marcas blancas, como Hacendado y Freeway. Hace dos décadas, Estrella Damm compró el 70% del capital de la compañía, pero la fusión definitiva tardó varios lustros en llegar.

La compañía, con sede en la Vall d’Albaida (Valencia), dejará de existir después de cerrar el ejercicio relativo a 2022 con una facturación récord de 457 millones de euros. Estrella Damm aprobó hace algo más de un mes la operación de absorción, según ha detallado en un comunicado. El gigante cervecero ha visto en Font Salem una oportunidad de oro para seguir adelante con su estrategia de expansión. La firma catalana ha cerrado el último año con una facturación de 1.876 millones de euros y un aumento del 26% con respecto al ejercicio anterior.