Gran economista y contrapeso de Yolanda Díaz: las opciones de Pedro Sánchez para sustituir a Calviño al frente de Economía

Pese a que ya tenía claro el salto europeo de Calviño, el presidente del Gobierno quiere jugar con el factor sorpresa a la hora de dar a conocer el nombre del “premiado”

Compartir
Compartir articulo
Sánchez deberá elegir un candidato para sustituir a Calviño al frente de Economía.
Sánchez deberá elegir un candidato para sustituir a Calviño al frente de Economía.

La salida de Nadia Calviño del Gobierno de España es una realidad. El 1 de enero de 2024 iniciará su papel como presidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), por lo que Pedro Sánchez tiene dos semanas escasas para encontrar a su sustituto que tome las riendas del ministerio de Economía, Comercio y Empresa. Pese a que ya tenía claro el salto europeo de Calviño, el presidente del Gobierno quiere jugar con el factor sorpresa a la hora de dar a conocer el nombre del “premiado”. Aumentar el peso político de su Gobierno, establecer un contrapeso a Sumar, así como que se trate de “un gran economista” son algunos de los factores determinantes que deben definir el perfil del futuro ministro.

Los tambores de un retiro dorado europeo para Calviño llevan resonando ya varios meses. Sin embargo, Pedro Sánchez decidió que, hasta ese momento, la que es vicepresidenta primera debía seguir conformando parte del nuevo Gobierno. Pero, algunos movimientos dentro del Ejecutivo ya dejaban entrever que el presidente estaba allanando el camino para un más que plausible salida de Calviño.

Te puede interesar: Sánchez ya tiene preparado el relevo para Calviño

La lista de nombres para liderar la cartera de Economía se determina por las cuatro opciones que tiene ahora Sánchez: la de redimir a uno de sus pesos fuertes en el Gobierno, la de premiar a uno de sus colaboradores más afines, crear un ‘megaministero’ que unifique Economía y Hacienda o decantarse por un perfil económico de fuera de su Gobierno.

Escrivá, el ministro caído

Su movimiento al ministerio de Transformación Digital fue tomado como toda una declaración de intenciones, dejando entrever que esperaría “en el banquillo” la salida de Calviño al BEI. Los argumentos a favor de este candidato son múltiples y todos ellos se han constatado durante su paso por el ministerio de Seguridad Social durante la pasada legislatura: gran perfil técnico, experiencia en organismos internacionales, consensos y acuerdos con los agentes sociales, prestigio comunitario... Además, este paso al frente de Escrivá perpetuaría una vicepresidencia primera independiente, ya que el actual ministro -al igual que Calviño- no es ni afiliado ni diputado socialista.

Te puede interesar: Escrivá esperará en el ‘banquillo’ de Transformación Digital para pasar a ‘titular’ de Economía si Calviño se va al BEI

De la Rocha, el más allegado a Sánchez

De los perfiles ministeriables, Manuel de la Rocha cuenta con un gran respaldo por parte del presidente del Gobierno. Entre sus labores actuales se encuentran la de representar a España en el G20, así como asesorar a Sánchez en materia económica. Además, uno de los hitos que ha conquistado durante los últimos años ha sido la gestión de los fondos europeos, responsabilizándose de todo el proceso, desde la planificación de la distribución hasta su posterior ejecución.

Te puede interesar: De la Rocha mantiene su cargo de director de la Oficina de Asuntos Económicos y G20

Los puntos fuertes que le hacen resonar como opción a sustituto de Calviño son su perfil altamente técnico, así como su experiencia en negociaciones internacionales, claves en un momento en el que tanto la política económica como la percepción de fondos dependen directamente de la Unión Europea.

Creación de un ‘megaministerio’

María Jesús Montero es otra de las opciones que se erigen a la hora de pensar en un nuevo ministro de Economía. De hecho, se trataría de uno de los movimientos más políticos que podría realizar Sánchez, ya que la actual ministra de Hacienda es uno de sus grandes apoyos dentro del PSOE. Sin perder la cartera que ahora ostenta, el presidente del Gobierno podría resucitar el ‘megaministerio’ de Economía y Hacienda, ya existente en el pasado.

Sin embargo, el nombre de María Jesús Montero ha ido perdiendo fuerza conforme iban pasando las semanas, en parte, por la gran cantidad de cuestiones que aglutinaría: desde abordar la quita de deuda de las comunidades hasta la reforma de la financiación autonómica, pasando por el despliegue de los fondos europeos y la elaboración de presupuestos. Además, la titular de Hacienda cuenta con otros dos factores en contra. Ni es economista -lo que llevaría al Gobierno a perder un perfil técnico en un ministerio que requiere de un importante conocimiento de los mercados- ni tiene trayectoria europea, algo vital en el statu quo actual.

Y... ¿Buscar fuera del Gobierno?

En ese jugar al factor sorpresa, Sánchez ni siquiera ha cerrado la puerta a que el sustituto de Calviño sea de fuera del Gobierno. Es más, en la entrevista de Antena 3 de este mismo jueves, el presidente del Gobierno aseguraba que “tanto dentro como fuera del Gobierno” hay “potentes economistas”. En el caso de decantarse por esta opción, uno de los nombres que resuena con fuerza es el de David Vegara. ¿El motivo? Cumple con todos los requisitos que se piden para el cargo: fuerte perfil técnico, experiencia internacional y bagaje político.

Vegara ya conoce el ministerio de los días que pasó como secretario de Estado de Economía con Pedro Solbes y además, ha hecho carrera en el ámbito internacional ostentando cargos como presidente del Comité de Servicios Financieros y de asesor del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Asimismo, cumple con la variable política ya que fue diputado socialista en el Congreso por Barcelona en los años de Carme Chacón.