El Ejército de Israel reanuda los combates en Gaza tras la violación del alto el fuego por parte de Hamás

Un misil disparado desde suelo palestino ha desbaratado la paz temporal que había permitido la liberación de rehenes en manos de los terroristas desde su brutal irrupción en Israel el pasado 7 de octubre

Compartir
Compartir articulo
Cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel tras desbaratarse el alto el fuego este viernes. (Reuters/Amir Cohen)
Cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel tras desbaratarse el alto el fuego este viernes. (Reuters/Amir Cohen)

El alto del fuego entre Israel y Hamás, que había prevalecido durante siete días, se ha desmoronado este viernes tras la violación del acuerdo por parte de los terroristas palestinos. Esta tregua había permitido el intercambio de rehenes capturados por éstos a cambio de la liberación de prisioneros a manos de Tel Aviv. Hamás ha atacado y ha desbaratado el que estaba siendo un canje sin incidentes que daba lugar a emotivas imágenes de rehenes al fin en libertad tras la brutal y violenta irrupción en suelo israelí el pasado 7 de octubre. Ya es historia.

Las sirenas antiaéreas sonaron en localidades israelíes próximas a la Franja de Gaza poco antes de las 6:00 horas de la mañana, hora local. Aunque se identificaron varios lanzamientos desde Gaza hacia Israel, no se interceptaron siguiendo el protocolo establecido. En respuesta, las Fuerzas de Defensa de Israel han iniciado taques contra objetivos de Hamás en Gaza.

El Ministerio del Interior en Gaza, controlado por Hamás, ha confirmado la presencia de aviación israelí sobre el enclave y reportado fuego abierto en su noroeste. Medios palestinos indican que los ataques israelíes han alcanzado áreas residenciales en el norte y sur de Gaza. Se informa además de enfrentamientos entre milicianos de Hamás y fuerzas israelíes terrestres.

Te puede interesar: El fiscal general de la CPI, Karim Khan, llegó a Israel para reunirse con familiares y víctimas del terrorismo de Hamás

La tregua, que comenzó el 24 de noviembre, fue resultado de negociaciones lideradas por Qatar, Egipto y Estados Unidos. Durante su vigencia, se ha liberado a 105 rehenes, incluyendo 81 israelíes y 24 extranjeros, y se excarcelaron 240 prisioneros palestinos, todos mujeres y menores. Esta pausa en el conflicto siguió a una guerra iniciada el 7 de octubre, caracterizada por intensos combates que dejaron un saldo devastador: más de 15.000 muertos, miles de personas bajo escombros, y casi dos millones de desplazados enfrentando una grave crisis humanitaria.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, durante una visita a Israel y Cisjordania, había instado a los líderes israelíes a abstenerse de reiniciar la ofensiva en Gaza sin un plan concreto para proteger a los civiles palestinos. Blinken enfatizó la necesidad de evitar la pérdida masiva de vidas civiles y el desplazamiento a gran escala, como ocurrió anteriormente en el norte de Gaza. El plan sugerido por Estados Unidos incluiría la designación de áreas seguras en el centro y sur de Gaza para los civiles, así como medidas para evitar el desplazamiento interno masivo y daños a infraestructuras clave.

Hamás liberó este jueves a dos cautivas israelíes en Gaza en el marco de la tregua.

Finalmente, Qatar, en colaboración con socios regionales e internacionales, está trabajando para lograr un alto el fuego permanente, en un contexto de creciente presión internacional para alcanzar una solución sostenible y pacífica al conflicto.

Tensión diplomática con España

En lo que afecta a España, la tensión diplomática es alta. El ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Eli Cohen, ha convocado a la embajadora israelí en España, Rodica Radian-Gordon, para una consulta en Jerusalén. Esta acción se produce en respuesta a nuevas declaraciones de Pedro Sánchez, quien en una entrevista en TVE este jueves volvió a criticar el elevado número de víctimas mortales en Gaza, cuestionando el cumplimiento de Israel con el derecho internacional.

Cohen, a través de un comunicado en redes sociales, expresa su desacuerdo con las declaraciones de Sánchez, calificándolas de “indignantes” y “acusaciones infundadas”. Afirma también que Israel ha actuado y seguirá actuando conforme al derecho internacional, enfatizando la intención de continuar la lucha hasta la liberación de todos los secuestrados y la eliminación de Hamás en Gaza.

El Ministro israelí enfatiza que Hamás es el único responsable de la masacre del 7 de octubre y de la situación actual en Gaza, acusando a la organización de cometer crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad tanto contra los ciudadanos de Israel como contra los residentes de la Franja de Gaza.