La extraña enfermedad de Lucía Pombo: tiene un gusano vivo dentro del cuerpo y nota cómo se mueve

Debemos evitar andar descalzos sobre tierra o arena húmeda

Compartir
Compartir articulo
20/11/2023 Lucía Pombo
EUROPA ESPAÑA SOCIEDAD
20/11/2023 Lucía Pombo EUROPA ESPAÑA SOCIEDAD

Más de uno se habrá llevado una sorpresa al ver los últimos stories de Lucía Pombo. Lejos de su contenido habitual (promociones, eventos, ropa...), la influencer ha compartido el peculiar recuerdo que se ha traído de sus últimas vacaciones: un gusano vivo bajo su piel. La hermana de María Pombo ha contado que “la sensación es rara porque notas cómo se mueve”.

Como la propia hermana Pombo ha contado, ese gusano es realmente una Larva Migrans, un parásito que puede entrar fácilmente en nuestro cuerpo a través de heridas o minúsculas grietas en nuestra piel. Una vez dentro, el gusano puede moverse y crecer con rapidez. En el caso de Lucía, la Larva Migrans se encontraba al principio en la punta del dedo, pero fue desplazándose hasta la planta del pie.

Te puede interesar: Lucía Pombo da la cara por su hermana María tras su polémico paso por los Grammy Latinos

Este parásito es endémico en climas cálidos y húmedos de áreas tropicales y subtropicales, por lo que es más que probable que la influencer contrajera esta enfermedad en su viaje a Zanzíbar, un archipiélago de Tanzania. Los médicos alertan de que cada vez son más comunes los cuadros clínicos con Larva Migrans debido al auge del turismo a lugares, para nosotros, exóticos.

Lucía Pombo muestra el parásito de su pie (IG Lucía Pombo)
Lucía Pombo muestra el parásito de su pie (IG Lucía Pombo)

La Larva Migrans es perfectamente visible a simple vista y el picor suele ser bastante intenso, por lo que nos daremos cuenta si un parásito ha entrado en nuestro organismo. El gusano se muestra como un fino cordón amarillento de algunos centímetros de largo que se mueve lentamente en una zona inflamada y enrojecida.

Aunque no se trate de una infección grave, sí muy molesta por la picazón. Dicho picor se debe a las heces que el gusano va dejando bajo la piel. Esto puede pensar que lo más práctico sería extraer el gusano, pero ni siquiera se hace una vez que la larva muere. El tratamiento para este tipo de casos son fármacos con derivados benzimidazólicos (un tipo de antiparasitario) que se suministran por vía oral. Además, puede combinarse con la aplicación de ciertas cremas.

“En principio, ha palmado”. Esa es la última actualización de la hermana de María Pombo. Y, como decíamos, la larva se ha quedado en la piel, ya que será nuestro propio organismo el encargado de rodearla de fibrina (una proteína que ayuda a sanar las heridas) hasta que desaparezca. Solo se recurre a la extracción del parásito si genera un quiste en la zona afectada.

Te puede interesar: Cuáles son los gusanos parásitos que pueden infectar el cuerpo humano y cómo prevenirlos

Cómo evitar que un gusano vivo entre en nuestro cuerpo

Es cierto que la Larva Migrans puede entrar por cualquier parte de nuestro cuerpo (se han notificado casos de parásitos en las nalgas y en el pecho), aunque son episodios raros. Lo más común es que entren por las manos y los pies. Por ello, existen algunas precauciones que podemos tomar para reducir el riesgo de llevarnos el mismo desagradable recuerdo de vacaciones que Lucía Pombo.

A las bacterias problemáticas les gustan estas 3 regiones de la piel más que otras.

Esta larva se transmite a través de las heces de animales que no han sido desparasitados, normalmente perros, gatos y todo tipo de felinos. Estar en contacto con este tipo de animales puede ser la principal vía de infección, así como andar descalzos sobre tierra o arena húmeda sobre la que han defecado estos animales sin desparasitar.