UGT y CCOO rechazan la reforma del subsidio de paro que plantea una parte del Gobierno y piden negociación

La negociación de la medida en el seno del Ejecutivo se encuentra encallada desde hace meses y acumula un año de retraso en su aprobación respecto a los plazos comprometidos con la Comisión Europea en el Plan de Recuperación

Compartir
Compartir articulo
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, en una imagen de archivo. (Carlos Luján - Europa Press).
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, en una imagen de archivo. (Carlos Luján - Europa Press).

Los sindicatos UGT y CCOO exigen al Gobierno que convoque la mesa de diálogo social para tratar la reforma de las prestaciones asistenciales por desempleo comprometida con Bruselas para recibir los fondos del Plan de Recuperación. En un comunicado, ambas organizaciones rechazan la reforma que plantea el Ministerio de Economía porque “no se corresponde” con las medidas que se necesitan y critican que este ministerio está cuestionando la voluntad de encontrar trabajo de los parados con subsidios.

En concreto, los sindicatos se refieren a las declaraciones que hizo este lunes el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, número dos de Calviño, en un evento de EY. Según el secretario de Estado, la reforma se aprobará en “las próximas semanas” y se centrará en “potenciar el acuerdo de actividad que todos los desempleados hacen con los servicios públicos de empleo para que se acepten las ofertas de trabajo”. En esta línea, Economía quiere que el sistema de subsidios se oriente más hacia la reincorporación de los parados al mercado laboral, aunque García Andrés no dio más detalles de cuáles serán las modificaciones concretas.

Te puede interesar: Yolanda Díaz no da por cerrada la reforma del desempleo: quiere que el subsidio de paro llegue a más personas

Este planteamiento difiere de que tiene el Ministerio de Trabajo que, alineado con los sindicatos, quiere priorizar que la reforma mejore las prestaciones y amplíe su cobertura. Para UGT y CCOO, las declaraciones del secretario de Estado de Economía “señalan que la prioridad de la reforma del nivel asistencial no es la mejora de las condiciones y acceso a estas prestaciones, sino que ponen en duda la ‘honradez’ de las personas beneficiarias de los subsidios por desempleo”.

Los sindicatos consideran que “ante un empleo digno que se ajuste a la normativa laboral ninguna persona optaría por malvivir con 480 euros mensuales y rechazaría este empleo”. Tesis idéntica a la que sostiene el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, número dos de Yolanda Díaz: “En lo que no trabaja el ministerio es en una reforma que estigmatice a los parados o que considere que la gente que cobra un subsidio de poco más de 400 euros es porque no quiere trabajar o porque se incorpora voluntariamente a la economía sumergida para mantener un subsidio”, defendió en una rueda de prensa.

Yolanda Díaz atiende a los medios de comunicación. (Matias Chiofalo / Europa Press)
Yolanda Díaz atiende a los medios de comunicación. (Matias Chiofalo / Europa Press)

Dadas estas diferencias y la celebración de elecciones generales en verano, la negociación de la reforma en el seno del Ejecutivo se encuentra encallada desde hace meses y acumula un retraso de un año respecto a los plazos comprometidos con la Comisión Europea en el Plan de Recuperación. Según este documento, la medida debería haber sido aprobada en el último trimestre de 2022. Durante la pasada legislatura, el Ministerio de Trabajo anunció la reformulación del sistema de protección por desempleo en su fase asistencial, pero solo a nivel de simplificación de la estructura y de los criterios de acceso, sin llegar a negociar la medida con los sindicatos.

Los sindicatos piden mejorar las políticas activas

Para UGT y CCOO el mayor problema de los subsidios de paro es la suficiencia de las prestaciones, los vacíos de cobertura, personas sin prestación y la necesidad de mejorar los resultados de las políticas activas de empleo a las que se dedican “una importante cantidad de recursos”. También critican que los niveles de intermediación de los servicios públicos de empleo “son bajos” y el éxito de las políticas activas “muy mejorable”.

Te puede interesar: La transformación que no llega a los servicios de empleo: solo tramitan el 2,8% de las colocaciones de jóvenes en el paro

Recuerdan además que ya existe una disminución progresiva de las prestaciones por desempleo. “Tras los primeros 6 meses de la prestación contributiva, el resto de esta prestación se reduce y posteriormente se accede a los subsidios por una cuantía de 480 euros, o menor si procede de un contrato a tiempo parcial”, detallan.