El parque urbano más grande de Europa está en Dublín: pasear con gamos, la casa del presidente y un obelisco de más de 60 metros

El parque es el doble de grande que el Central Park de Nueva York y es perfecto para recorrer en bicicleta gracias a la extensa red de senderos que incluye

Compartir
Compartir articulo
Phoenix Park, en Dublín (shutterstock).
Phoenix Park, en Dublín (shutterstock).

Desde el Central Park de Nueva York, pasando por el Parque del Retiro en Madrid hasta el Hyde Park and Kensington Gardens, en Londres, toda gran ciudad cuenta con parque urbano que la hace diferente. Estos conforman espacios naturales donde los vecinos o visitantes pueden pasar un día agradable, practicar deporte o ver un bonito atardecer. Sin embargo, en Europa, hay uno que destaca, no solo por sus encantos, sino por ser el más grande de todo el continente.

Estamos hablando del Phoenix Park, o Parque Fénix, un parque urbano que es un icono en Dublín, pues la capital irlandesa puede presumir de albergar el más extenso de todo Europa. De hecho, con una extensión de más de 700 hectáreas, el parque es dos veces más grande que el Central Park de Nueva York. Además, el viajero podrá visitarlo cuando desee, pues sus dos puertas principales están abiertas las 24 horas del día durante todo el año.

Te puede interesar: El palacio del siglo XVII donde durmió Napoleón que es uno de los Paradores más impresionantes de España

Gamos, la casa del presidente y hasta un zoo

Durante la segunda mitad del siglo XVII, más concretamente en la década de 1660, el Parque Fénix se construyó como un pabellón de caza real. Durante ese periodo, las personalidades más altas de la corte se reunían en este espacio para practicar esta actividad. Esto se debe a que durante muchos años, fue el hogar de una gran manada de gamos, de hecho, todavía vagan libremente por el recinto. Esta actividad duró hasta el siglo siguiente, cuando en 1747 se abrió finalmente al público.

Áras an Uachtaráin, en Phoenix Park, Irlanda (Shutterstock).
Áras an Uachtaráin, en Phoenix Park, Irlanda (Shutterstock).

Pero estos animales son solo un pellizco de lo que el viajero se puede encontrar en sus 700 hectáreas de extensión. De todos los espacios que incluye, destaca lo que se conoce como Áras an Uachtaráin, o la ‘residencia del presidente’. Se trata de una casa construida originalmente en el año 1751 por el guarda del parque y arquitecto aficionado Nathaniel Clements. Sin embargo, no haría honor a su nombre hasta el año 1938, cuando se convirtió en la residencia del presidente de Irlanda.

Te puede interesar: El pintoresco pueblo que tiene una de las plazas de toros más antiguas de España y la única que es cuadrada

Es sin duda uno de los mayores atractivos del parque gracias a su bella arquitectura, la cual recuerda a la famosa Casa Blanca de Washington. De hecho, se dice que el arquitecto se inspiró en ella. De esta forma, presenta un estilo neoclásico, con un pórtico angular de tres puntas, las estoicas columnas griegas y una fachada encalada. Por si esto fuera poco, el recinto acoge el zoo de Dublín. Fundado en 1830, es el cuarto más antiguo del mundo y cuenta con hasta 400 animales.

Otros atractivos: el obelisco más alto de Europa

Dentro del Phoenix Park, el viajero también puede disfrutar de otros lugares como es castillo de Ashtown. Se trata de un torreón medieval del siglo XV que permaneció oculto en el interior de los muros de una mansión georgiana hasta 1978. A día de hoy, muestra interpretaciones históricas del recinto desde el año 3500 a. C. hasta la actualidad, gracias a que se incluye dentro del centro de visitantes. Otro de los puntos imprescindibles es la mansión de Farmleigh, un antiguo alojamiento donde se hospedaban los dignatarios visitantes, así como los People’s Flower Gardens.

Estos últimos son unos bellos jardines que ocupan casi nueve hectáreas y que en su interior esconde multitud de rincones. Así, se puede apreciar un bello lago ornamental y zonas de pícnic, siendo uno de los planes más románticos de Dublín. Por último, caben destacar también la impresionante cruz papal, erigida para la misa al aire libre oficiada por el papa Juan Pablo II en 1979, y el Wellington Testimonial, el obelisco más grande de Europa con 62 metros de altura en honor al duque de Wellington.

Wellington Testimonial, el obelisco más grande de Europa, en Irlanda (Shutterstock).
Wellington Testimonial, el obelisco más grande de Europa, en Irlanda (Shutterstock).

Te puede interesar: Medidas y peso de maletas en Binter Canarias en 2023: esta es la normativa del equipaje de mano

La mejor manera de visitarlo

Dada la gran extensión del parque, recorrerlo a pie es una actividad que lleva casi cerca de cuatro horas. Por ello, el recinto cuenta con una increíble red de rutas ciclistas de hasta 14 kilómetros que atraviesan el parque. De esta forma, el visitante puede alquilar una bicicleta en las entradas al parque. Una de las más demandadas es Phoenix Park Bikes, ubicada cerca de los People’s Flower Gardens.

<br/>