El síntoma que alerta de una infección de orina en el 83% de los casos

Es una afección que padecen más las mujeres que los hombres. Si no se medica correctamente, la afección puede agravarse y extenderse hasta los riñones

Compartir
Compartir articulo
Mujer dolorida (Shutterstock)
Mujer dolorida (Shutterstock)

LaS infecciones de orina (ITU) son provocadas cuando se produce una infección en cualquier parte de todo el sistema urinario, es decir, los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. Estas infecciones, mayoritariamente sufridas por las mujeres, son molestas y muy dolorosas, y a menudo deben ser tratadas con antibióticos. Si no se medica correctamente, la afección puede agravarse y extenderse hasta los riñones.

Las infecciones no siempre presentan síntomas e incluso pueden confundirse con otras enfermedades. Sin embargo, cuando sí los muestran, los más comunes, como indica la Clínica Mayo, son la sensación de ardor al orinar, una necesidad persistente de ir al baño, orinar en pocas cantidades, con colores turbios y olores fuertes. Sin embargo, hay una de ellos que, cuando se padece, indica en el 83% de que lo que tenemos es una infección de orina.

Te puede interesar: Color de la orina: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Este síntoma es la dispareunia, el dolor que se siente durante o después de las relaciones sexuales. Aunque pueden sufrirla tanto hombres como mujeres, es mucho más frecuente en ellas. En el caso de los varones, pueden sentir la dispareunia o coitalgia durante la eyaculación. Es cierto que a veces las mujeres pueden sentir dolor durante el coito, pero solo se consideraría que sufren dispareunia si se padece de forma crónica.

Los síntomas de la coitalgia en las mujeres suelen ser la sensación de ardor durante la penetración, la contracción de los músculos o un dolor cortante en la vagina, la región pélvica o el abdomen. Esto puede causarlo la falta de excitación, la sequedad vaginal o estar pasando por momentos de estrés o ansiedad.

Mujer con infección de orina (Shutterstock)
Mujer con infección de orina (Shutterstock)

Como indica un reciente estudio publicado en Medscape, la dispareunia es un síntoma extremadamente preciso para identificar las infecciones de orina. De hecho, el informe aportó un dato muy revelador: el 80% de las mujeres en edad reproductiva con dispareunia padecían una infección de orina no diagnosticada.

Te puede interesar: La mora, la fruta que activa el deseo sexual y frena el envejecimiento

Cómo evitar las infecciones de orina

Las infecciones de orina son de las más frecuentes que existen, en parte por la relativa facilidad para sufrir alguna. Para evitarlas, es fundamental proteger y reforzar nuestro organismo con ciertos alimentos:

  • Alimentos ricos en vitamina D: la vitamina D es fundamental para los glóbulos blancos, que son la parte del sistema inmunitario encargado de combatir las infecciones y otras enfermedades. Encontramos vitamina D en pescados grasos como el salmón, el atún o la trucha.
  • Arándanos y moras: previenen las infecciones de orina impidiendo que las bacterias se peguen a la pared de la vejiga.
  • Vegetales verdes: evitan el estreñimiento favoreciendo un tránsito intestinal normal, por lo que previene la acumulación de bacterias que puedan dirigirse a las vías urinarias. Hablamos de las lechugas, las espinacas, las acelgas, el brócoli o la coliflor.
Episodio: Por qué consumir frutas y verduras.
  • Agua: beber 8 vasos de agua al día (el equivalente a 2 litros) es crucial para proteger nuestro organismo. En la vejiga se acumulan múltiples bacterias que han de ser eliminadas mediante la orina. Además, beber la cantidad recomendable de agua hará que la orina sea más diluida y de un color más claro (cuanto más amarillo es el orín, mejor viven las bacterias).
  • Lactobacilos: son bacterias presentes en el yogur natural o el kéfir y protegen al cuerpo de otras bacterias no amigables.