El estudio clave en la salud mental: bloquear los pensamientos negativos podría mejorar la ansiedad

Los expertos advierten de que es demasiado pronto para recomendar ese método: “No creo que ningún estudio individual de una escala como esta deba conducir a una aplicación clínica inmediata”

Compartir
Compartir articulo
Pensamientos negativos. (Archivo)
Pensamientos negativos. (Archivo)

Los psicólogos recomiendan que si tienes pensamientos negativos que te generan ansiedad, los dejes entrar y reflexiones sobre ellos. La supresión del miedo o de la ansiedad tiene un impacto negativo en la salud mental, porque reprimir esas sensaciones solo las hará más grandes e intrusivas. Sin embargo, Michael Anderson, neurocientífico cognitivo de la Universidad de Cambridge, ha realizado un estudio que sugiere que suprimir los pensamientos negativos puede, mejorar los síntomas de la ansiedad, la depresión y el trastorno de estrés postraumático.

En el estudio, publicado en la revista Science Advances, Anderson y su coautor encontraron que entrenar al cerebro para bloquear los pensamientos negativos podría mejorar los resultados de la salud mental de algunas personas. Sin embargo, el profesor asociado de ciencias psicológicas y cerebrales de la Universidad de Iowa, Jan Wessel, ha recordado que es demasiado pronto para recomendar ese método: “No creo que ningún estudio individual de una escala como esta deba conducir a una aplicación clínica inmediata”, aunque considera que estos resultados pueden ser “alentadores”.

Te puede interesar: Las carencias de la salud mental en España: abuso de ansiolíticos, falta de psicólogos en la sanidad pública y aumento de los suicidios

No divagar en lo que nos angustia

En la investigación participaron 120 adultos de 16 países, a quienes se les pidió que enumeraran 20 temores sobre cosas que podrían suceder en el futuro, 20 esperanzas y 36 eventos neutrales, como una visita al oftalmólogo.

A continuación, los participantes idearon una palabra que les recordara cada tipo de evento. A la mitad de los participantes se les dijo que miraran fijamente una de sus palabras negativas durante unos segundos sin dejar que sus mentes divagaran en pensamientos más angustiosos. A modo de comparación, a la otra mitad se le asignó la misma tarea, solo que con sus palabras neutrales.

Te puede interesar: Salud mental a los 65: más cafés en compañía para estar menos deprimidos y empastillados

El ejercicio se repitió 12 veces al día durante tres días. Al final del experimento, los participantes que bloquearon los pensamientos negativos informaron que esos miedos eran menos vívidos y que su salud mental había mejorado en comparación con el grupo encargado de suprimir los pensamientos neutrales. Los resultados se mantuvieron tres meses después de que terminara el experimento.

Los participantes que informaron altos niveles de ansiedad al comenzar vieron disminuir sus preocupaciones autoinformadas en un 44%, en promedio. Entre las personas con estrés postraumático, su salud mental negativa general (medida como una combinación de ansiedad, depresión y preocupación autoinformadas) se redujo en un promedio del 16 por ciento, mientras que su salud mental positiva aumentó en casi un 10 por ciento.

“Las personas con el rasgo más alto de ansiedad más alto fueron las que más se beneficiaron”, ha explicado Anderson. “No hubo casos de aumentos en los síntomas negativos como resultado de esta intervención”, ha añadido.

Hablar sobre los miedos y los traumas del pasado aún puede tener beneficios

Anderson ha matizado que su nuevo estudio no debe interpretarse como que nadie se beneficia de hablar sobre sus pensamientos negativos: “No creo que haya nada malo en procesar cosas significativas en nuestras vidas, pero para la mayoría de los pensamientos negativos que tenemos, no estoy seguro de que esa receta se ajuste a la factura”

Los directores del estudio reconocen que hay personas se benefician de enfrentar esos pensamientos que les generan ansiedad en entornos controlados, ya que exponer a las personas con fobias al objeto o la actividad que temen puede ayudar a reducir ese miedo.