Correos y las sospechas de la derecha: el PP pasa a Vox la patata caliente del ‘pucherazo’

Ya se ha entregado casi toda la documentación electoral para votar por correo, y un cartero ha pasado al menos en dos ocasiones por los domicilios de las 450.600 personas que aún no la tienen

Guardar

Nuevo

El líder de Vox y candidato a las elecciones generales, Santiago Abascal (REY SOTOLONGO/EUROPA PRESS)
El líder de Vox y candidato a las elecciones generales, Santiago Abascal (REY SOTOLONGO/EUROPA PRESS)

Correos se ha convertido en protagonista indiscutible de la campaña electoral del 23J y, como tal, los partidos, en este caso el PP y Vox, han utilizado a esta empresa pública como arma política dentro de su estrategia electoral. Alberto Núñez Feijóo fue el primero en debutar en la campaña de sospechas hacia Correos, pidiendo a los carteros que repartiesen los votos “con independencia de sus jefes”. En este sentido, también se comprometió a pagarles las horas extraordinarias en el primer Consejo de Ministros si alcanzaba La Moncloa, una retribución ya presupuestada.

Te puede interesar: Correos se convierte en gran protagonista de la campaña del 23J: las solicitudes de voto aumentan más del 140%

Las palabras de Feijóo provocaron un aluvión de críticas, entre ellas, las de la propia empresa, que publicó un mensaje en redes sociales rechazando “debates que socavan instituciones y servicios públicos”.

El líder del PP no tardó en rebajar el tono. Al día siguiente dio marcha atrás asegurando que no hablaba de “pucherazo” en el voto por correo, sino del “atasco” que se estaba produciendo en el reparto de papeletas, que algunos electores seguían esperando.

Te puede interesar: Una comunidad de vecinos deberá pagar 12.000 euros a un cartero de Correos que tropezó con un escalón

“Espero que nos pongamos a trabajar para que no dé lugar a una situación que no quiero ni pensar: que pueda haber un conjunto de personas que no pueden votar porque no le haya llegado la papeleta”, advirtió el líder del PP, que tampoco quería enmendarse a la totalidad.

Mientras, Correos formalizaba 20.240 contrataciones de refuerzo, que tenían en cuenta el incremento del número de solicitudes de voto por correo recibidas. Además, anunciaba la apertura de 106 oficinas durante el fin de semana de forma extraordinaria, que se unían a las de las zonas turísticas costeras con más afluencia.

Además, la Junta Electoral Central confirmaba que las medidas adoptadas por la empresa para garantizar el voto por correo son “correctas”, por lo que no procede adoptar “ninguna otra medida adicional”. Una resolución en respuesta a una de las peticiones formuladas por el Partido Popular.

El PP terminó por desinflar sus infundios, “yo no tengo ninguna sospecha sobre Correos”, dijo Feijóo, que se amparó en las críticas de los sindicatos por un hipotético problema de logística.

Papeleta de Vox para la votación al Congreso de los Diputados en las elecciones generales del 23J (Eduardo Parra / Europa Press)
Papeleta de Vox para la votación al Congreso de los Diputados en las elecciones generales del 23J (Eduardo Parra / Europa Press)

Vox toma el relevo

Vox tomó el relevo cuando se publicaron nuevos datos: Correos advirtió de que, tras dos intentos de entrega en sus domicilios indicados, no había conseguido repartir la documentación electoral a 450.600 solicitantes, a los que recordaba la posibilidad de recogerlos en las oficinas para poder ejercer el voto por correo.

Abascal se mostró “extraordinariamente preocupado” por esta situación durante un mitin en Toledo, donde solicitó que estos 450.600 ciudadanos puedan ejercer su derecho presencialmente el domingo. A su juicio, resulta “sorprendente” que “un Estado tan eficaz en la persecución de los ciudadanos en las faltas más leves sea a la vez tan ineficaz para garantizar lo más importante que tienen los ciudadanos, que es el derecho al voto junto a las libertades públicas”.

Además, registró, al igual que el PP, una petición a la JEC para solicitar a Correos un informe sobre las entregas de documentación electoral relacionada con el voto por correo, pese a que la Junta Electoral ya confirmó que las medidas adoptadas por la empresa pública son correctas y no requieren de ninguna otra medida adicional.

La empresa pública reitera que ya se ha efectuado la entrega del 98,2% del total de votos por correo solicitados por los ciudadanos, un total de 2,75 millones de votos que ya se han puesto a disposición de los solicitantes, que, en el caso de estar ilocalizables durante estos días, pueden acudir a su oficina postal hasta el día 20 de agosto para recoger su documentación.

Seguir leyendo: