La ciudad subterránea más grande de la Guerra Civil: 4,5 km de refugios visitables que tenían hasta un quirófano

Los refugios tenían capacidad para alojar hasta 35000 personas y se construyeron a 10 y 16 metros de profundidad

Compartir
Compartir articulo
Los refugios tenían capacidad para alojar hasta 35000 personas y se construyeron a 10 y 16 metros de profundidad

Durante la Guerra Civil, la ciudad de Almería estuvo en manos republicanas hasta el 29 de marzo de 1939. Fue la última capital andaluza en caer en manos de los rebeldes y durante tres años, estuvo sometida a intensos bombardeos. Se contabilizaron un total de 52 en los que se lanzaron más de 750 bombas. La gran mayoría fueron objetivos potencialmente militares como el puerto, la planta de energía o depósitos de combustible, pero también se bombardearon las calles de la capital y su población civil.

La situación dio pie a la construcción de una de las obras más grandes realizadas durante la guerra: los refugios subterráneos de Almería. Se trata de una serie de refugios antiaéreos interconectados con capacidad para alojar a prácticamente todos los habitantes de la ciudad. Desde su apertura y restauración en 2006, se han convertido en uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. Una vista a través de las extensas galerías, mezclada con una experiencia sensorial dada por proyecciones de testimonios en primera persona que permiten entender lo que allí se vivió.

Te puede interesar: Este es el pueblo más antiguo de España: se fundó en el año 824

Un bombardeo mortal

El 31 de mayo de 1937, la ciudad de Almería sufrió uno de sus episodios más sangrientos. Un acorazado y cuatro destructores alemanes bombardearon intensamente la población durante una hora. Lanzaron casi 300 proyectiles y causaron la muerte de entre 20 y 40 personas. Este ataque fue una represalia que tomó Hitler por el bombardeo dos días antes del acorazado Deutschland, el cual estaba fondeado frente al puerto de Ibiza.

Te puede interesar: Una de las playas más impresionantes de España: 12 km de arena donde se rodaron ‘Star Wars’ y ‘El Planeta de los Simios’

A partir de este momento, se tomó con más fuerza la idea de crear un refugio para alojar a gran parte de la población. Este bombardeo fue el punto de inflexión para que se llevara a cabo, después de que en 1936 se originaran improvisadamente. Se construyeron siguiendo el diseño del arquitecto Guillermo Langle, terminándose la obra en la primavera de 1938.

Refugio de Almería (almeriaciudad.es).
Refugio de Almería (almeriaciudad.es).

Más de 4 kilómetros de galerías

Tal y como señala Miguel Cuesta Aguirre en su libro Rutas de la Guerra Civil Española (Anaya Touring), la ciudad subterránea de Almería llegó a albergar más de 4,5 kilómetros de longitud. Además, tenía una capacidad para 35.000 personas en una ciudad de cerca de 50.000 (en aquel entonces). La gran mayoría de los refugios estaban interconectados entre sí a una profundidad de 10 metros, aunque hay algunas partes que se encuentran a 16 metros.

A día de hoy se conserva parte del sistema de ventilación y de iluminación, algunas inscripciones y los accesos en zigzag, los cuales evitaban la propagación de bombas. Sin embargo, su aspecto más curioso es el quirófano. A pesar de sus imponentes dimensiones, la construcción fue muy modesta, prácticamente a pico y pala. Sus accesos, más de 60, se sellaron tras la Segunda Guerra Mundial, y a día de hoy lo ocupan diferentes kioscos y tiendas locales.

Quirófano del refugio de Almería (almeriaciudad.es).
Quirófano del refugio de Almería (almeriaciudad.es).

¿Qué se puede ver en la visita?

La visita es guiada y solo recorre una parte del refugio. La longitud es de 1 kilómetro a lo largo del subsuelo del Paseo de Almería, entre la plaza Manuel Pérez García y la plaza de Pablo Cazard. Aunque los guías van proporcionando algunos datos, la idea es que los visitantes tengan una experiencia inmersiva por las galerías, más o menos como eran en la época.

En cuanto al precio, este tiene un coste de 3 € y se puede reservar en almeriaculturaentrada.es. Por otro lado, el horario es de martes a sábado, siendo los pases a las 10:30 h, 12:00 h, 18:00 h y 19:30 h. Los domingos son a las 10:30 h y a las 12:00 h.

Seguir leyendo: