Así fue el fuerte accidente entre Marc Márquez y Zarco en el GP de Alemania

El piloto español se fue al suelo en la curva 1 durante la segunda sesión de libres del Gran Premio germano de MotoGP y su Honda arrolló a la Ducati del francés, que terminó hecha añicos

Compartir
Compartir articulo
Márquez y Zarco protagonizaron un notable susto en la práctica del pasado viernes

La segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Alemania de MotoGP dejó un susto notable este viernes debido a un fuerte accidente protagonizado por Marc Márquez y Johann Zarco. El piloto español y el francés provocaron que todos contuviesen el aliento unos instantes debido a una caída del primero con la Honda: Márquez se fue al suelo en la curva 1 y, en su recorrido hasta la grava, arrolló de forma espectacular a Zarco, que también acabó fuera de combate y con su Ducati totalmente destrozada por el impacto. La buena noticia es que los dos salieron ilesos de un impacto que bien pudo ser de todo menos anecdótico.

El incidente entre Márquez y Zarco tan sólo fue uno más de los hasta 8, en forma de caídas, que se vivieron en una práctica realmente desafortunada. Sobre todo, para el mayor de la saga de motociclistas ilerdense, al que la mala suerte volvió a acompañar un día más en otra cita del Mundial.

Te puede interesar: Muere el ciclista Gino Mäder

Después de que todo hubiera pasado, Marc Márquez se mostró realmente contrariado por lo sucedido. “Esta vez, estoy enfadado, porque si alguien podía haber evitado esta situación, ese era Johann”, llegó a declarar. “Me gusta cómo corre Marc y la forma en la que empuja. Es un campeón, pero está perdiendo un poco el control cuando habla. Debería pensar dos veces antes de hablar, porque simplemente tener la idea de decir que fue culpa mía es inaceptable”, le respondió Zarco, al que le hubiese gustado que Márquez hubiese ido a comprobar que estaba bien nada más producirse el accidente (cosa que el español sí hizo ya fuera de la pista).

También fue especialmente llamativa la reacción de Marc en el cambio de dirección de la curva 11 de Sachsenring: aunque es de derechas, Márquez estuvo tumbado de izquierdas en la Honda un tiempo bastante notable. De ahí que, al conseguir salvar la caída, el 6 veces campeón del mundo en la categoría reina dedicase una peineta, ni corto ni perezoso, a su propia montura.

Sin embargo, no pudo evitar irse al suelo, con Zarco como acompañante, a 3 minutos y 29 segundos de que la P2 llegase a su fin, con la consiguiente bandera roja que, una vez levantada, ya no le permitió mejorar su tiempo. Por suerte, no hubo nada que lamentar, ya que el choque fue moto con moto y fueron precisamente estas las que peor paradas salieron en el desaguisado.

Marc Márquez en acción en Francia (REUTERS/Stephane Mahe)
Marc Márquez en acción en Francia (REUTERS/Stephane Mahe)

Te puede interesar: Verstappen desvela a su rival preferido para arrebatarle una victoria

Está visto que Marc Márquez no logra levantar cabeza, ya que terminó decimocuarto y tendrá que pasar por la Q1 el sábado al no concluir entre los 10 mejores la jornada de entrenamientos. Su hermano Álex también sufrió una caída este viernes, al igual que Nakagami, Raúl Fernández, Oliveira, Maverick Viñales y Di Giannantonio.

Un Mundial para olvidar hasta la fecha

Si las últimas temporadas de Marc Márquez ya fueron dignas de guardar en un cajón del que no exista llave, por la gran cantidad de pruebas en las que causó baja por sus lesiones, las cosas no han mejorado en absoluto en 2023: retirada en Portugal por caída, fuera en los tres siguientes Grandes Premios al haberse fracturado el dedo pulgar de la mano derecha en la cita inaugural del curso (Argentina, Américas y España) y dos nuevas retiradas por caídas en Francia e Italia.

Marc Márquez en una de sus caídas de esta temporada (REUTERS/Marcelo Del Pozo)
Marc Márquez en una de sus caídas de esta temporada (REUTERS/Marcelo Del Pozo)

Poco importa que Márquez haya logrado clasificar bien con la Honda los fines de semana en los que sí ha competido (salió primero en Portugal y segundo tanto en Francia como en Italia). Ahora mismo, marcha decimoctavo en el Mundial, con apenas 15 puntos en su casillero. Las únicas alegrías del año para él se reducen, hasta la fecha, a las carreras al sprint: tercero en Portimao, quinto en Le Mans y séptimo en Mugello. Enfados visibles como el de ahora en tierras germanas son inevitables, porque la Honda que le llevó a la gloria hace tiempo ya no es la moto que fue.

Seguir leyendo: