El dato que destrona a Djokovic como tenista masculino con más Grand Slam de la historia

Si tenemos en cuenta los grandes cosechados también en dobles y mixtos, el serbio, de nuevo número 1 del mundo, cae a la cuarta posición histórica entre los jugadores más laureados

Compartir
Compartir articulo
Novak Djokovic besa el trofeo de campeón de Roland Garros en París (AP Foto/Thibault Camus)
Novak Djokovic besa el trofeo de campeón de Roland Garros en París (AP Foto/Thibault Camus)

Novak Djokovic se convirtió este domingo en el tenista masculino con más Grand Slam de todos los tiempos. El serbio desempató con Rafa Nadal y consiguió su 23º grande precisamente en la competición de este calado que convirtió en leyenda al español: Roland Garros. El récord está ahí, sí, pero puede no ser tal si nos ponemos exquisitos con los números: Nole es quien más ha ganado este tipo de torneo en individuales, pero no en un global que también incluye las modalidades de dobles y mixtos.

En el caso de que nos centremos en los jugadores que más Grand Slam han conquistado en general, y no sólo de forma individual, Djokovic sólo es el cuarto más laureado de la historia. Sus 10 Abiertos de Australia (2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016, 2019, 2020, 2021, 2023), 3 Roland Garros (2016, 2021, 2023), 7 Wimbledon (2011, 2014, 2015, 2018, 2019, 2021, 2022) y 3 US Open (2011, 2015, 2018) se quedan por detrás de las estadísticas que presentan hasta otras 3 leyendas.

Te puede interesar: La explicación a los calambres de Alcaraz

Para empezar, tenemos al estadounidense Bob Bryan, uno de los mayores y mejores especialistas en dobles que ha dejado el deporte de la raqueta. Cuenta con los mismos grandes que Djokovic en su poder, 23. Eso sí, repartidos de una manera muy distinta, puesto que ninguno lo conquistó de forma individual: 16 Grand Slam en dobles (Abierto de Australia 2006, 2007, 2009, 2010, 2011 y 2013; Roland Garros 2003 y 2013; Wimbledon 2006, 2011 y 2013 y US Open 2005, 2008, 2010, 2012 y 2014) y 7 en dobles mixtos (Roland Garros 2008 y 2009; Wimbledon 2008 y US Open 2003, 2004, 2006 y 2010).

Roy Emerson y Rod Laver en una imagen de archivo (REUTERS/Edgar Su)
Roy Emerson y Rod Laver en una imagen de archivo (REUTERS/Edgar Su)

En segunda posición, se encuentra el australiano John Newcombe, todo un mito de las pistas en los años 60 y 70 del pasado siglo XX. En su palmarés, aparecen 26 Grand Slam, con entorchados de todo tipo: 7 en individuales (Abierto de Australia 1973 y 1975; Wimbledon 1967, 1970 y 1971 y US Open 1973), 17 en dobles (Abierto de Australia 1965, 1967, 1971, 1973 y 1976; Roland Garros 1967, 1969 y 1973; Wimbledon 1965, 1966, 1968-1970 y 1974 y US Open 1967, 1971 y 1973) y 2 en mixtos (Abierto de Australia 1965 y US Open 1964).

Te puede interesar: Así queda el ranking ATP después de Roland Garros

El líder del acumulado de Grand Slam entre los tenistas masculinos si tenemos en cuenta las distintas vertientes competitivas es otro australiano legendario raqueta en mano, Roy Emerson. En su caso, hablamos de 28 grandes durante una trayectoria de fábula en los 60 y 70: 12 a nivel individual (Abierto de Australia 1961, 1963, 1964, 1965, 1966 y 1967; Roland Garros 1963 y 1967; Wimbledon 1964 y 1965 y US Open 1961 y 1964) y 16 como doblista (Abierto de Australia 1962, 1966 y 1969; Roland Garros 1960, 1961, 1962, 1963, 1964 y 1965; Wimbledon 1959, 1961 y 1971 y US Open 1959, 1960, 1965 y 1966), sin estrenar su casillero en dobles mixtos.

Los próximos retos de Djokovic

La hierba puede ser una ocasión más que propicia para que el de nuevo mejor tenista del planeta continúe mejorando sus registros de triunfos en los Grand Slam. El gran favorito para imponerse en Wimbledon será Djokovic, que buscará el tercer campeonato consecutivo en la Catedral de su deporte a partir del inicio de julio.

Eso sí, el de Belgrado podría no llegar al tercer grande de la temporada como número 1, ya que no tiene previsto competir antes de Wimbledon. Un calendario diferente al de Carlos Alcaraz, y a partir de ahí se explica por qué el español podría volver a superar a Djokovic en el ranking: como el murciano está inscrito en Queen’s, tendría la oportunidad de recortar los 420 puntos que le separan del balcánico en el hipotético caso de que se proclamase campeón del torneo previo a Wimbledon más destacado.

El tenista firmó un mensaje tras su debut en el torneo

Si Alcaraz no se lleva Queen’s, tendría que conquistar Wimbledon para volver a la cima del tenis mundial. Los próximos US Open, en el que quien defiende título es precisamente el de El Palmar, y Abierto de Australia, que el serbio ha dominado como nadie en la historia, serán otras ocasiones futuras en las que Novak Djokovic podrá seguir agrandando su leyenda tenística. Una que, aun con 36 años a las espaldas, todavía no parece tener fin.

Seguir leyendo: