Bellingham: “No pienso en el dinero cuando tomo decisiones, quería venir al Real Madrid”

El joven inglés, que ha escogido el dorsal ‘5′ de su ídolo Zidane, se define como un “todocampista” y resta importancia a los 103 millones de su traspaso: “No soy abogado ni contable: tengo que hablar en el campo”

Compartir
Compartir articulo
Bellingham posa con la camiseta del Real Madrid. PEDRO CASTILLO / REAL MADRID
Bellingham posa con la camiseta del Real Madrid. PEDRO CASTILLO / REAL MADRID

El 15 de mayo de 2002, el día que Zinedine Zidane le dio la novena Champions League al Real Madrid con aquella antológica volea que es historia del fútbol, Jude Bellingham (Birmingham, 19 años) ni siquiera había nacido. Cuando el francés se retiró –en 2006–, el joven jugador inglés, flamante fichaje del Madrid, tenía tres años recién cumplidos. Bellingham no vio jugar en directo a Zidane, pero no fue un impedimento para que se convirtiese en su ídolo y referente futbolístico. Internet y los videos fueron más que suficientes para que el chico se quedase prendado del francés y, de paso, también del Real Madrid. Este jueves, a los 19 años, Bellingham ha sido presentado como nuevo jugador del equipo blanco, donde portará el dorsal 5 que lució su ídolo.

“Ya he dicho antes todo lo que admiro a Zidane. El legado que tiene en este club… Es un número que me inspira”, ha dicho Jude, el séptimo jugador británico en las filas del Madrid. Para él, más que en el número, que también, el verdadero peso está en el escudo. “La camiseta en sí misma es una gran responsabilidad”, ha expresado, antes de volver a referirse a Zidane. “Para mí es un jugador que he admirado siempre. Ha sido el mejor. Ojalá poder estar al nivel y ampliar el legado del número”.

Lo más llamativo de la puesta de largo de Bellingham fue, sin duda, comprobar la madurez que desprende un chico de 19 años. Lo cierto es que no es del todo sorprendente en un talento precoz como es él, un chico que siempre ha ido por delante de sus compañeros de generación, acostumbrado a convivir con adultos desde que era un niño. Una muestra de esa madurez es también esta transferencia al Madrid. Era su deseo y tenía decido llevarlo a cabo, por más que el resto de sus pretendientes subiesen la oferta económica. “No pienso en el dinero cuando tomo este tipo de decisiones. No es lo que me hace escoger un equipo u otro. Quería venir al Madrid porque es el más grande y quería que todo fuese rápido”, ha desvelado. Tampoco ha querido mucha importancia al precio de su traspaso, de más 103 millones de euros, el segundo fichaje más caro del club. “El precio no me preocupa, ni siquiera le sé. No soy abogado ni contable: yo tengo que hablar en el campo”.

La impresión de ver 14 Champions

La decisión del venir al club blanco la venía meditando desde hace bastante tiempo. El Madrid llevaba cerca de un año trabajando su fichaje. “Era consciente del interés”, ha dicho Bellingham, quien se quedó impactado cuando le trasladaron la noticia. “Fue sorprendente cuando mi padre me dijo que el Madrid había preguntado por mí. Fue hace ocho o diez meses. Es algo que no te esperas y el corazón me dio un brinco”.

Te puede interesar: Así juega Bellingham

Tal y como ha explicado el jugador, no existió un momento concretó que le llevase a decantarse por los blancos, sino que fue un cúmulo de muchas cosas, empezando por la imagen que ya se forjó del club cuando era un niño en Inglaterra. “Ha habido muchas cosas que han hecho decidirme por el Madrid. “El respeto que se tiene en mi país por el club es extraordinario, el pedigrí en Europa... He estado viendo partidos, he entendido los logros... Esto es lo que hace que el Madrid sea tan atractivo para mí”. Más incluso que jugar en su país. “Quizás hubiera sido lo más fácil para mí, pero quería salir de la zona de confort. Una oportunidad así la tenía que aprovechar”.

Jude Bellingham posa junto a Florentino Pérez con la camiseta del Real Madrid en su presentación. REAL MADRID
Jude Bellingham posa junto a Florentino Pérez con la camiseta del Real Madrid en su presentación. REAL MADRID

Ese atractivo al que hacía referencia Bellingham se ha acrecentado todavía más cuando ha entrado a la sala de trofeos. Allí, en fila, lucen las 14 Copas de Europa conquistadas por el Madrid a lo largo de su historia. “Es impactante verlo”, ha confesado. “Las 14 Champions estaban allí y estás deseando tener una entre tus manos”.

Modric y Kroos, referentes

Las últimas de esas copas han llegado al Bernabéu gracias, en parte, a dos hombres capitales en los éxitos más recientes del Madrid: Luka Modric y Toni Kroos. “Puff”, resopló Bellingham al escuchar el nombre de dos de sus nuevos compañeros de un mediocentro superpoblado –siete jugadores para tres puestos–y en el que la competencia será extrema. “Es una experiencia impagable para mi carrera profesional. La forma en la que juegan, su visión de juego, la experiencia... Voy a intentar pegarme a ellos durante las primeras semanas”, ha expresado el nuevo integrante de la medular de Ancelotti.

El nuevo jugador del Real Madrid da toques a la pelota con su nueva camiseta. PEDRO CASTILLO / REAL MADRID
El nuevo jugador del Real Madrid da toques a la pelota con su nueva camiseta. PEDRO CASTILLO / REAL MADRID

Cuestionado por sus cualidades, el inglés se ha definido como un “todocampista”. “Tengo un amplio abanico de capacidades y puede hacer un poco de todo”. Ahora tendrá que demostrarlo en el Bernabéu, donde la exigencia es extrema. “Soy consciente de que las expectativas recaen sobre mis espaldas desde que empecé. La presión me ha seguido a todos los sitios. Sé el nivel que tengo que dar”, ha dicho sin miedo. Tras ser un prodigio en Inglaterra, y confirmarse en Alemania, donde fue elegido el mejor jugador de la pasada Bundesliga, a Bellingham le llega el reto de los retos a los 19 años: triunfar en el Real Madrid. Para hacerlo ha escogido el 5 de Zidane.

Seguir leyendo: