Solo Mendoza, San Luis y Santiago del Estero tuvieron más de 80 días de clase en lo que va del año

La única que cumplió con el 100% de las jornadas planificadas en el calendario escolar de primaria es San Luis. En el otro extremo, los alumnos de Santa Cruz tuvieron apenas 27 días de clase en 2023, según un relevamiento de la Coalición por la Educación

Guardar

Nuevo

(NA)
(NA)

Mendoza, San Luis y Santiago del Estero son las únicas provincias argentinas donde todos los alumnos de primaria tuvieron más de 80 días de clase desde que empezó el ciclo lectivo 2023. La situación más crítica en el cumplimiento del calendario escolar es la de Santa Cruz, donde los estudiantes tuvieron apenas 27 días de clase este año. En Tucumán, Río Negro, Neuquén, Misiones, La Rioja y Salta hubo menos de 60 días de clase para algunos estudiantes.

Los datos surgen del “Informe de seguimiento del cumplimiento del ciclo lectivo”, un relevamiento de la Coalición por la Educación que contabilizó la cantidad de días de clase planificados en las escuelas primarias y la comparó con los días efectivos de clase hasta el 30 de junio, tras descontar paros docentes, problemas climáticos y otros factores como feriados provinciales o jornadas institucionales.

Según este informe, San Luis es la única provincia argentina que cumplió con el 100% de los días de clase previstos en su planificación: todos los alumnos puntanos tuvieron 82 días de clase hasta el 30 de junio.

Sin embargo, la provincia con más días de clase desde que empezó el año es Mendoza: de los 87 días planificados, los alumnos mendocinos solo perdieron dos por problemas climáticos –que no afectaron a toda la provincia–, lo que implica que el sistema educativo mendocino tuvo 85 días de clase.

En Santiago del Estero, en tanto, los alumnos ya tuvieron 81 días de clase. Hasta ahora solo perdieron una jornada por un feriado provincial.

Entre las provincias con mayores niveles de cumplimiento del calendario escolar 2023 también figuran Catamarca, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, Córdoba, Chaco y Corrientes. Según el informe de la Coalición, en todas ellas se garantizó a los alumnos más del 90% de los días de clase previstos, lo que totaliza entre 74 y 79 días de clase según el caso.

En el otro extremo, seis provincias –Río Negro, Neuquén, Misiones, La Rioja, Salta y Santa Cruz– tuvieron un cumplimiento menor al 70% de los días de clase planificados en la totalidad de las escuelas primarias.

Fuentes del Ministerio de Educación de Misiones cuestionaron los datos y afirmaron que la provincia sí cumplió con el 100% de los días de clase previstos: “Lo que hay desde fines de abril es un reclamo político de autoconvocados sin personería gremial que impactó en entre un 5 y un 7% de las escuelas (profesores o maestros aislados, sin ninguna escuela cerrada)”.

Te puede interesar: Prueba Aprender: en varias provincias, 9 de cada 10 estudiantes no alcanzan el nivel esperado al terminar la secundaria

“Si bien está probado que existe correlación entre la asistencia continua de los estudiantes y la adquisición de aprendizajes, las autoridades educativas miran hacia otro lado cuando se trata de garantizar los 180 días de clases que ellos mismos aseguran como centrales”, afirmó Gustavo Zorzoli, exrector del Colegio Nacional de Buenos Aires y miembro de la Coalición por la Educación.

“Son varios los casos en los que no se generan acciones tendientes a salvaguardar el dictado de clases, ya sea por paros docentes o no docentes y problemas climáticos o de infraestructura. Es más: generan más interrupciones agregando feriados provinciales, municipales o jornadas institucionales. Así soslayan de forma continua las consecuencias negativas por ĺa falta de dictado de clases”, dijo Zorzoli a Infobae.

“Hay una diferencia significativa entre el calendario escolar planificado a principio de cada año por las jurisdicciones y el dictado real de clases”, planteó Horacio Moavro, coordinador de la Coalición. Para hacer el relevamiento, la organización formó un grupo de trabajo con un responsable por cada provincia, coordinado por Moavro y Zorzoli, para chequear los días efectivos de clase en las escuelas primarias de todo el país.

La situación más crítica este año se registra en Santa Cruz, donde los alumnos tuvieron apenas 27 días de clase: la cifra representa solo el 32,9% de los 82 días previstos originalmente. En la provincia se perdieron hasta ahora 48 jornadas por paros docentes que tuvieron una adhesión mayoritaria.

También es grave la situación en Salta, donde hubo 36 días de paro con adhesión mayor al 50%. De los 87 días de clase previstos en el calendario escolar, solo hubo 51 (un cumplimiento del 58,6%).

La Rioja y Río Negro completan la lista de provincias con mayor cantidad de días de paro con acatamiento masivo: perdieron 17 y 15 jornadas por esta razón, respectivamente.

En CABA, los paros docentes –con acatamiento dispar– implicaron que en algunas escuelas se perdieran hasta 11 días de clase: de los 82 días previstos, hubo 71 (un cumplimiento del 86,6%). En la provincia de Buenos Aires, en tanto, hubo 17 jornadas de paro pero con un acatamiento menor al 50%, según los datos del relevamiento: la cifra supone un total de 62 días de clase.

Desde el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires también cuestionaron los datos: “Lo que en el informe se contabiliza como conflictos gremiales fueron días en los que solo 2 de 17 sindicatos hicieron un paro que tuvo apenas un 20% de acatamiento. Por lo tanto, durante esos seis días solo pararon algunos docentes de determinadas escuelas. Si bien hubo unos 60 mil estudiantes afectados, otros 540 mil, tuvieron clases con normalidad, por lo tanto es injusto contabilizarlos como días de clases perdidos”, señalaron desde la cartera educativa porteña.

La ministra Soledad Acuña tuiteó hoy: “Este año en CABA ya tuvimos 85 días de clase. Nuestro calendario escolar es el más extendido del país, con 192 días, y lo estamos cumpliendo”. También resaltó la medida anunciada ayer, por la cual el Gobierno porteño premiará a los docentes con asistencia perfecta utilizando los fondos obtenidos de los descuentos a quienes paran.

En Santa Fe los alumnos tuvieron 70 días de clase, mientras que en Jujuy –donde las protestas por reclamos salariales y contra la reforma constitucional se prolongaron durante dos semanas– la cifra desciende a 68.

“Este informe busca brindar información confiable y comparativa sobre un tema muy sensible. La cantidad de días de clase es una condición necesaria, pero obviamente no suficiente para garantizar la calidad educativa”, expresaron desde la Coalición. Y advirtieron que el escenario trazado por el relevamiento “muestra el exiguo grado de compromiso del sistema educativo argentino con los niños y sus familias”.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias