"La universidad no se toma": la contundente respuesta de los estudiantes en una asamblea

En la Universidad Nacional del Comahue, Neuquén, los alumnos se manifestaron masivamente en contra de la toma

Your browser doesn’t support HTML5 video

El video que filmó uno de los estudiantes lo muestra con nitidez. En una asamblea estudiantil de la Universidad del Comahue, se define el curso de acción. Cuando se consulta por la aprobación de la toma de la universidad, solo un puñado de los alumnos levanta la mano. En cambio, cuando se pregunta por la negativa, las manos se levantan con decisión y concluyen en un grito de "No se toma, la UNCo no se toma".

La Universidad Nacional del Comahue tiene su sede principal en Neuquén, pero también tiene edificios en distintas ciudades de la Patagonia. La federación estudiantil tiene fuerte injerencia en lo que sucede en la alta casa de estudios a partir de un hecho que marcó su historia.

Unos años atrás hubo una toma histórica que suspendió todas las actividades por más de dos meses sin conflictos salariales de por medio. A partir de allí, la Federación Universitaria del Comahue endureció su posición y ganó lugar en la toma de decisiones.

En la última asamblea, son cientos de estudiantes los que decidieron poner un freno y defender la posibilidad de tener clases. De igual modo, se consensuaron distintas medidas de fuerza que no implican el cese de actividades. Entre ellas, cortes de calles, festivales y volanteadas en lugares públicos.

El video surge en un momento de mayor calma en el ámbito universitario. El viernes pasado se resolvió el conflicto salarial entre el Gobierno y los gremios. El ministro de Educación, Cultura y Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, logró llegar a un entendimiento con cinco de los seis sindicatos.

La única entidad que no firmó el acuerdo -que promedió un aumento del 25% con dos cláusulas de revisión- fue la Conadu Histórica. Ese gremio, conducido por la izquierda, optó por no levantar las medidas de fuerza y continúa de paro al menos hasta el sábado.

Es la quinta semana de paro que lleva a cabo la Conadu Histórica que, principalmente, tiene presencia en los colegios preuniversitarios. A raíz de eso, el viernes Finocchiaro anunció que, en conjunto con los rectores, acordaron que comenzarán a descontar el día a los docentes que se ausenten de sus trabajos.

Seguí leyendo:

Últimas noticias

Mas Noticias