La escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, en el barrio de Parque Avellaneda, es la primera tomada (Adrián Escandar)
La escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, en el barrio de Parque Avellaneda, es la primera tomada (Adrián Escandar)

Según el Ministerio de Educación ya son 11 los colegios tomados en la Ciudad. En las 48 horas previas a que la discusión por la despenalización y legalización del aborto llegue a la Cámara de Diputados, más de una veintena de escuelas secundarias porteñas y algunas sedes de facultades comenzaron a realizar asambleas, tomas, talleres, vigilias y "pernoctazos" para finalmente movilizarse el miércoles al Congreso a favor de la aprobación de la ley.

Julian Asiner, presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), fue quien aseguró que la Federación "impulsará ocupaciones en decenas de colegios, facultades y profesorados para que el Congreso apruebe la legalización del derecho al aborto". Según el dirigente estudiantil, las primeras tomas comenzarían en las vísperas del debate parlamentario.

Aunque más de 20 instituciones prevén votar en asambleas las medidas a tomar, desde el viernes ya hay una institución sin clases y es probable que en la mañana del martes se le sumen unas cuantas más. La Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, en el barrio de Parque Avellaneda, fue la primera que votó en asamblea desde el viernes tomar el colegio en reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito.

(Foto: Martín Rosenzveig)
(Foto: Martín Rosenzveig)

La Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini es otra de las que se volcó a la toma en apoyo al proyecto de despenalización del aborto que será tratado el miércoles por la Cámara alta. Como dato  de color los estudiantes colocaron allí pañuelos verdes en los bustos de Pellegrini y de Domingo Faustino Sarmiento, lo que generó críticas en las redes sociales. La propuesta es realizar una vigilia en los colegios para dirigirse pasado mañana al Congreso.

Además se sumaron a las tomas según informó el Ministerio de Educación de la Nación otros 9 colegios: el Nacional Buenos Aires, la Escuela de Cerámica N°1, Normal 1, Normal 6, Lenguas Vivas, Mariano Moreno, María Elena Walsh, Escuela de Educación Media Ramón Padilla y el Cortázar.

Durante todo el lunes llevaron a cabo asambleas para definir las medidas de acción en apoyo a la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, las que podrían seguir hoy martes en algunas instituciones. Los estudiantes también reclaman por el cumplimiento de la ley de Educación Sexual Integral (ESI) y el diseño de protocolos de actuación en casos de violencia de género.

Malena Briones (17), representante de los estudiantes del Rogelio Yrurtia, sostuvo que la toma "se decidió en una asamblea por amplia mayoría del estudiantado, con 200 votos a favor y 30 en contra" y que están aprovechando la instancia "para realizar jornadas de ESI" y "realizar debates profundos sobre el aborto". "En estos días estamos realizando más jornadas de ESI que las que se realizaron en todo el año. Tuvimos una sola y se quedó bastante corta con nuestras necesidades", señaló Briones, en diálogo con Luis Novaresio por Radio La Red.

"El lunes teníamos una desinfección y el martes había una jornada docente, por eso el único día real que se pierde de clase es el miércoles. Hablamos con los docentes para que si alguien tiene que entregar un trabajo o realizar una prueba lo pueda hacer libremente", sostuvo. Y agregó: "Realizamos una jornada para finalizar un protocolo contra la violencia de género que también es algo que le venimos reclamando al Ministerio que, en teoría, a fines de mayo nos debía entregar y hoy a 11 de junio sigue sin estar".

Así amaneció el Rogelio Yrurtia este lunes (Foto: Adrián Escándar)
Así amaneció el Rogelio Yrurtia este lunes (Foto: Adrián Escándar)

Desde el Ministerio de Educación porteño confirmaron a Infobae que aunque el "protocolo antitomas" no fue aprobado por la Justicia (una jueza frenó su aplicación en abril) sí se llevarán a cabo "pautas de acción" para "resguardar la seguridad de los chicos".

En diálogo con La Red, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, insistió en que es "un disparate que haya una justicia que no permita tener un procedimiento para actuar en situaciones de toma" y sostuvo que la toma es una medida "arbitraria y descontextualizada".

"Yo entiendo que hay una situación social que genera un debate, que tiene que ver con la discusión que se da en el Congreso de la Nación, que moviliza y que hay espacios para discutir. Pero nunca nada, desde nuestra concepción, puede ir en contra del derecho a la educación", indicó.

Más de 30 mil estudiantes manifestaron su apoyo a la ley de despenalización del aborto (Foto: Martín Rosenzveig)
Más de 30 mil estudiantes manifestaron su apoyo a la ley de despenalización del aborto (Foto: Martín Rosenzveig)

Acuña sostuvo que más allá de que la medida sea votada por los estudiantes en asamblea, "no hay medida legítima que avale una toma" y ratificó que desde el Ministerio instan a los rectores a que involucren a los padres de los alumnos que toman el colegio y permanecen en la escuela sin adultos responsables.

"Pedimos que los padres y madres se hagan presentes y manifiesten su postura", señaló la ministra. "En cualquier situación de toma los rectores tienen que llamar a cada una de las familias y que los vengan a retirar o que manifiesten por escrito que están de acuerdo en que sus hijos están en esa situación, que para nosotros es ilegítima". Y agregó. "Estamos trabajando por todos los medios, habilitando espacios de debate, generando jornadas específicas, para que los chicos sientan que hay un lugar para dialogar pero que esto no corte el derecho a la educación".

La ministra confirmó también que "cada vez que se pierde un día por situaciones de toma, se recupera" y que por eso hubo el año pasado escuelas que terminaron a fines de diciembre. "Hubo chicos que perdieron mesas de exámenes porque esto altera el proceso educativo, corta el proceso de lo que están trabajando dentro del aula", manifestó.

Seguí leyendo: