Los inversores locales caminan sin hacer pie firme y ahora se vuelcan a la compra de bonos chilenos

El dólar al público perdió 10 centavos y cerró $57,20, según el promedio de entidades del Banco Central (Adrián Escandar)

El dólar tuvo un comportamiento algo distinto al de la región, donde todas las monedas se desmoronaron en bloque frente al dólar. Aunque el Gobierno revele que solo vendió los USD 60 millones diarios del Tesoro, hubo otros 50 millones adicionales de la banca oficial. Pero quedarse con la mirada fija en el mercado cambiario, es distraerse mirando el jardín del vecino mientras un tren entra en la propia casa.

El dólar mayorista con escasos negocios, subió 12 centavos a $55,31. Y este es el mercado que hay que seguir porque es el camino por donde se van las divisas al exterior y en donde interviene la banca oficial y otras manos grandes. En cambio, en bancos y casas de cambio, el dólar al público perdió 10 centavos y cerró $57,20, según el promedio del Banco Central.

La región tuvo la misma orientación que el dólar mayorista. El dólar en Brasil subió 0,8% a 4,15 reales, pese a la intervención del Banco Central local. Que el principal vecino de la Argentina devalúe, en otro momento sería visto con alarma, pero en un panorama local e internacional tan confuso es una adversidad más. También estuvo a punto de colapsar la lira turca, que se recompuso sobre el final de la rueda y trajo alivio al mundo. El peso chileno bajó 0,25% y el mejicano, 0,13%.

El dólar se hizo fuerte frente a las seis principales monedas del planeta. El DXY, el indicador que hace la medición, subió 0,80%. Mucho tuvo que ver en el movimiento la baja del precio del Bono del Tesoro de Estados Unidos que hizo que la renta se recupere a 1.58% y fuera un faro que atrajo a los que buscan seguridad. Pero esta vez, el fly to quality (vuelo a la calidad) fue menos contundente que otras veces porque subieron los principales indicadores de Wall Street por algunas declaraciones optimistas de Donald Trump, a pesar de que China devaluó su moneda de manera preocupante para la política comercial que quiere imponer EEUU. El oro, por eso, se mantuvo tranquilo y quedó sin cambios.

El dólar mayorista con escasos negocios, subió 12 centavos a $55,31. Y este es el mercado que hay que seguir porque es el camino por donde se van las divisas al exterior y en donde interviene la banca oficial y otras manos grandes

La baja del bono del Tesoro de los Estados Unidos hizo que el riesgo país argentino aumente 0,70% a 1.820 puntos básicos. Los rendimientos de los títulos de la deuda locales, tienen paridades exageradamente bajas. El Bonar 2024, el título más representativo de la deuda local, perdió 0,22% y su renta ahora es de 58,21%. Ni hablar del Bonar 2020, el primer bono importante que le vencerá al próximo Gobierno que, si bien subió 1,08%, tiene un rendimiento de 75%, lo que lo coloca muy cerca de precios de default, una de las palabras más pronunciadas por el mercado junto a hiperinflación. El Bonar 2020 bajó más de 17% en lo que va del mes.

Las reservas siguen preocupando. A pesar de que el gobierno no las utilizó para comprar dólares -solo hizo pagos a organismos internacionales y a Brasil- perdieron USD 614 millones y quedaron en USD 57.915 millones. Una buena parte de la caída corresponde a la baja de las principales monedas del mundo y otra, a la salida de depósitos de los bancos que, si bien tienen espaldas para soportar la caída, ven día a día mermar las colocaciones de los ahorristas.

En lo que respecta a la Argentina, hay aversión al riesgo. "Los fondos de inversión más buscados son los Latam", señaló Federico Sidi de Compass Group. "Están creciendo exponencialmente, mientras los demás retroceden2, agregó. Los Latam son fondos que tienen en su cartera bonos latinoamericanos. Generalmente se componen de un alto porcentaje de títulos de la deuda chilena y algo de Brasil, más algunos bonos de empresas de países sudamericanos que tienen buena performance en el mercado. Los demás fondos son ignorados por los inversores que no quieren saber nada de renta fija (bonos) o renta variable (acciones). El que compra fondos Latam no busca renta sino seguridad. El rendimiento de estos títulos es mínimo.

Es tanta la necesidad de seguridad que el mercado no toma grandes decisiones. "Hasta las propiedades están fuera de la mira de los inversores", señaló Adrián Mercado para describir una plaza prácticamente paralizada. "Hay oferta de propiedades, pero no hay compradores", agregó.

De hecho, hay dudas de que el Gobierno pueda renovar las Letras del Tesoro en dólares que vencen el próximo 26 de setiembre. Por estos títulos, de acá a fin de año tiene vencimiento de USD 7.500 millones. Las Letes que vencen en marzo próximo tienen una tasa de retorno cercana a 70% que equivale a la tasa del Bonar 2020. Todo lo que tenga que ver con el año próximo huele a pólvora.

Si bien, la mayoría da por descontado que el FMI hará efectivo su desembolso de USD 5.400 millones, lo único que logra con esta noticia es que la salida de los activos argentinos sea pausada.

La Bolsa parece una causa perdida. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, perdió 2,77% y el índice está en el nivel más bajo de los últimos 12 meses, lo que, en términos reales, significa una pérdida enorme por la inflación que hubo en ese lapso. El monto de negocios fue escaso; apenas $636 millones. Los bancos y empresas de gas y electricidad fueron los más castigados con bajas de más de 5%.

Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR's argentinos -certificados de tenencias de acciones- tuvieron una rueda negativa. Apenas tres papeles cerraron en terreno positivo. Tenaris (+1,21%), MercadoLibre (+0,71%) y Telecom Argentina (+0,39%). Entre las bajas la más fuerte estuvieron IRSA (-5,55%) y Banco Francés (-5,23%).

No se esperan cambios en las tendencias de las próximas ruedas.

Las PASO sirvieron como un GPS para los inversores y no hay noticia que revierta ese derrotero. De hecho, la movilización a favor del Gobierno del fin de semana, no cambió las apuestas de los inversores. El panorama es de dolarización de las carteras y mantener todo lo que se pueda los depósitos a plazo fijo en pesos. Pero ese fervor por la moneda local, se va aquietando día a día porque el temor a una suba repentina del dólar está latente. La divisa de Estados Unidos parece tener más razones para subir que para bajar.

Seguí leyendo:

Gobernadores de 13 provincias opositoras se presentaron ante la Corte para frenar las medidas económicas de Macri

Espert, luego de ver a Lacunza: "Hay una chance de estabilizar la economía, pero Macri tiene que moderarse"

Moody's advierte por la salida de depósitos en dólares, pero considera que los bancos resistirán el drenaje

ULTIMAS NOTICIAS

MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS