Snapchat debutó en Wall Street: su valor de mercado es 4 veces el de YPF

La compañía tecnológica, nacida hace solo seis años, salió a cotizar sus acciones que en total valen USD 34.000 millones. La empresa más grande de Argentina tiene una valuación bursátil de USD 8.190 millones

Compartir
Compartir articulo
La salida al mercado de Snap fue un suceso: 44% de alza en un día.
La salida al mercado de Snap fue un suceso: 44% de alza en un día.

La firma Snap, compañía madre de la popular aplicación Snapchat, debutó en el mercado bursátil de Nueva York con un avance del 44% en el valor de sus acciones, con un mercado ávido de nuevas operaciones como esta, pero receloso de la rentabilidad que puede tener la inversión.

La compañía, dueña de la aplicación de mensajes de video y fotos Snapchat, había valorado el miércoles en 17 dólares la acción, pero esa cantidad fue rebasada incluso por los cálculos previos al inicio de la cotización, y al final cerró en 24,48 dólares.

Para el inversor común comprar acciones de Snap en la Oferta Pública Inicial fue prácticamente imposible, pero es impactante la ganancia obtenida por quienes apostaron al fenómeno de esta aplicación cuando no era más que una curiosidad para jugar con las imágenes del celular.

Lightspeed Venture Partners inyectó USD 480.000 como “capital semilla” para desarrollar la compañía, y luego aportó otros USD 7,5 millones. Su participación en Snap alcanzó el jueves los USD 1.500 millones, lo que se fue multiplicar 188 veces la inversión inicial. El Benchmark aportó en un principio USD 24 millones en Snap; hoy suma 2.200 millones de dólares.

Los que apostaron a Snap desde el inicio multiplicaron su inversión 188 veces

Claudio Zuchovicki, gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio, consideró que el lanzamiento “fue exitoso claramente para los que compraron la primera partida. Ya está casi al doble. El ciclo tecnológico va más allá de las críticas, refleja la demanda que hoy tienen los medios sociales de comunicación”.

Por eso, Zuchovicki advirtió a Infobae que hoy Snap “vale más que el Deutsche Bank y el triple que Alcoa”, la productora de acero más grande del mundo. El analista agregó que en el mercado tecnológico “que haya ganado una es el quiebre de otras”, es decir, una competencia que se resuelve en el corto plazo y en la que las empresas tienen un recorrido que puede ser efímero y altamente volátil.

Esta fue la oferta inicial de acciones en el recinto neoyorquino más importante desde la que protagonizó el 19 de septiembre de 2014 el gigante chino de comercio electrónico Alibaba, que se lanzó con una valoración de unos 170.000 millones de dólares.

La irrupción de Snap puso en evidencia, además, el escaso peso financiero de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street, que responde a la debilidad experimentada por la economía del país en las últimas décadas.

Para dar un contexto en cifras, hoy el valor bursátil de Snap (USD 34.000 millones) equivale a 4,2 veces el precio total de las acciones de YPF (USD 8.190 millones); 8,1 veces el valor de Banco Galicia (USD 4.200 millones), 8,2 veces Telecom (USD 4.130 millones), y 22,4 veces lo que vale Edenor (USD 1.520 millones), todas compañías líderes en la Argentina.

Al respecto, Zuchovicki razonó que "el que compra una acción no está pensando en lo que fue la empresa, sino en generar ganancias en el futuro y punto. Se compran expectativas de lo que va a pasar. En estas compañías como Snap el valor está en lo intangible, tienen un valor fundamental completamente volátil".

"Sentate con chicos de 20 a 30 años invitalos a mirar logos, de Alcoa, bancos y empresas industriales. ¿Y cuánto los conocen? Se sienten mucho más identificados con los logos de Apple, Facebook, Twitter, y no con los de la economía tradicional", graficó Zuchovicki.

EL NEGOCIO DE LO EFÍMERO

Snapchat es una aplicación que permite el envío de archivos, que "desaparecen" del dispositivo del destinatario entre uno y diez segundos después de haberlos visto. Los usuarios pueden tomar fotografías o videos e intervenirlos con textos y dibujos, para enviarlos a sus contactos. Por día se remiten más de 500 millones de "snaps", que son visibles de uno a 10 segundos y después son borrados del servidor de Snapchat.

LEA MÁS: 

Snapchat, Uber y Spotify: el 2017 puede dar revancha a las acciones tecnológicas

Para los analistas de Research for Traders, "las claves de crecimiento de la compañía se centralizan en la tasa de adopción de nuevos usuarios (crítico en este tipo de aplicaciones que se ponen rápidamente de moda y por lo que tanto sufre hoy Twitter, que no crece en usuarios) y en la capacidad de desarrollo de nuevas herramientas", mientras que "los mercados en los que hará foco serán EEUU y Europa solamente", apuntaron.

"Me cuesta mucho encontrar cómo van a hacer para ganar plata. Sin embargo, me equivoqué con Facebook. Lo que se compra es la expectativa a futuro, de que este sistema de comunicación sea más importante que la producción tradicional. Lo que cotiza es la logística de cómo llega la comunicación a un producto, vale la imagen antes que la producción de los bienes físicos", expresó Claudio Zuchovicki.

La salida a bolsa de Snap rompe la tendencia de incertidumbre advertida después del triunfo electoral de Donald Trump en los EEUU. "El mercado confía en que si, a partir de este paso, se animan firmas que llevan tiempo manejando esa posibilidad, como Uber y Airbnb, aunque fuentes bursátiles descartan que las dos compañías vayan a debutar este año", agregaron desde Research for Traders.

Aun con diferencias, el inicio bursátil de Snap recuerda la salida a bolsa que protagonizó en mayo de 2012 la firma Facebook, que entonces salió con una valoración de USD 81.000 millones (hoy, en USD 395.180 millones) y ahora es una figura clave del mercado.

La salida de Snap, sin embargo, no logra convencer totalmente, entre otras razones porque los resultados acumulados por la compañía dejan mucho que desear.

"Si bien el mercado tiene la expectativa de que Snap tenga un recorrido similar a Facebook, recordemos la baja en la que incurrieron las acciones tanto de Facebook como Twitter a los pocos meses del lanzamiento" en oferta pública inicial, recordaron en Research for Traders. "En tres años, bajó el crecimiento en la cantidad de usuarios nuevos de esas tres redes sociales. Ya hoy Snapchat no escapa a dicha tendencia y la ley de los 'grandes números' puede ser letal en este tipo de negocio".

Snap cerró 2015 con unas pérdidas netas de USD 373 millones, y el año pasado lo concluyó con unas pérdidas de 515 millones de dólares, por cuanto el avance logrado en la cotización en su debut bursátil está más ligado a la novedad y el apetito  del mercado por este tipo de operaciones, como apuesta para el futuro.

"No se puede juzgar esta inversión por el momento de su debut bursátil", dijo a la cadena CNBC el directivo de la firma financiera Nomura Anthony Di Clemente.