El Banco Central accedió a un pedido de las empresas pyme y acelera el pago de importaciones

El aumento de las reservas permite a la autoridad monetaria y al equipo económico avanzar en la regularización de deudas y reducción de los plazos de pago de importaciones

Guardar

Nuevo

Foto de archivo: un trabajador opera una máquina en una fábrica industrial en la provincia de Buenos Aires, Argentina. 1 nov, 2018.  REUTERS/Marcos Brindicci
Foto de archivo: un trabajador opera una máquina en una fábrica industrial en la provincia de Buenos Aires, Argentina. 1 nov, 2018. REUTERS/Marcos Brindicci

Mediante la Comunicación A 7990, el Banco Central accedió al pedido de sectores de la pequeña y mediana empresa (pyme) para acelerar el pago de importaciones.

Este domingo, la Confederación Argentina de la mediana Empresa (CAME) señaló en un comunicado que a partir de una reunión que la entidad tuvo con el secretario de Economía del Conocimiento, Marcos Ayerra, y con el jefe de Gabinete de la cartera económica, Miguel Schmukler, el Gobierno “dio lugar a uno de los pedidos realizados por la entidad para el sostenimiento de la actividad de las pymes”.

La medida del Banco Central permitirá el pago de importaciones oficializadas a partir del 15 de abril (es decir, desde mañana lunes) a 30 días corridos para las micro, pequeñas y medianas empresas. De este modo, señaló CAME, “se dejó de lado el sistema de pagos en cuatro cuotas del 25% del valor FOB (mercadería puesta a bordo de un transporte marítimo) a 30, 60, 90 y 120 días”.

Pago anticipado de bienes de capital

Además, el Banco Central, en coordinación con el ministerio de Economía, habilitó el pago anticipado del 20% en los casos de importación de bienes de capital, uno de los reclamos que hace varias semanas venían haciendo diferentes sectores, en especial aquellos señalados por la cuantía de sus aumentos de precios.

CAME recordó también que en respuesta a diferentes puntos que había solicitado en una reunión que tuvo hace dos semanas con funcionarios de Economía, el Banco Central modificó cierta normativa por lo que ahora las micro, pequeñas y medianas empresas hasta el llamado “Tramo I” tendrán acceso al mercado de cambios (es decir, al dólar oficial) para el pago de importación de bienes con registro de ingreso aduanero posterior al 13 de diciembre pasado en dos cuotas: un 50% al momento de su ingreso a Aduana y el restante 50% a los 30 días corridos.

El comunicado de la entidad empresaria concluye señalando la regulación de la operatoria importadora de las MiPymes que importan insumos para la industria nacional es “fundamental”.

Así, concluye, se pone el foco en el sector manufacturero, que es donde más se necesita el flujo de bienes para la producción.

En los primeros dos trimestres de 2017 el PBI acumuló un alza de 1,7% respecto de 2016.
En los primeros dos trimestres de 2017 el PBI acumuló un alza de 1,7% respecto de 2016.

Paso a paso

La medida refleja la decisión de Economía y el Banco Central de ir mejorando el flujo de pagos de importación a partir de la recomposición de las reservas de la autoridad monetaria, que en las próximas jornadas podrían -en términos netos- ingresar a terreno positivo.

A fines de enero la secretaría de Comercio definió un nuevo sistema para pequeñas importaciones vía Courier, una demanda en particular de las pymes, que desde septiembre de 2022 tenían un límite de apenas USD por mes y anunció que triplicaría el tope mensual, hasta 3.000 dólares. De ese modo, se dijo entonces, el país dejaría de ser uno de los más restrictivos de la región para este tipo de importaciones, que afectaba la provisión de repuestos, partes e insumos y las copras por plataformas, como Amazon o Alibaba.

Luego, a mediados de febrero el Banco Central dispuso el acceso de las empresas pymes al dólar oficial para cancelar deudas por importaciones, dando plazo para hacerlo hasta el 9 de marzo pasado. Esa medida dio a acceso a cerca de 10.000 micro, pequeñas y medianas empresas con deuda comercial declarada por hasta USD 500.000 para cancelar deudas con el exterior. En ese momento, mediante un comunicado, el Banco Central dispuso que las licitaciones estarán abiertas a todos aquellos importadores que tengan saldos pendientes de cancelación de su deuda registrada en el Padrón de Deudas Comerciales por Importaciones con Proveedores del Exterior”