La recaudación tributaria del primer bimestre de 2024 fue la más baja en 9 años

Los impuestos que tuvieron peor desempeño fueron Bienes Personales, Combustibles y Ganancias. En contraposición, los que más ingresos generaron para las arcas estatales fueron los vinculados al frente externo

Compartir
Compartir articulo
La recaudación del Impuesto a las Ganancias cayó 38,7% interanual real en febrero (Télam)
La recaudación del Impuesto a las Ganancias cayó 38,7% interanual real en febrero (Télam)

En un contexto recesivo, la recaudación tributaria habría caído 7% interanual real en el primer bimestre del año, siendo la más baja en 9 años, según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

Los tributos con mayor caída habrían sido Bienes Personales (64,7%), Combustibles (60,8%) y Ganancias (38,7%) y entre los de mayor aumento se encuentran el impuesto PAIS (292,4%), derechos de exportación (126,6%) y derechos de importación (26%). Por su parte, la recaudación de IVA habría aumentado un 6,8%.

En comparación a febrero del año pasado, en el segundo mes del 2024, la recaudación tributaria nacional habría disminuido un 11%. Al excluir la recaudación por tributos vinculados al comercio exterior, la caída sería del 19%.

Recaudación tributaria nacional del primer bimestre de 2024. Fuente: IARAF
Recaudación tributaria nacional del primer bimestre de 2024. Fuente: IARAF

Hay que recordar que en febrero la colocación del bono BOPREAL generó una recaudación extra en el impuesto PAIS. Analizando por tributo, la recaudación que más habría caído sería la del impuesto a los Combustibles, que lo habría hecho en un 69,8% real interanual, seguido por Bienes Personales con 66,2% y Ganancias con 38,6%.

Los tributos que más habrían aumentado en términos reales serían impuesto PAIS con 303%, seguido por derechos de exportación con 50,9% y derechos de importación y tasa de estadística con 6,6%. Por su parte, la recaudación de IVA habría aumentado un 1,8%.

El tributo que más recaudación generó en términos reales fue el Impuesto PAIS. Fuente: IARAF
El tributo que más recaudación generó en términos reales fue el Impuesto PAIS. Fuente: IARAF

Cabe mencionar que gran parte del superávit financiero de $518.408 millones alcanzado por el gobierno en enero se debió principalmente al recorte del gasto y al incremento de la recaudación del impuesto PAIS y los derechos de exportación por la devaluación del 118% concretada en diciembre. Al no preverse, según el ministro de Economía Luis Caputo, otra devaluación y con la actividad económica a la baja, que también produce una reducción de las importaciones y por tanto de la recaudación que de allí proviene, alcanzar otro superávit requerirá más ajuste del gasto, siempre que se considere que “el déficit fiscal cero es innegociable”, tal como suele repetirse en el Gobierno.

En tanto, los recursos tributarios que administra la AFIP a través de la DGI, Aduana y Anses, aumentaron más de 240,9% en comparación con un año antes, pero a diferencia de enero, ahora quedó por debajo de la tasa de inflación de los últimos 12 meses (254%).

En detalle, se destacaron los ingresos de Aduana, por efecto del salto cambiario sobre las exportaciones y la ampliación del Impuesto PAIS sobre las importaciones, principalmente.

En contraposición, aquellos vinculados con el desempeño de la actividad económica para el mercado interno y el mercado de trabajo, como son los que perciben la DGI, y Anses, se ubicaron muy por debajo de la tasa de inflación: aumentaron 220,8% y 194,4% interanual, respectivamente.

La merma en la actividad se reflejó en indicadores tales como el consumo y la producción pyme.

De acuerdo a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la industria manufacturera pyme comenzó el año con una fuerte caída. En enero, se registró una merma del 30% en la facturación del sector medida a precios constantes respecto del mismo mes del año pasado. Es el segundo mes consecutivo que la actividad fabril se retrae confirmando una tendencia preocupante. En la comparación mensual desestacionalizada, también se registró un descenso del 9,1%.

Las empresas operaron con 70,8% de su capacidad instalada, mostrando un declive de 2,3 puntos porcentuales frente a diciembre. “El sector industrial está sintiendo fuerte el deterioro en el poder adquisitivo de la gente y la pérdida de competitividad en los mercados mundiales, que afecta a las empresas de perfil exportador. Igualmente, la reducción de la producción suele ser un proceso gradual, ya que implica decisiones sobre inversiones, empleo y otros factores”, indicó el informe.

En cuanto al consumo, en las cadenas de supermercados regionales este cayó 12,8% mensual en enero y 12,4% interanual, según un relevamiento de Scanntech Argentina.

En tanto, en la semana que transcurrió entre el 10 y el 16 de febrero el consumo cayó 34,3% respecto de la semana anterior y 39,7% en relación a la misma semana del año pasado.