Con la amenaza de default de La Rioja de fondo, una calificadora le bajó la nota a otras dos provincias

Se trata de Chaco y Entre Ríos. En ambos casos, Fitch Ratings sostiene que las condiciones están dadas para que haya incumplimientos de pagos de deuda durante los próximos meses

Compartir
Compartir articulo
Logo da Fitch Ratings em seu escritório de Londres
03/03/2016. REUTERS
Logo da Fitch Ratings em seu escritório de Londres 03/03/2016. REUTERS

La situación financiera de las provincias sigue dando mucho que hablar. Primero, La Rioja dejó pasar un vencimiento de deuda por USD 26 millones (pagó USD 10 millones y busca renegociar el resto). Ahora, la calificadora estadounidense Fitch Ratings bajó el puntaje de otras dos jurisdicciones -Chaco y Entre Ríos-, con el justificativo de que se visualizan posibilidad de incumpliemiento en el futuro.

En el caso de Chaco, Fitch Ratings redujo la Calificación de Riesgo Crediticio por Incumplimiento del Emisor (IDR, por sus siglas en inglés) de Moneda Local (LC) a Largo Plazo a ‘CC’ desde ‘CCC-’

“En los próximos 12 meses, parece probable un incumplimiento de algún tipo. Chaco podría enfrentar riesgos significativos de refinanciamiento y un alto riesgo de liquidez, acompañado por un ratio de cobertura de servicio de deuda real proyectado inferior a 1x en los próximos 12 meses (en comparación con más de 2.0x en la revisión anual de Fitch en 2023), debido a una depreciación significativa de la tasa de cambio real y márgenes operativos más bajos”, explicó la calificadora.

El próximo pago semestral de Chaco en sus bonos senior no garantizados en dólares es de USD 38.8 millones, con vencimiento en agosto de 2024.

La evaluación de ‘Vulnerable’ para los gobiernos locales y regionales argentinos refleja la opinión de Fitch de que existe un riesgo muy alto de que la capacidad del emisor para cubrir el servicio de deuda con el saldo operativo se debilite inesperadamente durante el horizonte del escenario 2024-2025 debido a menores ingresos, mayores gastos o un aumento inesperado de pasivos o requisitos de servicio de deuda. “Los gobiernos locales en Argentina operan en el contexto de un marco institucional débil de ingresos, estructuras de gasto elevadas, liquidez ajustada y riesgos de tipo de cambio”, señalaron los especialistas de riesgo estadounidense.

Qué pasa con Entre Ríos

La calificación de Entre Ríos también pasó de “CCC” a “CC”. Fitch Ratings advierte que es probable un incumplimiento de algún tipo en el horizonte de los próximos 12 meses por parte del gobierno entrerriano. En concreto, espera que el ratio de cobertura de servicio de deuda real y el ratio de cobertura de liquidez de la provincia caigan por debajo de 1x. “Entre Ríos podría enfrentar riesgos significativos de refinanciamiento y un alto riesgo de liquidez”, aseguraron.

La Casa de Gobierno de Entre Ríos.
La Casa de Gobierno de Entre Ríos.

Entre Ríos también refleja un deterioro significativo del saldo operativo y la posición de liquidez. “El margen operativo fue negativo en 2023 considerando la carga de pensiones. Fitch también cree que el debilitamiento de las relaciones nacionales-provinciales y las imposiciones de ingresos recientes a nivel nacional están afectando negativamente las transferencias automáticas del régimen de coparticipación, un determinante principal de las finanzas provinciales. Estos factores resultaron en un deterioro de la calificación de sostenibilidad de la deuda de Entre Ríos a ‘b’ desde ‘aa’ en el escenario de caso de calificación de Fitch”, apuntaron.

El próximo pago principal del préstamo bancario de $40.000 millones de Entre Ríos vence en junio de 2024, y su próximo pago semestral en sus bonos senior no garantizados en dólares por USD 64 millones vence en agosto de 2024.

Asimismo, la robustez de los ingresos de Entre Ríos se evalúa como ‘Más Débil’ y refleja su alta dependencia de las transferencias federales, que representan el 62.3% (promedio para 2019-2023) de sus ingresos operativos.

“Estas transferencias federales son en su mayoría automáticas del régimen de reparto de impuestos de coparticipación, que provienen de una contraparte soberana calificada como ‘CC’. En el año 2023, estas representaron el 62,5% de los ingresos operativos de Entre Ríos. Aunque las transferencias federales de coparticipación nunca se han interrumpido a las provincias, durante el último trimestre de 2023 el gobierno impuso modificaciones relevantes (exenciones) que están afectando negativamente los recursos de reparto de ingresos federales”, explicaron desde la calificadora.

Incertidumbre por La Rioja

Aunque en términos técnicos el default todavía no fue declarado, la clara señal de dificultades financieras en La Rioja cayó mal entre inversores y bonistas, que pocos años atrás se sumaron a distintas reestructuraciones de deuda provincial.

Ahora, en medio de las presiones de los acreedores, la provincia anunció que pagará hoy USD 10 millones de intereses que correspondía depositar el día hábil previo al 24 de febrero, mientras que buscará refinanciar el resto del pago, correspondiente a intereses.

El anuncio estuvo a cargo de Ariel Parmigiani, director de Parque Eólico Arauco, el proyecto de generación eléctrica renovable que fue financiado con la emisión de deuda. El funcionario dijo que la decisión del pago está tomada, sólo resta la autorización del Banco Central para acceder al mercado cambiario y adquirir las divisas necesarias para el desembolso.